Noticias - Opinion

La infraestructura: el inicio hacia la recuperación

Por: Ing. Ángel L. González Carrasquillo/ Expresidente Colegio de Ingenieros y Agrimensores de Puerto Rico
Ing. Ángel L. González Carrasquillo

En los próximos años, el Gobernador electo debe atender los renglones tocantes a la infraestructura del País con urgencia, ya que si Puerto Rico no ofrece una infraestructura viable, ningún plan de desarrollo económico, atracción de inversión y creación de empleos podrá despegar.

Siendo ya una realidad la Junta de Control Fiscal, el Gobierno tiene que cumplir con su responsabilidad ante el pueblo y someter iniciativas con visión y sentido común. Además, debe designar a profesionales capacitados sin consideraciones político partidistas para ejecutar eficientemente las mismas.

No podemos continuar con remedios ineficientes e incompletos, más aún sin prioridades definidas, que es una de las razones por la cual la Junta fue impuesta. Le toca al nuevo Gobierno la tarea de poner manos a la obra con una visión clara y de futuro.

Luego de la experiencia del apagón general, por descontado queda el tema de que Puerto Rico necesita una reforma energética y de utilización del agua inmediatamente. Estas abarcadoras reformas tienen que contener elementos serios y físcamente viables para comenzar de una vez y por todas a movernos a tecnologías más modernas y de vanguardia. 

SI TE INTERESA: Hábitat III: El futuro de las ciudades sostenibles

Se deben presentar y defender proyectos enfocados en mejorar nuestra calidad de vida, porque ellos impactan nuestra salud mental. Hay que mejorar nuestras maltrecha infraestructura, pero además hay que trabajar para erradicar la pobreza y darle prioridad a la calidad de nuestra educación, renglones que impactan la vida diaria del ciudadano. Nos toca despertar el desarrollo económico que ha estado durmiendo por la pasada década. 

Hay que ser justos con los que pagamos contribuciones, revisando o eliminando los cargos y subsidios que se facturan a través de los servicios del Gobierno para beneficiar a particulares o ganar adeptos. En un país con una fuerza laboral formal pequeña y cada día disminuyendo, esto realmente es insostenible.

Todos conocemos la verdadera función de la Junta, pero depende del Gobierno someter un plan fiscal bien pensado y planificado logrando que la misma trabaje junto a nosotros en vez de representar un obstáculo.

SI TE INTERESA: Dialogando verde: Educación radical… y sostenible

La meta impostergable es mejorar sustancialmente la calidad de vida de todo un país y entender que si continuamos haciendo lo mismo los resultados también serán los mismos y seguiremos perdiendo aceleradamente todo lo que con tanto esfuerzo hemos logrado y por lo que nos llamaron la Isla del Encanto.