Noticias - Actualidad

En la mesa del diálogo

Por: Jomar José Rivera Cedeño| jomar.rivera@gfrmedia.com

Con el fin de orientar y aclarar dudas sobre la Orden Ejecutiva 2018-003, que prohíbe precios excesivos en la venta de materiales de construcción como consecuencia del aumento de precios, el secretario del Departamento de Asuntos al Consumidor (DACO), Michael Pierluisi, ofreció una presentación ante los componentes de la Asociación de Comerciantes en Materiales de Construcción (ACMC). 

“Después del huracán María buscamos una orden efectiva, justa, balanceada y que tomara en cuenta todos los intereses. Era una orden necesaria y esperamos que cuando venza o antes podamos ver los resultados”, dijo Pierluisi en defensa de la orden que no admite como precio regular cualquier aumento en el costo de adquisición o producción del artículo desde el 3 de septiembre de 2017 en más de un 15 por ciento. 

Durante la actividad, celebrada en el salón de banquetes Los Chavales en Hato Rey, el ejecutivo repasó que los costos de los materiales de construcción estuvieron congelados por un período de 94 días después del huracán Irma y posteriormente entraron en un proceso de monitoreo. La orden respondía a proteger al consumidor y tenía la intención de asegurar que no se aumentaran los precios de forma desmedida y advertía una orden de control de precios si se observaban aumentos irrazonables. 

SI TE INTERESA: CAAPPR insta a la ciudadanía a prepararse y adaptarse de forma permanente

Asimismo, Ana Bidó, presidenta de la ACMC, defendió que algunos de los aumentos en los precios de los materiales de construcción se deben a que los vendedores, distribuidores y productores de esos artículos han incurrido en gastos adicionales para sufragar el aumento en los costos de los insumos de producción, el alza en los valores de operación debido a la fragilidad del sistema eléctrico de Puerto Rico, el aumento en la transportación y acarreo, así como las inversiones necesarias para expandir la oferta de sus productos.

“Estamos agradecidos con el secretario del DACO por estar abierto al diálogo y escuchar nuestras preocupaciones”, expresó Bidó. “Ya concluida la actividad, veo cómo los miembros de la asociación se marchan más relajados y optimistas con la regulación. Al final del día, todos somos consumidores y eso es algo que tenemos muy claro”, añadió.