Noticias - Actualidad

Aliados para combatir la construcción informal

Por: Jomar José Rivera Cedeño/ jomar.rivera@gfrmedia.com

Trabajar unidos con las agencias reguladoras del País para procurar un reconstrucción segura. Ese es el compromiso que hicieron los principales colegios y asociaciones relacionadas a la industria de infraestructura en busca de una construcción responsable tras el paso del huracán María. 

“Entendemos la necesidad de una pronta recuperación para estabilizar la vivienda y los servicios básicos de los ciudadanos que se afectaron. No obstante, no podemos permitirnos caer de nuevo en la trampa de perder el control de los procesos correctos de construcción, lo cual nos ha traído a donde estamos”, destacó Pablo Vázquez Ruíz, presidente del Colegio de Ingenieros y Agrimensores de Puerto Rico (CIAPR). 

Vázquez Ruíz reveló que su organización ha estado en contacto con la Oficina de Gerencia de Permisos (OGPe), la Junta de Planificación (JP), la Agencia federal de Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), los secretarios de Estado y de Desarrollo Económico y las demás asociaciones con injerencia en aspectos de infraestructura para asegurarse de que el proceso de reconstrucción permanente cuente con los criterios correctos y la participación de profesionales licenciados de ingeniería, arquitectura y agrimensura en las diversas etapas del proceso. 

SI TE INTERESA: Azul Tiffany

“Estamos compilando el banco de talentos de las diferentes profesiones con diversas especializaciones que estarán disponibles para el proceso de reconstrucción. La información está siendo provista a FEMA para que estos sean considerados al momento de que se emitan contratos y órdenes de servicios profesionales. Al presente, existen miles de profesionales en Puerto Rico necesitados de oportunidades de dar servicios. Dado el problema de colapso económico del sector de la construcción, lo justo en este momento es que se emplee a esos profesionales que han sido afectados por la crisis económica de los pasados años. Ya hemos estado en contacto con empresas que tienen ‘preplaced contracts’ con FEMA en búsqueda de pequeñas empresas de servicios profesionales a nivel local”, informó el presidente. 

El CIAPR, según adelantó, presentará propuestas sobre aspectos que deben tomarse en cuenta por parte de las agencias reguladoras, como atender la fragilidad de la infraestructura crítica (como ahora vemos), y poner mayores restricciones a la construcción en áreas de susceptibilidad. 

SI TE INTERESA: Reencuentro con lo esencial

Del mismo modo, la presidenta del Colegio de Arquitectos y Arquitectos Paisajistas de Puerto Rico (CAAPPR), Ivonne M. Marcial, reconoció las prioridades a corto plazo luego del huracán María. No obstante, destacó la importancia de establecer alianzas entre los gremios de la construcción y el diseño para que aporten “cada una según su pericia”. 

“Nuestro norte es comunicar que solo en solidaridad, en alianzas y cooperación entre todas las partes, lograremos construir un Puerto Rico más seguro para todos los sectores de la población”, dijo Marcial, al mencionar su preocupación tras leer en los medios expresiones de poblaciones que han adelantado sus intenciones de comenzar la reconstrucción de sus viviendas mediante el uso de croquis y materiales restantes impactados durante el fenómeno. Marcial hizo un llamado a los afectados para que se informen con un profesional de la arquitectura o la ingeniería para garantizar que procedan a realizar una reconstrucción segura, de manera que no se repita la historia de la construcción informal en Puerto Rico, que sufrió el mayor impacto de todos los tiempos.

SI TE INTERESA: Construcción en la era digital

Derecho de todos

La presidenta del CAAPPR expresó que este es el momento para atacar un problema al cual se le ha dado “oídos sordos” por demasiado tiempo, y se comprometió a buscar una solución entre todos los componentes de la industria de la construcción para que las personas con menor poder adquisitivo puedan tener el mismo derecho que cualquier otro ciudadano de contar con una estructura segura.  

A corto plazo, el Colegio informó que, en alianza con el Instituto Americano de Arquitectos, se ofrecerá un taller para capacitar a arquitectos e ingenieros en la evaluación de daños junto a FEMA, mediante talleres del Safety-Assessment Program (SAP). 

Más adelante, el CAAPPR retomará sus planes de alianza con el proyecto ENLACE para adiestrar a los representantes de pequeñas empresas comunitarias de construcción, mediante talleres y opúsculos  diseñados en un junte multidisciplinario del sector.

Vital la educación

El arquitecto Ricardo Álvarez-Díaz insistió, por su parte, en que la mejor manera de levantar a Puerto Rico es poniendo a la disposición de la población todos los componentes para educar sobre la importancia de construir con los códigos vigentes. Coincidió con Marcial en la necesidad de que los profesionales locales sirvan como recursos, mediante la Ley del Buen Samaritano, para apoyar a ciudadanos que no tienen la facilidad económica para contratar a un experto en el área. 

SI TE INTERESA: El ascensor multidireccional

“No es momento de construir de forma informal, tenemos que aprovechar a María para recordarnos la importancia de la construcción formal y que podamos tener una mejor calidad de vida durante otra catástrofe”, precisó el arquitecto.

Listos para aportar

Asimismo, el Colegio de Diseñadores- Decoradores de Interiores de Puerto Rico (CODDI) trabaja para reabrir sus puertas y continuar ofreciendo servicios a los colegiados. “Reconocemos que nuestros profesionales son pieza vital para el rediseño y desarrollo de la infraestructura de nuestro país y deseamos incorporarnos a esos esfuerzos”, manifestó la presidenta del CODDI, Ingrid Velázquez. 

Los miembros del colegio, cuentan con el conocimiento para rediseñar y trabajar interiores como cocinas, baños y oficinas. 

“Un diseñador de interiores puede ayudar a reconstruir cualquier espacio. Además, siempre estamos dispuestos y a la vanguardia para colaborar con la comunidad. En estos momentos, nos encontramos identificando sectores que necesiten de nuestra ayuda y exhortamos a cualquier organización y/o entidad que desee nuestra cooperación a que se comunique con nosotros para ver de qué forma podemos aportar”, informó. 

SI TE INTERESA: Inauguran SealMaster en Puerto Rico

El diseño de interiores es una pieza fundamental en la vida cotidiana y en estos momentos de reconstrucción su importancia se intensifica aún más. 

“Diseñamos interiores para que suplan una necesidad vital y cumplan con códigos de salud y seguridad y así evitar tragedias futuras”, sostuvo la interiorista. 

“Como parte del CODDI, tenemos la importante encomienda de ayudar al rediseño y reconstrucción de nuestro País. Esto no significa opulencia o lujo, sino, calidad de vida para las personas que disfrutarán del espació”, añadió. 

“No es tiempo de darse por vencido, es tiempo de colocar nuestros talentos a merced del más necesitado y brindar de nuestro conocimiento como mejor podamos”, concluyó Velázquez.