Noticias - Actualidad

Llamado urgente a ahorrar y maximizar el agua

Por: Brenda A. Vázquez

Los cambios climáticos cada vez son más notorios por las consecuencias que dejan en la naturaleza y que afectan tanto la vida humana como a la flora y fauna. Para enfrentarlos hay que crear conciencia y buscar alternativas para mitigar los daños y evitar la disminución de recursos naturales tan preciados como el agua.  

Este es el mensaje que quiere transmitir Héctor Torres, director general de EST Hardware, quien entre sus responsabilidades, saca tiempo para orientar a los puertorriqueños en conferencias sobre la importancia de ahorrar el preciado líquido. 

"El problema del agua potable está en el mundo entero. Podemos vivir sin electricidad y con poca comida, pero no sin agua. En Puerto Rico llueve todos los días, pero carecemos de agua porque está mal administrada por la falta de infraestructura adecuada", expresó. 

La sequía del 2015 logró que se comience el dragado de los embalses de la Isla para maximizar la capacidad de almacenamiento de agua, pero no fue suficiente, ya que el problema es mucho más complejo. 

SI TE INTERESA: El arte y las tempestades

"El dragado es muy costoso y no se completó. Recuerdo que llovía, pero no en las áreas de los embalses. Si vuelve una sequía como esa ahora, con la crisis económica, sería una situación bien complicada. En la Isla, el 60 por ciento del agua de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), se la roban o se pierde en salideros. Aquí no hay conciencia de ahorro", aseguró. 

Se espera que la situación a nivel mundial se agrave, ya que se estima que para el 2025 la demanda de este elemento sea un 56 por ciento superior que el suministro. Según el Foro Mundial del Agua, el aumento de la temperatura global está provocando una mayor evaporación, lo que lleva a un incremento en lluvias, pero de carácter torrencial, poco beneficioso y peligroso. Este factor atmosférico hace que las sequías sean más largas y afecten cada vez más a zonas no habituadas a la falta de lluvia. 

Hace un tiempo se dio a conocer que el estado de la Florida está bajo aviso de escasez de agua por la falta de precipitaciones recientes, por lo que las autoridades han restringido su uso para el riego de patios y jardines.  

SI TE INTERESA: Cómo aclarar el agua turbia de la piscina

Regresar al pasado como solución

Torres cuenta que en el Puerto Rico del pasado se construían en los hogares los llamados aljibes. Estos eran depósitos de agua que consistían de una caja de cemento a la que se le instalaban canales de metal desde los techos de las casas para recoger el agua de lluvia y almacenarla. El líquido se distribuía en la residencia principal para el uso de limpieza, lavado de ropa y jardinería. Se mantenía libre de contaminación con cloro y se cubría su entrada y salida para evitar la entrada de mosquitos y sabandijas que contaminaran el líquido.

Con el pasar del tiempo, la AAA, construyó represas y pozos que sustituyeron los aljibes. El agua comenzó a llegar a los hogares a través de tuberías públicas, a costos razonables.

La población ha seguido creciendo y a su vez la necesidad de consumo. De acuerdo con la AAA, una persona debería utilizar un promedio de entre 5 y 75 galones de agua diarios. Sin embargo, el puertorriqueño utiliza más. No se le ha dado el mantenimiento preventivo  y adecuado a los embalses, por lo que sus caudales están reducidos en cuanto al volumen de agua que pueden almacenar. Acumulan grandes cantidades de escombros y tierra, producto de las escorrentías durante las épocas  de lluvia.

SI TE INTERESA: USDA informa sobre donativos para desarrollar nuevos productos agrícolas

"El resultado de todos estos factores ha sido la escasez de agua aún durante la época de lluvia y el alto precio del líquido. En estos momentos estamos en espera de otro aumento por  el costo de mantenimiento  de estos sistemas", dijo Torres.  

Este sugiere el desarrollo de una cultura de captación de agua de lluvia, o sea, volver a los sistemas básicos y sencillos de recolección de agua, que logra ahorros aprovechando y almacenando el agua de lluvia. 

"Esta necesidad a nivel mundial ha desarrollado la producción de modernos sistemas, sin la necesidad de construcciones costosas de cajas de agua o aljibes de concreto. La recolección de agua de lluvia ayuda a los hogares a ser autosuficientes, disminuye la necesidad de extraerlas de fuentes naturales y reduce el importe a pagar en su factura de agua mensual", concluyó el ejecutivo.

Países afectados por la falta de agua potable

El secretario general de la Agencia de Asuntos Humanitarios de la Organización de Naciones Unidas (OCHA), Stephen O'Brien, reveló que alrededor de 60 millones de personas en África, Centro y Suramérica, el Caribe, Asia y el Pacífico, padecen sequías, inundaciones y otros eventos extremos relacionados con El Niño, exacerbados por los efectos del cambio climático. 

SI TE INTERESA: Profesora de la EAPD es becada por la Fundación Pollock-Krasner

Los investigadores aseguran que el Amazonas, el noreste de Brasil, Centro América y partes de México, sufrirán sequías en los próximos años. Las actuales condiciones de sequía en México, Centro América y el Caribe, pueden intensificarse debido a las altas temperaturas asociadas al calentamiento global.

A mediados de 2015, tras cuatro años con lluvias inferiores a lo normal, Sao Paulo, en Brasil, atravesó la peor sequía en más de 80 años. En la actualidad la sequía golpea al Corredor Seco Centroamericano, área occidental de América Central que abarca a países como Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica. 

En la parte norte de África hay sequía y el lago Chad, que fue el sexto más grande del mundo, ha perdido casi el 90 por ciento de su superficie. En la región del Oriente Medio, la sobreexplotación de acuíferos está poniendo en peligro la capacidad de renovación de dichos ecosistemas. El mar Interior de Aral en Asia Central ya ha perdido la mitad de su extensión. 

SI TE INTERESA: Cómo hacer una reclamación

Estados Unidos

La sequía que azotó a California durante los últimos cinco años, continuará durante el 2017. Un reciente mapa publicado por U.S. Drought Monitor, la agencia federal que estudia las condiciones de sequía, indica que el 41 por ciento del territorio de California padece condiciones de sequía “extrema” y “excepcional”, las calificaciones más graves por falta de agua. Las zonas afectadas por niveles insólitos de sequía incluyen condados densamente poblados, donde radica casi el 60 por ciento de los californianos, cerca de 22 millones de habitantes.

Asimismo, estudios recientes revelan que una gran parte del territorio de los Estados Unidos sufrirá durante la segunda mitad del siglo XXI la mayor sequía de su historia.