Noticias - Arquitectura

Iglesia San Jorge, en restauración ante el Centenario

Por: Arq. Astrid Díaz

Su imponente silueta neogótica lleva casi 100 años marcando el entorno citadino de Santurce, ofreciendo vida espiritual y social a dicha comunidad y a Puerto Rico. Como un libro abierto, la arquitectura de la iglesia San Jorge incorpora ornamentación escultórica en sus fachadas con el propósito, a la usanza medieval, de “asombrar a los fieles y brindar un mensaje didáctico a través del simbolismo”.  

Así sobresale del entorno urbano que la rodea, marcando su sitio como un hito histórico-arquitectónico. Pero, el paso de los años, junto a intervenciones ajenas a su diseño original han deteriorado la edificación. Nuestra firma de arquitectura ha iniciado los primeros estudios para su restauración. 

Sus alarifes

Localizada en el área urbana de Santurce y Condado, en la calle San Jorge, el diseño y construcción de la iglesia estuvo a cargo de la firma Martínez y Lázaro.

El diseño se caracteriza por su planta basilical, o sea, en forma de cruz, tres naves, ábside tras el altar, coro, nártex o antesala interior, y torre. Añaden también una capilla y la sacristía. La construcción concluyó en dos años, siendo inaugurada en 1920. Seis años más tarde se comienza a construir el primer edificio de la escuela parroquial, que hoy se conoce como la Academia San Jorge. 

SI TE INTERESA: Casa Ladner: una joya en el barrio

En 1940, la fachada de la iglesia es remodelada por el reconocido arquitecto puertorriqueño Rafael Carmoega, quien incorporó decoración con esculturas y capiteles al estilo resurgimiento gótico con mensajes religiosos didácticos.

Arquitectura Neogótica

El templo de la parroquia San Jorge presenta elementos de diseño arquitectónico de influencia europea neogótica:

• Arcos ojivales característicos del gótico por su forma apuntada, jambas lisas sobre capiteles compuestos que contienen hojas de acanto y ramos de uvas, y arquivoltas de molduras concéntricas en el arco apuntado de la entrada principal. 

• Nichos con esculturas de santos tallados en piedra y con escudos en relieve. 

• La fachada principal muestra una geometría trapezoidal sobre el pórtico de entrada, simulando un gablete gótico e incorporando un rosetón de gran tamaño de flor sencilla y cristal de color. Culmina la composición un pináculo compuesto por un nicho esbelto con la figura del santo patrón de la parroquia, San Jorge, sobre una ménsula semiesférica.

SI TE INTERESA: El arquitecto español Rafael Moneo, galardonado con el premio imperial nipón

• Desagües de techo en forma de gárgolas de piedra en las paredes externas de la iglesia. Según la tradición, estas figuras grotescas en forma de animal, ayudaban a “sacar los malos espíritus del lugar”. 

• Nave central con techo interior de bóveda de cañón apuntado nervado, cubierto por un techo a dos aguas en tejas que define la geometría trapezoidal que observamos en el exterior sobre el pórtico de entrada. 

• Las ventanas de la torre son en forma de arco apuntado con patrones trilobuladas y tetralobuladas. 

• Ventanas con vitrales de motivos religiosos, colores y formas orgánicas definen la experiencia interior. Sobre ellas, el “clerestorio” de la iglesia posee vanos de arco apuntado, con vierteaguas en sus bordes y de tracería lobulada sin parteluz. 

• El ábside detrás del altar es de planta semicircular el cual se techa con bóveda de cuarta esfera nervada. 

SI TE INTERESA: Bosque vertical

En vías de su restauración

La parroquia San Jorge es un hito arquitectónico en Santurce. Su arquitectura neogótica es hermosa y su ubicación es privilegiada en una de las calles más transitadas de Santurce.  Desde su construcción hace ya 97 años, la parroquia ha sido objeto de intervenciones constructivas incompatibles con su diseño original, las cuales junto al crecimiento urbano a su alrededor, han impactado negativamente la antigua estructura de hormigón. Con el paso del tiempo y la falta de recursos, la estructura del templo ha visto un acelerado deterioro en muchos de sus componentes, lo que ha llamado la atención de su párroco, el padre Pedro Luis Reyes Lebrón, quien encomendó a nuestra firma, Astrid Díaz: ADV Architects, la evaluación de las condiciones actuales. Dicho estudio se finalizó en diciembre pasado, estableciendo un plan de restauración real, por fases, conducente al levantamiento de los fondos necesarios para realizar las obras.  

SI TE INTERESA: Se destacan los nuestros en Florida y el Caribe

En el estudio de restauración se evaluaron sus deficiencias, deterioro, riesgos a la seguridad pública e integridad arquitectónica. La metodología incluyó observaciones de campo, documentación fotográfica, búsqueda de documentos históricos, utilización de equipo tecnológico como un dron con cámara, catalogación, inventario y análisis de los elementos arquitectónicos. Se estudiaron asuntos estructurales, techos, áticos, puertas y ventanas, y sistemas mecánicos, sistemas de impermeabilización y eléctricos. 

Finalmente, la preparación de recomendaciones a corto y largo plazo llevó a definir que la primera fase de restauración será trabajar con la infiltración de agua al interior, producto de su obsoleto sistema mecánico de acondicionador de aire. A la par se trabajará con la icónica fachada principal, limpiando y consolidando su piedra y reparando sus principales esculturas y elementos arquitectónicos como el gran rosetón y el nicho que albergó alguna vez la imagen del patrón San Jorge, que también será devuelto a su lugar.

SI TE INTERESA: Vilma Blanco: 60 años de diseños que respiran paz

“Habiendo evaluado el templo de la parroquia San Jorge y su condición actual, concluimos que su estado estructural es bueno y estable. Los elementos de alta prioridad en la restauración de la iglesia, a base de un plan maestro son: mejoras de impermeabilización, restauración de elementos arquitectónicos y actualización del sistema mecánico”, explicó la arquitecta Astrid Díaz. “Su actual sistema de acondicionador de aire es obsoleto e inadecuado. Hoy día existen sistemas eficientes energéticamente y costoefectivos como el Variable Refrigerant Flow (VRF) que no requiere el uso de ductos. Además, el mayor riesgo a la vida y propiedad que debe atenderse con prioridad en la iglesia son las imágenes y elementos arquitectónicos afectados por las condiciones climáticas y que presentan un acelerado proceso de desprendimiento en la fachada principal y torre del campanario”, añadió Díaz.  

La autora es presidenta de Astrid Díaz: ADV Architects. Para más detalles, escriba a arquitecta.adiaz@gmail.com, búsquela en Facebook: Astrid Díaz o acceda astrid.pr

Para más información sobre la restauración de la iglesia San Jorge, llame al 787-724-7780.