Madres, los cimientos de un hogar

Por: Nory W. Rivera

Mañana domingo, muchos países alrededor del mundo estarán celebrando el Día de las Madres. Podríamos decir que esta es una de las celebraciones tradicionales más importantes que  tenemos como pueblo y aunque algunos la cataloguen como  muy comercial, sus orígenes son muy meritorios. 

Esta es una oportunidad extraordinaria para agradecer como  familia la dedicación y el amor incondicional que nos han dado esos seres tan especiales, que pueden ser las madres biológicas, las adoptivas, las tías o las abuelas.  

Según la historia, el Día de las Madres tiene su origen en la antigua Grecia, con  las festividades en honor a Rhea, conocida como “la Madre de los Dioses”. Otros datos señalan  que en el  siglo XVII Inglaterra comenzó a dedicar el cuarto domingo de Cuaresma a las madres obreras. Ese día las excusaban de sus trabajos para que pudieran quedarse en sus casa con sus hijos y sus madres. Así nació el  "Domingo de Servir a la Madre". Se preparaban platos y postres especiales para compartir en familia.

En Estados Unidos el Día de las Madres comenzó a celebrarse a principios del siglo 20 por iniciativa de  Anna Jarvis quien comenzó un movimiento para establecer un día en que todos los niños   homenajearan a sus madres. Dice la historia que esa lucha la ayudó a salir de una profunda depresión tras la muerte de su propia madre.

Con el pasar del tiempo el Día de las Madres se ha convertido en una celebración en casi todo el mundo, aunque no se celebre precisamenet mañana.

Por ejemplo, en este lado del planeta algunos de los países que como nosotros estarán de  celebración mañana son  Chile, Colombia, Venezuela,  Perú y Cuba, mientras que en el Viejo Mundo Alemania, Austria, Finlandia, Italia, Croacia, Estonia, Suiza y hasta en la República Checa también estarán de fiesta.    

Sin restarle mérito a la labor admirable que realizan muchos hombres para sacar adelante a sus hijos, la madre es típicamente el centro del hogar y podríamos compararla con los cimientos de una estructura. Una base débil tendrá como resultado una estructura frágil, que puede derrumbarse fácilmente, mientras que unos cimientos sólidos sostendrán una estructura que podrá soportar los embates del tiempo y aún la más fuerte tempestad.

Aunque ser madre nunca ha sido tarea fácil, estos tiempos difíciles   presentan aún mayores retos. Son muchas las que tienen  que hacer malabares para cumplir con sus responsabilidades laborales y dar el 100% en la crianza de sus hijos. ¿Y cuántas no conoce usted que han posterado sus sueños  para que sus hijos puedan alcanzar los suyos?

En la revista Construcción queremos rendirle un sencillo homenaje a   esas madres hacen posible que el país cuente con ciudadanos de bien. Especialmente queremos rendir tributo a aquellas quienes de alguna manera forman parte de  la  industria de la construcción, la banca hipotecaria y los bienes  raíces. 

Hoy les presentamos las historias de cuatro extraordinarias   profesionales: la arquitecta Gisela Enid Báez Toro, Wilma Soto, gerente de grupo de FirstMortgage; Karina Jové, coordinadora de Comunicaciones y Asuntos Corporativos para CEMEX Puerto Rico, e   Ivonne Rodríguez, gerente de Operaciones y agente general de   Mortgage Guaranty Insurance Corporation (MGIC.) en Puerto Rico. Ellas nos permitieron visitar ese espacio tan íntimo que comparten con sus tesoros, que les sirve de oasis y les ayuda a recargar baterías.

A todas las que nos siguen semana tras semana, ¡muchas felicidades!