Noticias - Opinion

¿Estás protegido con un buen seguro en caso de huracán?

Por: Alfredo Báez-Maldonado
Alfredo Báez-Maldonado (Suministrada)

En Puerto Rico, la temporada de huracanes comienza el 1 de junio, y para miles de dueños de hogares y negocios esto significa tomar medidas para enfrentar los riesgos que representa esta eventualidad. Generalmente, nos preparamos cuando nos avisan que un evento atmosférico está cerca de la Isla y consideramos estar “preparados” si tenemos linternas, botiquín de primeros auxilios, comidas en envases no perecederos y tormenteras, entre otros. Por otro lado, para estar verdaderamente protegidos contra el potencial de grandes pérdidas, debemos contar con las cubiertas apropiadas de seguros para proteger nuestro hogar y el negocio, que es lo que provee su sustento y el de sus empleados. Esta protección debemos tenerla, aunque la propiedad no esté financiada.

“El proceso de adquirir una póliza que ofrezca protección contra huracanes, vandalismo, inundaciones y terremoto no debe tomarse a la ligera y es tan básico como el resto de los pasos que tomamos para preparar nuestros hogares y negocios contra un evento como un huracán”, dijo el Lcdo. Alfredo Báez-Maldonado, presidente de FirstBank Insurance Agency. “Una pérdida catastrófica de la propiedad, puede dislocar las finanzas familiares y limitar la continuidad de su negocio. No es complicado adquirir estas cubiertas, que podrían representar la tranquilidad mental y económica de saber que uno le brinda a su hogar y a los suyos la mejor protección posible”, añadió. 

SI TE INTERESA: “Networking” es la base de cualquier negocio

FirstBank aconseja:

1. Organiza un plan de emergencia familiar y de negocio, para estar bien preparado en esta época de huracanes. 

2. Asegúrate de que el programa de seguros que protege tu propiedad está al día e incluye cualquier mejora que le hayas hecho al hogar.

3. Infórmate de los riesgos más comunes en tu comunidad. Cerciórate de que tu casa o negocio está en buen estado para sostener las inclemencias del tiempo. 

4. Toma fotografías de tu residencia, propiedad y posesiones. En caso de que tengas que hacer una reclamación al seguro, te pueden servir de prueba para sustentar tu petición.

Los bancos e inversionistas de hipotecas requieren que, al momento del cierre y durante la vida de esta, el comprador mantenga una póliza que asegure la propiedad contra posibles daños, tales como huracanes, fuegos, vandalismo y terremotos. El límite asegurado debe cubrir hasta 100 por ciento del costo de reemplazo del daño causado por cualquiera de estas eventualidades. Además, la ley federal requiere la adquisición de una póliza contra riesgo de inundaciones a todo propietario cuya vivienda se encuentra en áreas inundables y cuyo financiamiento está asegurado a través de agencias, como la Administración de Vivienda Federal (FHA) y Veteranos.

SI TE INTERESA: La Autoridad de Energía Eléctrica: Modelo para construir un mejor país

“El obtener y mantener al día las pólizas de seguro, pueden ser la diferencia entre que una persona pueda recuperar su hogar o negocio –y su bolsillo– o tener que comprometer sus ahorros para recuperarse de los daños sostenidos”, aconsejó el licenciado. “Es recomendable comenzar los trámites de renovación de las pólizas 60 días previos a la fecha de vencimiento y utilizar los servicios de un intermediario de seguros y revisar los valores asegurados en la póliza cada dos o tres años”, agregó. 

El departamento de Servicio al Cliente de FirstBank Insurance Agency, cuenta con un personal licenciado para orientar al cliente, con el objetivo de ofrecerle la mejor protección disponible y tramitar cualquier reclamación. Para más información sobre los productos y servicios de FirstBank Insurance Agency, comunícate al 787-292-4380.