Noticias - Opinion

Dialogando Verde: Cuando el agua te llegue a los pies

Por: Dr. Fernando Abruña Charneco, FAIA/ Especial para Construcción
Dr. Fernando Abruña Charneco (Suministrada)

El Comité Intergubernamental de Cambio Climático ha pronosticado para el área del Caribe eventos extremos de lluvia y períodos de sequía extensos. Los fenómenos de lluvia causarán inundaciones repentinas que te forzarán a tomar acción inmediata. 

Cuando el agua te llegue a los pies, el cambio climático dejará de ser una abstracción y se convertirá en una realidad cotidiana con la que tendrá que lidiar frecuentemente. Cuando esto ocurra (y ya ocurre en algunos sectores de la Isla), se tendrá que remediar con estrategias de resiliencia y adaptación. Algunas de ellas para atender de inmediato una situación y otras para atender escenarios a largo plazo. 

Si se te inunda la casa por estar en lugares bajos en centros urbanos tienes la opción de:

(1) Levantar barricadas temporales en las puertas de entrada a manera de pequeños diques que eviten el paso de las aguas al interior.

(2) Subir los muebles sobre bloques de cemento para que no se arruinen. Los gabinetes de piso de cocina tendrán más sentido si en lugar de tener una faja de madera en contacto con el piso, se levantan sobre patas de metal.

SI TE INTERESA: “Networking” es la base de cualquier negocio

(3) Construir un dique permanente de hormigón en las entradas.

(4) Remueva la bañera y sustitúyala por una ducha. Esto permite que el drenaje de la ducha quede a nivel del piso y que en un evento de inundación pueda ayudar a desaguar la casa.

(5) Subir el nivel de piso rellenando el mismo con piedras y sellándolo con una losa de hormigón. Esto ayudará a mantener una altura de plafón razonable. No obstante, la actual reglamentación requiere una altura mínima de ocho pies. Para poder atender esta situación será necesario enmendar los reglamentos de edificación actuales y permitir, en aquellas zonas de alto riesgo, variaciones que le den paso a las poblaciones vulnerables atender su necesidad con estrategias sencillas de fácil aplicación.

(6) En viviendas de dos pisos tienes la opción de reorganizar su interior para que los espacios más importantes ocurran en el segundo nivel y queden protegidos del daño que la entrada de las aguas puede crear.

SI TE INTERESA: La Autoridad de Energía Eléctrica: Modelo para construir un mejor país

(7) En los suburbios, si no mantienes el nivel de los pastos alrededor de tu casa a una altura aceptable, las lluvias tendrán un impacto adicional que ocasionarán un aumento en el nivel freático potenciando la entrada de agua al interior.

(8) Crea una trinchera de piedras alrededor del perímetro de la casa. Si la haces más profunda frente a las entradas, permitirás que el agua se acumule de forma temporera en esa cavidad y las reducirás por infiltración y posteriormente por evaporación.

(9) Los techos naturados (“green roofs”) ayudarán a que parte de las aguas permanezcan por un período de tiempo más largo en el techo, antes de derramarse en los patios y carreteras. Esto evita el riesgo de inundaciones en la ciudad.

(10) Cosechar aguas de lluvia mediante una cisterna, también ayudarás a mitigar el impacto del caudal de agua que cae en un lugar y tiene el beneficio adicional de reducir tu consumo mediante la reutilización de estas aguas para uso doméstico no potable.

SI TE INTERESA: ¿Estás protegido con un buen seguro en caso de huracán?

(11) En la medida que se te haga posible, reduce las superficies impermeables. El carril de entrada a tu marquesina le dará propiedades resilientes a tu casa si este se construye con grava en lugar de hormigón. 

El autor es arquitecto practicante, catedrático retirado de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Puerto Rico, “fellow” del American Institute of Architects, fundador y pasado presidente del US Green Building Council del Caribe y la autoridad reconocida sobre el tema en Puerto Rico. Para más información, escriba a dialogandoverde@gmail.com