Noticias - Hogar y Decoración

Atípico y bien diseñado

Por: Militza Suárez Figueroa

Los buenos arquitectos tienen dotes de mago. Y cuando trabajan para clientes con "design sense", los proyectos siempre tienen resultados fantásticos. Así ocurrió con este trabajo de la Arq. Marta M. Cubiñá en un atípico condominio en Condado. El mismo cuenta con "townhouses" con patios pequeñitos y escalones grandes que dan al estacionamiento.

“Mi clienta quería incluir algo de agua, algo como un jacuzzi y también un área de estar. Quería abrir la casa más y maximizar la conexión con el exterior”, relata la arquitecta, fundadora de la firma Inmueble.

La propuesta de la arquitecta ofreció eso, y más (incluso un espacio de almacenaje para equipos deportivos). Diseñó un espacio lúdico al que se accede por la cocina de la propiedad. Para conectar visualmente ambas áreas y dar la sensación de amplitud, utilizó la misma losa de piso que tenía el interior, una que imita madera.

“Por razones estructurales no podíamos excavar para hacer el "jacuzzi tub", así que para que no fuera tan masivo, tiene un cristal que lo hace ver liviano. Es monolítico y se hizo en el mismo "site", en concreto pulido, al igual que las paredes del perímetro”, explica esta sanjuanera egresada de la Catholic Univerity of America, en Washington DC.

SI TE INTERESA: El diseño de interior para una buena decoración

El diseño de esa pieza de 6.5’ por 7.5’ lo completa un velo de agua que le sirve de fondo. Para recubrirlo eligió mármol en un tono neutro con mucha textura porque, según ella misma dice, recomienda “una base 'timeless' y sencilla que te sirva de canvas y en los elementos decorativos se le da el color”.

Sentarse entre colores

El área de estar consta de un sofá tipo "built-in", también en concreto pulido. Es ancho, de modo que el usuario se puede hasta recostar cómodamente sobre los cojines de diversos estampados y colores, todos escogidos por la dueña de la propiedad. Le flanquea de un lado y en medio del mueble, jardineras que recubrió con losa.

“La losa es criolla y tiene un elemento gráfico para contrastar. Lo eligió mi clienta, que es más atrevida y de gusto más 'funky'”, revela la también diseñadora de muebles y repisas.

Al espacio le hacía falta algo de arte. Los propietarios querían algo colorido. Luego de barajear opciones, Marta llegó con una idea interesante. En la tienda Ibertile encontró unas losas como impresas de dos distintos formatos; uno de ellos con dibujos a lo Andy Warhol. Las colocó formando como un crucigrama con una base “para que luzcan como flotando”, indica la arquitecta.

SI TE INTERESA: Ikea se reinventa para su apertura en la India

Unas cuantas plantas verdes, algunos accesorios con color y, claro, para llegar al portón de salida, una pared amarilla que le va de maravilla al tono turquesa en el cristal del jacuzzi. Solo se agrega agua y todo estará listo para la velada.

“Creo que la clave es que la clienta está dispuesta a tomar retos, y el contratista fue muy perfeccionista con los detalles. Sus terminaciones apoyaron el proyecto”, establece Marta sobre el trabajo, que hasta resistió muy bien los embates del huracán gracias al sistema de desagües lineales diseñados para evitar que el agua entrara en la casa.