Noticias - Actualidad

Ferretería ACE Arilope: 50 años de un trabajo bien hecho

Por: Nelson Gabriel Berríos/ Especial para Construcción

Aún recuerdan el pequeño negocio de ferretería que abrían cuando levantaban la puerta de garaje de su casa de dos pisos. Allí, vendiendo tuercas, tornillos, cemento y varilla del escaso inventario que entonces cabía en el lugar, forjaron poco a poco la Ferretería ACE Arilope, en Aguadilla, que hoy celebra sus 50 años. 

Cinco décadas después, Ferretería ACE Arilope es un moderno local con amplio showroom de equipo para remodelar el hogar, que cuenta con 32 empleados y sirve a toda la región noroeste, desde clientes individuales hasta compañías grandes que acaban de establecerse en Aguadilla. Actualmente forma parte de ACE, la cadena de cooperativas de ferreterías más grande del mundo, que les permite ofrecer precios bajos a su clientela. 

Queremos dar gracias a los clientes que son los que entran a nuestro negocio día a día, año tras año, patrocinándonos desde el que compra una libra de clavos hasta el que ha hecho su casa con nosotros. Todos han sido importantes en el éxito de la Ferretería Arilope”, expresa el ingeniero Jorge L. Pérez, presidente de Ferretería ACE Arilope, quien añade que la lealtad de sus empleados y la confianza de sus suplidores completan junto a sus clientes el triángulo del éxito de su empresa.

SI TE INTERESA: Exhortan a capturar al cliente extranjero

El éxito de una gran familia

No todos los días un negocio local cumple 50 años en Puerto Rico. Un enorme logro si se toma en cuenta la competencia colosal de las megatiendas y las circunstancias actuales de la economía que afecta al comercio en general. Tal vez lo más importante para quienes forjaron esta empresa es que se trata de un negocio familiar, que ya va por la cuarta generación y sus empleados forman parte esencial de esa familia.

El ingeniero Pérez, sentado junto a sus padres Luis Pérez Thaureaux y su madre Nené Pérez, quienes fueron los que echaron adelante el negocio las primeras décadas, relató los orígenes de la ferretería. 

“Almacenes Arilope, Inc., fue fundado en el 1965 por Luis Pérez Casas (mi abuelo), la señora Sabina Arias y la familia de Ovidio López. De este conjunto de apellidos sale el nombre del negocio”, explica.

Su padre, a quien cariñosamente llaman Luisito, narra que la familia salió de Cuba tras la revolución privarlos del negocio de exportar café y una tienda tipo almacén y colmado que tenían allá. Como salieron sin un centavo, Pérez Casas tuvo que conseguir el apoyo económico de Sabina,   viuda de un amigo cubano, y de López, quien ya residía en Miami. 

SI TE INTERESA: Exhortan a capturar al cliente extranjero

¿Por qué el negocio de una ferretería? “Porque fue la oportunidad que apareció. Cuando uno sale como salimos, sin nada, no se está buscando mucho, lo que aparezca”, comentó don Luisito, explicando que el pequeño negocio ya existía y su dueño deseaba retirarse, y estaba a la venta. 

La familia Pérez abrazó esa oportunidad y comenzó a desarrollarlo, desde el escaso inventario de tornillos, tuercas y cemento con que contaban. “Nosotros siempre teníamos en Cuba una libreta donde se apuntaba todo lo que faltaba, lo que no había. La gente preguntaba por algo, no lo teníamos y ¡pácata!, ahí lo comprábamos. Y así fuimos aumentando y aumentando. Por eso el slogan nuestro: “Arilope casi lo tiene todo”. Ese es nuestro lema de años y años”, señala Pérez Thaureaux.

Por muchos años también participaron en la empresa otros familiares, como Miguel Pérez, hermano de Luisito, y sus tíos Pepín y Pancho Pérez (hermanos del fundador Pérez Casas). En el 1980, don Luis Perez Thaureaux compró el 100 por ciento de las acciones y se hizo cargo del negocio que irá haciendo crecer hasta pasarle el batón a su hijo Jorge. 

SI TE INTERESA: Exhortan a capturar al cliente extranjero

Evoluciona con los tiempos

Antes de presidir Arilope, el ingeniero Pérez, graduado de Marquette University, laboró previamente en su profesión   en la empresa Hewlett Packard de Aguadilla y con Texas Instruments en Dallas. En 1992 decide incorporarse al negocio familiar y plantea que la confianza de sus padres en él fue vital para desarrollar la empresa, pues siempre estuvieron abiertos al cambio. 

En la nueva etapa, como su padre ya había comprado los terrenos alrededor del negocio original, Pérez pudo construir en 1996 las instalaciones actuales, un edificio de dos pisos que luego en el 2002 tuvo una ampliación para el showroom donde exhibe todo tipo de accesorios y equipo para remodelar el hogar. En esos años también comenzaron las alianzas con cadenas de ferreterías, para poder adquirir inventario a menor precio y pasarle ese beneficio al cliente. 

Arilope se alió en 1993 con la cooperativa True Value y en el 2000 se asoció al grupo Fermaxx para promover esas casas prefabricadas. “En el 2012 nos unimos a la cadena ACE, la cooperativa de ferreterías más grande del mundo. En Puerto Rico tienen 13 tiendas”, indicó Pérez. 

SI TE INTERESA: Panorama mundial del cambio climático en el Mega Viernes Civil 2017

La innovación fue constante en Arilope. Pérez viaja para conocer de nuevos productos que traer. Igualmente fueron de las primeras ferreterías en incursionar en energía solar. “Estamos corriendo con energía solar, desde hace casi un año. Y también innovamos con el sistema de computadoras que implantamos, algo novel en ferretería para servir mejor al cliente. Cuando el cliente está pagando, la cajera ya le indica por la computadora al almacén lo que se tiene que entregar allá. Así cuando el cliente llega, ya se ha adelantado la entrega”, comenta. Igualmente tenemos tres cajeros para que la gente no espera haciendo fila.

El ambiente familiar, de un negocio al que entras y la gente se conoce, se percibe en el lugar. Por algo hay empleados que llevan largos años con ellos y algunos son de segunda generación, hijos de antiguos empleados, como Luis Rosario, supervisor de almacén, quien trabaja desde hace 22 años ahí, y su papá Wilfredo Rosario también fue supervisor de almacén y ferretería. 

SI TE INTERESA: Una verdadera necesidad estar asegurado

“Venía con papi desde niños. Me traía para que acompañara a los choferes hasta que empecé a trabajar. Ha sido como una familia, buenos jefes, siempre han bregado bien. Muchos clientes de años también nos buscan y nos tratan como familia, comenta Rosario. 

Otros empleados, como Violeta Muñiz y Lucy Ramos, quienes laboran desde hace 28 años en el cuadre de nóminas, depósitos y cuentas a pagar, también reiteran el trato familiar del lugar. Ángel Font, gerente de compras desde hace 16 años, recalca que el compañerismo se extiende a los clientes. Si no hay una mercancía se trata de conseguir, de igualar o bajar precios. Es importante que se vayan satisfechos”.

Pérez concluye que son los precios bajos, por debajo de las megatiendas, con buena mercancía y la excelencia del servicio lo que les permite seguir operando exitosamente un negocio familiar que ya va por la cuarta generación, pues su hija Mónica, de 21 años, ya está trabajando ahí también. Asegura que cuando se reúne con sus empleados les muestra un cartel que tiene hace años y es fu fórmula que comparte con todos: ”Un negocio es exitoso no por su tamaño o antigüedad sino porque la gente lo vive, lo sueña y están alertas y receptivos a nuevas ideas para forjar su futuro”. Por eso ya Arilope está listo para los próximos 50 años. 

SI TE INTERESA: FirstBank Insurance orienta sobre la importancia de escoger un seguro hipotecario

Arilope

• Fundado el 19 de noviembre de 1965

• Tiene 32 empleados

• Es parte de las Cooperativas de Ferreterias ACE

• Tiene alianza con Casas Ferrmaxx desde el 2000

• Este año inauguró

The Paint Spot, departamento de pinturas

• Cuentan como amplio showroom de equipo para remodelar el hogar: abanicos, lámparas, inodoros, gabinetes, accesorios de baño, espejos… 

• Dirección: Carretera Num. 2 Km 124.7, Aguadilla

•  787- 891-0750

jperezarilope@gmail.com

Videos