Noticias - Arquitectura

Diseño innovador para una fuerza laboral de “millenials”

El “branding” de Aon Hewitt se utilizó para crear un ambiente idóneo para “millenials”, incorporándolo a los espacios para darle vida y color, aparte de llevar mensajes de motivación, ética de trabajo y filosofía de servicio. (Suministrada)

La firma de consultoría de recursos humanos y beneficios de empleados Aon Hewitt recientemente realizó una expansión de su centro de llamadas de beneficios de empleados, en el cual ahora más de 900 empleados atienden sobre 200,000 llamadas de personas de Puerto Rico y Estados Unidos para orientar y resolver situaciones sobre sus planes médicos, planes de retiro y otros beneficios.

El nuevo centro, con lo último en tecnología y seguridad, ahora ocupa 60,000 p/c en cinco pisos del edificio Plaza 273 en Hato Rey, después de una inversión de más de $8 millones.  El diseño estuvo a cargo del arquitecto Rafael Castro, quien junto a Eunice Aponte, directora general de Aon Hewitt, trabajaron para crear un espacio especial, maximizándolo para poder sentar a más de 900 personas, a la vez que se convirtiera en un sitio de trabajo agradable para los empleados, de los cuales 78%  son “millenials”.

Castro estuvo involucrado en el proyecto desde la búsqueda del espacio a donde se debía mudar el centro de llamadas de 200 asientos que existía en aquel momento y expandirse al tamaño actual.  “Buscamos el edificio y se diseñó pensando en otra expansión futura”, dijo Castro.  

SI TE INTERESA: "Se vende casa por dueño..."¿O lo hago con un agente?

Todos los pisos cuentan con un “wellness room” con botiquín de primeros auxilios y una butaca   de relajación, donde pueden acudir las madres lactantes o cualquier empleado que no se sienta bien de salud. También se  puede  utilizar para vacunaciones y clínicas de salud.  Además, cuentan con baños de género neutral, a tono con las nuevas exigencias del mundo laboral y respetando la diversidad actual.

Las áreas comunes de meriendas y almuerzo están diseñadas para propiciar ambientes de colaboración con mesas que se pueden mover para pegarlas o removerlas, en caso de actividades. Entre las áreas comunes  hay dos terrazas con vegetación y sombrillas, además de mesas y sillas.  “Queríamos proveerles [a los  representantes de servicio] espacios donde tengan la oportunidad de desconectarse y recargar energías”, explicó Aponte.  “Para los ‘millenials’ tener contacto con aire libre es importante y por eso  quisimos que estas terrazas, poco usuales en la Milla de Oro, estuvieran accesibles para todos los empleados,” indicó el arquitecto Castro.

SI TE INTERESA: The Ritz-Carlton de San Juan XX años de arquitectura excepcional

El “branding” de Aon Hewitt también se utilizó para crear un ambiente idóneo para “millenials”, incorporándolo a los espacios para darle vida y color, aparte de llevar los mensajes de motivación, ética de trabajo y filosofía de servicio.  “Aparte de servirnos como una forma de darle uniformidad a los cinco pisos y al diseño, la generación de los ‘millenials’ es híper-gráfica, por lo tanto las imágenes de la identidad corporativa de Aon Hewitt nos sirvieron para ambientar los espacios de forma contemporánea”, indicó Castro. La decoración con imágenes gráficas gigantes del centro de llamadas en San Juan ha servido de punta de lanza y ahora las oficinas centrales de la empresa en Chicago están siendo remodeladas con ese concepto.

Los espacios de techos altos fueron remodelados con un estilo “industrial chic. Este estilo, junto a los cristales utilizados en muchas áreas, brindan claridad a los espacios comunes, las oficinas y los salones de conferencia.  

SI TE INTERESA: Iglesia San Jorge, en restauración ante el Centenario

El arquitecto, a su vez, enfatizó que el edificio es uno de los pocos en la Isla con mármol travertino en su exterior, en los vestíbulos de los ascensores y algunos pisos. Por tanto, se utilizaron paneles de madera clara que emularan este material, pero con un lenguaje moderno.

Para el resultado final de este proyecto  fue crucial que el cliente estuviera   interesado e involucrado en el diseño del nuevo centro, pues así es que un proyecto logra el objetivo que el cliente necesita y quiere. “Tener conversaciones abiertas, escuchar y mantener ambientes de colaboración nos caracteriza como organización, así que nuestra relación con Castro y los suplidores encargados es un reflejo de cómo trabajamos día a día”, indicó Aponte. 

“Para nosotros era importante que nuestros representantes de servicio fueran los protagonistas y los beneficiados del resultado final”, concluyó Castro.