Noticias - Actualidad

Llamado a crear comunidades sostenibles para adultos mayores

Es una realidad que la migración de puertorriqueños entre las edades de 18 a 45 años ha aumentado significativamente en años recientes. Ante el éxodo de jóvenes boricuas y sus implicaciones socioeconómicas, la necesidad de crear comunidades dirigidas a personas de edad avanzada se hace urgente.    

Acorde con el estudio “Análisis de la situación de los adultos mayores en Puerto Rico”, realizado en el 2015 por el Dr. Hernán Vera Rodríguez, decano del Colegio de Estudios Graduados en Ciencias de la Conducta y Asuntos de la Comunidad de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico (PUCPR), en la Isla viven cerca de 575 mil adultos mayores. Esto equivale a que 16 de cada 100 puertorriqueños se encuentran en este grupo. 

“Puerto Rico está viviendo una situación interesante. Lo cierto es que, en los envejecientes, el promedio de vida es largo: 75 años en los hombres y 79 en las mujeres. Antes era mucho menos. Si juntas la realidad mundial y la de Puerto Rico, cada día se marcha más gente joven y te encuentras con una situación de emergencia: proveer vivienda a los adultos mayores. Se estima que para el 2050 más del 60 por ciento de la población tendrá 60 años o más”, anticipó el arquitecto Ricardo Álvarez-Díaz. 

SI TE INTERESA: Arquitecto puertorriqueño lidera Consejo Estratégico Nacional del AIA

El experto manifestó que estas estadísticas son alarmantes si no se atienden desde hoy por el reto cultural que representan. “Aquí (en Puerto Rico) las égidas se ven tradicionalmente como una residencia tipo “nursing”, para cuando una persona está desahuciada. Esto no es así. Hay mucha gente dispuesta a crear calidad de vida para nuestra vejez”. 

De hecho, la producción de vivienda asistida en la Isla ha tomado relevancia, y hoy es uno de los segmentos más importantes de la industria de la construcción. Como componente comunitario, estos hogares buscan satisfacer las necesidades de personas independientes hasta individuos que están en una situación de cuidado a tiempo completo.  

“La intención es comenzar a crear comunidades sostenibles. Que los beneficiarios puedan caminar al supermercado si así lo desean, que puedan encontrar personas con intereses similares a los suyos y si la persona necesita apoyo, haya un personal profesional y capacitado que lo haga”, afirmó el arquitecto. “La cultura latina tiende a pensar que una persona es mala si ingresa a un familiar a uno de estos centros. Lo que ellos no saben es que, al tomar esa decisión, se le está brindando una mejor calidad de vida y una oportunidad de desarrollo comunitario a ese adulto mayor de edad”, refutó. 

SI TE INTERESA: Sueños de nieve

Álvarez-Díaz comentó que, precisamente ese es el mayor reto al que se enfrentan los proyectistas de hoy: “la población mayor está creciendo de forma radical y tenemos que desarrollar algo más que una égida”. 

Un hogar al alcance de todos 

Revista Construcción tuvo la oportunidad de conversar con Ana Celia Pagés, presidenta de Executive Home Search referente al tema. 

“Mayormente, en Puerto Rico tenemos proyectos como las égidas en los que las personas se califican dependiendo del subsidio del proyecto y su elegibilidad para el Programa de la Sección 8, que lo provee el Gobierno Federal y la Ley 173 de renta que da el Departamento de Vivienda”, detalló la presidenta con más de 30 años de experiencia en el tema. 

Para ambos programas (Programa de la Sección 8 y Ley 173), se considera la edad y cantidad de ingreso. De igual manera, influye la localización del proyecto.

“En estos momentos nuestros esfuerzos se basan en conversaciones con el gobierno para ver cómo podemos aumentar los límites de ingreso que se exigen, esto para que más personas de edad avanzada puedan cualificar. Como sabemos, la mayoría de las personas que llegan a 60 años han trabajado toda su vida, reciben Seguro Social y pensiones que los llevan a no cualificar. La demanda está, pero necesitamos aumentar el límite”, criticó Pagés. 

SI TE INTERESA: Con nuevo presidente MAPFRE Puerto Rico

Características esenciales de una égida  

“Estas égidas están diseñadas de una habitación, sala, comedor, cocina y muchas de ellas vienen equipadas con nevera, estufa y calentador. Además, la mayoría de estos complejos ofrecen cocina comunal, gimnasio y pista para caminar”, enumeró Pagés. 

Tres consejos básicos para los familiares: 

1. Asegúrese que la égida quede cerca de su hogar.

2. Previamente, lleve al familiar hasta la localización y cerciórese que se siente cómodo en el lugar.

3. Participe del proceso de búsqueda de documentos.