Noticias - Arquitectura

Diana Luna Serbiá asume las riendas del CAAPPR

Por: Jomar José Rivera Cedeño| jomar.rivera@gfrmedia.com

Se considera una mujer “con una enorme responsabilidad” por las oportunidades que se le han presentado como arquitecta y restauradora del patrimonio construido. Diana Luna Serbiá, quien recientemente fue electa como la nueva presidenta del Colegio de Arquitectos y Arquitectos Paisajistas de Puerto Rico (CAAPPR), no deja de sentir agradecimiento por el respaldo de los colegiados y los logros que -desde ya- ha comenzado a obtener en esta jornada “que estará repleta de retos”. 

Aunque no niega que la integración de la mujer a la arquitectura “se ha puesto de moda” desde hace poco tiempo, gracias a su estructura, disciplina y conocimiento ha podido llevar cómodamente diversas funciones relacionadas con su gran pasión: las edificaciones y la historia de Puerto Rico.

Es por eso por lo que la profesora de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Puerto Rico (UPR) se ha podido desempeñar como presidenta del Instituto Americano de Arquitectos, Capítulo de Puerto Rico; directora de la Oficina de Zonas Históricas del Instituto de Cultura Puertorriqueña, de donde pasó a ocupar la posición de directora ejecutiva de la Directoría de Urbanismo en el Departamento de Transportación y Obras Públicas. Además, del 2016 al 2018 también fue decana asociada en la Escuela de Arquitectura de la UPR. 

SI TE INTERESA: Argos anota en grande con el Mercedes-Benz Stadium en Atlanta

“Al final del camino no se trata de ser hombre o mujer, se trata del mensaje que transmitimos, de hacer política pública en el Colegio y dar a conocer la profesión”, aseguró Luna Serbiá, quien además fungió como consultora para proyectos de Gobierno, fue coordinadora de proyectos urbanos para varios municipios de Puerto Rico y estuvo a cargo de la preservación de proyectos históricos como el Teatro Guayama, la Casa Palés Matos (ambos en Guayama) y la iglesia San José en el Viejo San Juan. 

Aunque lleva poco más de 30 años como parte del CAAPPR, su elección como presidenta la describe como un “peldaño profesional”. Reconoció que en el Colegio ha tenido predecesores que han hecho trabajos extraordinarios, por lo que, bajo su incumbencia, sus esfuerzos estarán dirigidos a intensificar la educación continua, elevar la profesión a nivel académico y la creación de nuevos espacios de capacitación para profesionales graduados y en formación. 

SI TE INTERESA: Reconocen a arquitectos puertorriqueños en Florida

“Lo primero que hice cuando presenté mi oferta para la presidencia fue leerme las Leyes y Reglamentos”, confesó la catedrática. “Si uno va a aspirar a algo tiene que educarse. Ahora mismo en el Colegio no existe una oferta de cursos en línea y esto es importante para que los colegiados puedan cumplir con sus horas de educación continua”, aseveró. 

También, como parte de su programa de trabajo, se encuentra establecer la Biblioteca del CAAPPR. Muchos de los libros que han logrado compilar han sido escritos por colegiados y pasados presidentes y “son documentos que tienen que abrirse a la comunidad”. 

Otro de los objetivos principales de esta guayamesana de corazón es dar a conocer la función y el trabajo de los arquitectos paisajistas. “Mi compromiso es la divulgación de su profesión”, expresó. “Ellos (los arquitectos paisajistas) siempre han estado integrados en la agenda del Colegio y cuentan con su presidente, Edmundo Colón Izquierdo, quien está dentro de la junta de gobierno y se encuentra activo en temas de actualidad que los posiciona como figuras importantes en el tiempo histórico que estamos viviendo”, mencionó mientras daba a conocer que hace unas semanas le tocó discutir junto a Colón Izquierdo el Plan de Desarrollo Económico que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) está promulgando y "salieron unas propuestas interesantes". 

SI TE INTERESA: Un paseo en manos de los dioses en las montañas de Vietnam

¿Piensa -a través del CAAPPR- nombrar otras zonas históricas?

"Sería maravilloso. El Colegio tiene varias comisiones y comités, entre ellos existe el Comité de Patrimonio y dentro del plan de trabajo que aprobó la junta y la matrícula, el tema de la conservación es prioridad. Ese comité se convertirá en comisión para que tenga más poder y pueda ejecutar proyectos.

Por ejemplo, el centro urbano de Yauco tiene algunas estructuras designadas como históricas, pero no es una zona. Me gustaría que la ciudadanía propusiera zonas para preservar no solo las edificaciones, sino los contextos", respondió al recordar que la última zona histórica que trabajó fue la del Sagrado Corazón que se obtuvo en el 2014. 

Durante su liderato, la arquitecta quiere llevar el mensaje de que "hay que salir de San Juan" al demandar la necesidad de arquitectos que trabajen a nivel Isla y que puedan tomar decisiones inteligentes en los municipios. 

SI TE INTERESA: Qatar 2022: la impresionante arquitectura que lucirán los estadios

"El tema de la conservación del patrimonio -tanto histórico como natural- va directamente ligado al desarrollo económico de Puerto Rico. La isla tiene un suelo limitado. Los 78 centros urbanos han sufrido pérdidas de habitantes y comerciantes con los años, sin embargo, la estructura se queda y con ella la historia. Así que, si uno pudiera reenfocar en la inversión de esos centros, el 50% de la situación estaría atendida en cuestión de sustentabilidad”, recalcó. “El Puerto Rico que aspiramos todos tiene que tener un balance entre el patrimonio construido y el patrimonio natural. De esta manera, la arquitectura puertorriqueña siempre vivirá", concluyó.