Noticias - Opinion

Límites en acuerdo unánime de herederos

Por: Lcdo. Rafael Ferreira Cintrón, BBA, MBA, JD/ Especial para Construcción
Lcdo. Rafael Ferreira Cintrón/ Foto Suministrada

En las pasadas semanas nuestro Tribunal Supremo resolvió un interesante caso de herencia. En dicho caso los herederos y la viuda firmaron una escritura pública para adjudicar un bien inmueble de la herencia a favor de uno solo de los herederos Miranda Meléndez v. Registrador de la Propiedad, 2015 TSPR 132. El resto de los herederos y la viuda no recibieron nada a cambio y renunciaron a su participacion en la propiedad. ¿Es esto valido en derecho?

¿Cuál es la guía para dividir el caudal hereditario?  

El caso de Miranda Melendez explica que hay que seguir el siguiente orden: en primer lugar las disposiciones imperativas del Código Civil; en segundo lugar la voluntad del causante; luego las disposiciones que le sean aplicables sobre división de la herencia, y finalmente las disposiciones generales sobre comunidad de bienes. 

Nuestro Código Civil dispone que los herederos pueden ponerse de acuerdo para disponer de los bienes heredados en la forma en que entiendan apropiado. En particular el articulo  1011 de nuestro Código permite que “[c]uando el testador no hubiese hecho la partición, ni encomendado a otro esta facultad, [y] si los herederos fueren mayores y tuvieren la libre administración de sus bienes, [estos] podrán distribuir la herencia de la manera que tengan por conveniente”. En otras palabras se permite el consentimiento unánime entre coherederos como una de las posibilidades para lograr la partición de la comunidad hereditaria.

SI TE INTERESA: Tus obras, mis obras, las nuestras

La partición es el término jurídico que significa que se declara o adjudica lo que a cada heredero corresponde. 

Este importante caso explica que existen tres formas de efectuar la operación de la partición. En primer lugar, mediante testamento y donde el mismo causante parte la herencia según estime conveniente. Es posible también que por testamento el causante no adjudique la herencia pero delegue a un comisario que se encargue de efectuarla. En segundo lugar, los coherederos, mediante acuerdo unánime, podrán partir la herencia como estimaren conveniente. En última instancia si los coherederos no logran ponerse de acuerdo en como partir la herencia, esta podrá lograrse mediante intervención del Tribunal.

El caso que nos ocupa es el relacionad a la segunda alternativa o sea mediante acuerdo unánime de los herederos. El Tribunal explica que cuando los herederos se ponen de acuerdo lo hacen mediante un contrato. Esta partición por acuerdo de los herederos requiere unanimidad de todos los coherederos. Los coherederos están en estos casos sujetos a los límites legales que demarcan la libertad contractual. Una de las consecuencias de estos limites es que la partición hereditaria que pactaren no puede ir, al igual que ningún otro contrato contra la ley, la moral o el orden público.

SI TE INTERESA: Segunda parte: Todo sobre seguros en condominios y urbanizaciones

Es claro que en los casos en que los coherederos deciden como partir la herencia deben ser mayores de edad y plenamente capaces. 

En resumen los herederos gozan de total y absoluta libertad para decidir de forma unánime como partir la herencia siempre que la distribución de los bienes relictos no vaya contra la ley, la moral o el orden público.  

Por tanto, en el caso que nos ocupa la adjudicación del inmueble a favor de uno de los herederos fue válida en derecho ya que se cumplió con todos los requisitos de ley: todos los coherederos eran mayores de edad y gozaban de capacidad, el consentimiento fue unánime y el acuerdo no contraviene la ley, la moral o el orden público. 

El autor es abogado financiero con amplia experiencia en la industria bancaria y derecho corporativo (787-635-0172). Artículos adicionales de la industria de bienes raíces disponibles visitando     www.thefinancialattorneys.com.