Noticias - Hogar y Decoración

Guía de cuidados para cactus y suculentas

Por: Jomar José Rivera Cedeño/ jomar.rivera@gfrmedia.com

Estás emocionado por la compra de tu primer cactus o suculenta que seguramente adquiriste en una tienda por departamento y que incluye una etiqueta con su cuidado y mantenimiento. Pero, ¿es correcto todo lo que dice? 

Para Stephanie Marín, propietaria de Despacio, empresa dedicada a la creación de tiestos en concreto, “el interés por estos tipos de plantas ha surgido porque la gente piensa que son de fácil mantenimiento y cuidado. Pero esto no es del todo cierto”. Hay que entender que estas plantas pertenecen a familias específicas, y a su vez, estas familias pueden pertenecer a hábitats distintos. 

La mayoría de los cactus, como los Ferocactus, provienen del desierto. Otros, como los Echinopsis, viven en las praderas de América del Sur, los del género Oreocereus viven en las altas montañas de los Andes y los del género Epiphyllum se dan en selvas y muchas veces, ni siquiera en el suelo, sino sobre otras plantas. 

Asimismo, según el portal todocactus.com, “el término ‘suculentas’ es totalmente no científico y básicamente pueden referirse a cualquier planta carnosa (hoja, tallos o raíces), generalmente adaptados para el almacenamiento de humedad en épocas de sequía. Estas plantas proceden de todo el mundo y viven en hábitats diferentes”. 

SI TE INTERESA: Manifiesto moderno

Así que, si has incorporado estas plantas al interior o exterior de tu hogar, presta atención a las reglas generales de cuidado:

Cactus

1. Aunque no lo creas, el riego es esencial para el cuidado de un cactus. Si la planta se encuentra en el interior, debes regarla al menos dos veces al mes y tener mucho cuidado para solo mojar la tierra y no la planta. Si la planta está sembrada en el exterior, y está expuesta a humedad, no debes regarla porque corre el riesgo de que se deteriore. 

2. Se necesita tierra ligera y que se abone cada dos meses para que adquiera los nutrientes necesarios. 

3. En la mayoría de los casos, es entre marzo y junio cuando se produce el período de crecimiento del cactus. Estos son los meses ideales si estás buscando trasplantar el cactus.  

4. La luz es esencial para la salud del cactus. Sitúalo en lugares luminosos para evitar que crezca alto y enfermizo. Los espacios luminosos harán resplandecer el color de la planta en su máxima expresión con un aspecto fuerte y saludable. 

SI TE INTERESA: Adoquines

Suculentas

1. Poca agua. La suculenta es capaz de absorber la humedad del ambiente y retenerla en sus hojas, tallos y raíces. Teniendo esto en cuenta, el exceso de riego puede ser letal. Durante los meses fríos, podrás regarla una vez cada quince días; mientras que, en los meses de calor, puedes aumentar la acción a una vez por semana. 

2. Mucha luz. Aunque las suculentas son las mejores amigas de la luz, nunca las expongas directamente al sol. Esto ayudará a mantener la hidratación correcta y guardar la reserva de agua necesaria. Está comprobado que la exposición directa al sol las deshidrata. Para identificar este factor, fíjate que sus hojas no se tornen rojas y oscuras.  

3. Buen drenaje. Es importante que las suculentas tengan un excelente drenaje, libre de obstrucciones. Siempre escurre el agua sobrante luego del riego.

4. El suelo ideal. Ten en cuenta que las suculentas crecen sobre rocas, corteza de árboles y hasta en condiciones poco favorables. Esa es su naturaleza. Por eso, no necesitan de una superficie rica en nutrientes.