Noticias - Actualidad

Alternativa al alto costo del acero

Por: Guillermo Álvarez| atscements@gmail.com

Todos conocemos del dramático aumento en el costo del acero y como resultado, el incremento en los costos de la construcción. En una industria que ya venía sufriendo por esta última década, tuvimos el impacto del huracán María -que casi paralizó la industria por dos meses- y si a eso le añades la escasez de empleados diestros porque se han retirado, más los que emigraron a los Estados Unidos, es momento de analizar dónde surgen las oportunidades.

Por años se han buscado nuevas técnicas, materiales y sistemas de construcción para lograr mayor eficiencia y construcciones más sustentables, desde el punto de vista económico y ecológico.

En los últimos años se han utilizado fibras de refuerzo para el concreto con la intención de aportar refuerzo secundario e incluso, hasta reemplazo de acero de refuerzo, especialmente en pisos de concreto sobre tierra. Dicha tecnología ha cobrado mucho auge y se han introduciao al mercado muchos tipos de fibra. Principalmente la fibra se ha usado en losas de techo porque reduce las grietas y aumenta la densidad del concreto evitando filtraciones.

SI TE INTERESA: Comienza la construcción de la nueva fase de Las Vistas

Principales aportaciones de la fibra a la industria del concreto y la construcción:

1. Reduce las grietas por asentamiento. 

2. Reduce las grietas por contracción plástica. 

3. Aumenta la resistencia a la abrasión y al impacto.

4. Disminuye la permeabilidad en la superficie.  

La industria ha generado dos tipos de fibra: las microfibras (típicamente de polipropileno o polietileno nilón) y las microfibras de mayor tamaño (típicamente de metal), que se usan principalmente para reemplazar las mallas electrosoldadas (“wire mesh”) o varillas de refuerzo #3 y #4.

Es entonces que surge como una excelente aportación a la tecnología del concreto el incorporar la fibra de celulosa que, dependiendo de la dosificación, podría obtener los beneficios de microfibra o macro fibra. 

Pero hay una cualidad más importante que solamente ofrece la fibra de celulosa. Es, posiblemente, una aportación que revoluciona la industria del concreto y la construcción: me refiero al “internal curing”.

SI TE INTERESA: Vivienda modular después de los huracanes Katrina y Sandy

Los que conocen de concreto saben que justo al aplicarlo no se endurece apropiadamente si se deja secar, pues perdería la humedad que necesita para endurecerse demasiado rápido. 

Es por esta razón que el curado es una fase crucial para lograr una calidad óptima del producto. Curar el concreto significa ayudarlo a retener la humedad que necesita por los primeros siete días, el tiempo más importante para este material. Existen varios métodos de curado, como por ejemplo, inundar la superficie o aplicar curadores químicos, pero así solo logras curar la superficie exterior. Aquí es donde la fibra de celulosa ofrece su máxima aportación con el curado.

La fibra de celulosa absorbe agua hasta en un 85% del volumen de su cuerpo. Esta agua se la devuelve al hormigón cuando comienza la reacción química exotérmica natural de endurecimiento. Esa agua se la devuelve lentamente según el concreto la va necesitando y las mismas virtudes que logras con los métodos de curado, los logras en toda la masa de tu concreto. 

SI TE INTERESA: Celebrarán subasta pública de propiedades en el Centro de Convenciones

Con tan solo añadir 1.5 libras de fibra de celulosa por yarda cúbica lograrás un súper concreto con los mismos beneficios que logras con las otras fibras, además:

1. La fibra de celulosa es la única que absorbe todas las técnicas de color y es totalmente invisible al ojo humano en la superficie terminada.

2. No tiene ningún efecto en el “slump” del concreto.

3. Reduce hasta en un 85% el desarrollo de grietas por encogimiento plástico o por temperatura.

4. Mejora la resistencia a abrasión e impacto hasta un 16% más que las otras fibras.

5. Extiende por dos horas más la deformación del concreto por causa de incendios.

6. Posee una cobertura de superficie hasta 25 veces más que otras fibras.

7. Supera la fuerza en tensión por más de 50% que las otras fibras.

8. Ofrece hasta 16 veces más fibras por libra que la competencia.

9. Es un producto totalmente sustentable, mientras que las de propileno no son amigables al ambiente.

SI TE INTERESA: Realtors le dan "like" a la voz de los estudiantes

10. Concretos con fibra de celulosa alcanzan 155 mayor fuerza de compresión versus los resultados con otras fibras.

11. Extiende -por 355 más- la durabilidad del concreto.

12. Levanta la densidad del concreto al máximo, logrando concretos casi impermeables.

13. Es la única fibra en el mundo que puede ser dosificada en plantas de concreto de manera automatizada, como cualquier otro aditivo.

Entonces, en estos tiempos del alto costo del acero de refuerzo, la fibra de celulosa se presenta como una excelente opción al reemplazo en pisos de concreto ofreciendo grandes ahorros en material y mano de obra. Además de acelerar significativamente el tiempo de ejecución.

Esta aportación podría resultar en un ahorro de hasta un 40% en los costos directos e indirectos de la actividad del acero de refuerzo y resultaría en enormes ahorros con la extensión de sobre 30% de la durabilidad del ciclo de vida del concreto. 

Además, la protección al acero de refuerzo produce un concreto de alta densidad en su volumen que solo es posible alcanzar con el “internal curing”, minimizando a futuro problemas de deterioro del concreto, sujeto al ataque natural de los elementos de la naturaleza a los que nuestras estructuras están sujetas todos los días.