Noticias - Arquitectura

Los Badillo Ferrer 31 años de pura creatividad

Por: Ileana López Avilés/ Especial para Construcción
Una residencia de los años 70, con arquitectura clásica, los techos altos y un vitral original por ambos costado de la sala.

Se llega atravesando una pequeña terraza con piso de piedra natural. Una residencia de los años 70, con arquitectura clásica, los techos altos y un vitral original por ambos costado de la sala, que deja entrar una luz suave, dan la bienvenida a este hogar, “stress free” como dicen sus propietarios y ubicado en una urbanización de Guaynabo.

La paredes claras, están llenas de obras de arte: óleo, acrílico y lápiz, realizadas por los cuatros integrantes de la familia. Estamos en la casa de los arquitectos Pilarín Ferrer Viscasillas y Luis Badillo, presidenta del Colegio de Arquitectos y Arquitectos Paisajista (CAAPPR), y  decano de la Escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Ponce, respectivamente. Dos jóvenes, Francisco y Gonzalo, también arquitectos, componen este núcleo familiar donde la creatividad es el eje de todas las cosas.

Pilarín y Luis se conocieron en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Puerto Rico donde ambos estudiaban y donde Luis era asistente a catedra del grupo de su esposa. Tras casarse en 1984, hoy tienen 31 años de matrimonio, a lo que Luis comenta de manera jocosa que “los mismos cuentan como el triple, porque durante estos años además de estudiar, también hemos trabajados juntos”.

SI TE INTERESA: Crean planos seguros para construir viviendas de interés social

Ambos entraron a la arquitectura por razones diversas. En el caso de Pilarín, quien en un principio quería ser veterinaria por su gran pasión por los animales, comenzó sus estudios en historia del arte en Canadá, pero tras dos crudos inviernos, decidió regresar la Isla y solicitar en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Puerto Rico. Con un padre ingeniero y un tío arquitecto, no era un camino del todo desconocido. 

En el caso de Luis, hijo de un catedrático universitario, esa no era una vena familiar. Sin embargo, siempre había estado inclinado por el arte, al ser un pintor y dibujante autodidacta cuando decide solicitar también a la Escuela de Arquitectura de la UPR.

Comenzaron a trabajar juntos en 1992, tras de una estadía de Pilarín en las oficinas Simon Drury, donde dirigía el departamento de arquitectura de interiores. Para esa época, Luis era  socio de la firma Méndez, Brunner, Badillo, y es su socio Carl Brunner, quien propone reclutar el talento de Pilarín para acompañarlos en el desarrollo de proyectos en el área de la planificación de espacios y arquitectura de interiores.

SI TE INTERESA: Anuncian convocatoria para los Premios de Honor 2020

A través de los años, la oficina ha realizado muchos trabajos para el gobierno federal, proyectos comerciales y residenciales, entre los que se encuentra Bacardí Group, Caribbean University y la torre médica de Plaza Las Américas, en donde Luis se encargó del diseño del edificio y Pilarín, de la arquitectura interior de más de 40 oficinas, entre   otros proyectos realizados entre ambos.

Uno de los más complicados fue trabajar  la propuesta para competir en un concurso a nivel internacional para el diseño del Centro de Visitantes del Observatorio de Arecibo, entonces administrado por la Universidad de Cornell. “Trabajamos la propuesta, fue seleccionada y se construyó. También hicimos el Centro de aprendizaje del Observatorio, con el cual Pilarín ganó un premio de diseño Asociación Internacional de Arquitectos (AIA), Capítulo de Puerto Rico, en el 2002”, dijo Badillo.

Pero. ¿cómo han logrado trabajar y permanecer unidos como un matrimonio por más de tres décadas? “Cuando empezamos a trabajar juntos, decidimos no hablar en la casa de las cosas de la oficina, promesa que casi siempre hemos logrado cumplir. A veces cuando los proyectos están en construcción, los imprevistos hacen que la fórmula se pierda. Pero casi siempre hemos tratado de dejar las cosas de trabajo para un horario de 9 a 5”, dijo Pilarín, a quien su esposo describió “como una profesional ordenada. Puedes cerrar los ojos y saber que lo que tiene que hacer va a ocurrir. Además, tiene una excelente memoria  y una capacidad enorme de trabajar con las personas”.

SI TE INTERESA: Muere el arquitecto Jorge Swinburn Pereira, un modernista hecho en Chile

Y añadió, “como pareja es una persona bella. Vive anticipando el futuro, pero una de las cualidades que más admiro de ella es la humildad. Tengo que decir esto desde un ángulo que muchas gente no conoce, viene de una familia con mucha tradición en Puerto Rico, muy reconocida, ha tenido la mayor de las oportunidades en la vida. Sin embargo, no lo refleja, ni lo echa en cara. Siempre he admirado esa manera llana que tiene de funcionar con todo el mundo. Siempre tiene tiempo para nosotros, para mí, y eso es increíble”.

Por su parte Pilarín describió a su esposo como “meticuloso, detallista y poseedor de un don especial para  bregar con los clientes, quienes lo valoran y lo respetan, al grado que lo hacen parte de sus familias. Somos bien diferentes, él puede concentrarse y bloquear el resto del mundo. Esa es una destreza que yo no tengo”.

Agregó la arquitecta, que su esposo es su gran apoyo. “Él me pone es perspectiva. Yo trabajo mucho tras bastidores y Luis me ha permitido, ayudado y alentado a hacer las cosas que he hecho. Como por ejemplo, haber propuesto mi candidatura como presidenta de Colegio de Arquitectos y Arquitectos Paisajista de Puerto Rico, posición en la que llevó dos años, al convertirme en la segunda mujer en la historia del Colegio en ocupar dicha presidencia”.

SI TE INTERESA: Revelarán los secretos del Edificio Ochoa en el Viejo San Juan

“Como presidenta del CAAPPR, una de mis metas ha sido poner a mi gente en la conversación pública. Que el Colegio esté presente y accesible a los temas que aquejan al país, como el PUT, la Zona de Karso, el IVA, y otros. Que nuestra discusión sea una mesurada y educada. Dejar saber al público todo lo que podemos hacer y la importancia de contratar a un profesional colegiado. De igual, modo la firma de alianzas con entidades, como la Asociación de Productos de Puerto Rico, y a la AARP, con la que estamos trabajando en la importancia del diseño universal, y que además va participar de nuestra convención anual de junio, ha sido sumamente importante. Entre otras iniciativas recientes, se encuentra la creación de una comisión del CAAPPR del área sur y oeste, para  atender las necesidades de los colegas de esas zonas, que no tengan que venir hasta San Juan para cumplir con sus créditos de educación continuada y que, además, puedan desarrollar actividades según su necesidad. Esta comisión tendrá su sede en la Escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Ponce".

SI TE INTERESA: Tres arquitectos boricuas se destacan en los 2020 AIA Florida/Caribbean Design Award

“Durante mi presidencia he puesto énfasis en la oferta de educación continuada, no solo con el fin de atraer al colegiado sino también a otro público para que se nutra de los temas planteados. Igualmente, ha sido fundamental tener una buena relación con las asociaciones hermanas, hacer un frente común con el Colegio de Ingenieros y Agrimensores, la Asociación de Contratistas Generales y la Asociación de Constructores de Hogares, que igualmente se han visto afectados por la crisis”, dijo Ferrer, quien agregó que en los últimos años la Convención Anual de CAAPPR ha sido un éxito de participación y a la cual, además, acuden colegas y asociaciones de arquitectos de la República Dominicana, con los que el Colegio mantiene acuerdos.

Por su parte, Badillo, quien enfatiza que tuvo que aprender a cocinar desde que Pilarín asumió la presidencia del CAAPPR, afirma que el haber sido seleccionado el pasado mes de marzo de 2015 como decano de la Escuela de Arquitectura de la Pontifica Universidad Católica de Ponce, donde ambos ha sido profesores desde su creación hace seis años, “como un sueño hecho realidad, y no salgó del asombró de cómo todo el mundo tiene claro cuál es su propósito”.

SI TE INTERESA: Viviendas compartidas, independientes pero acompañados

“Como toda institución, tiene sus retos, pero todo el mundo tiene un compromiso con la visión y los propósitos de la institución para hacer el bien. Hay buena fe de partida, y se funciona en favor de la institución, de Ponce y de Puerto Rico”, dijo  Badillo, quien dejó claro que ocupar esta posición es un rol sumamente diferente a la práctica de su oficina, donde “me levantaba para trabajar para mí, pero ahora me levanto para hacer el bien y adelantar las posibilidades de otras personas. Como decano, estoy viviendo una dimensión completamente diferente, no había realizado todos los esfuerzos que mis compañeros y yo hacemos para ayudar a que otras personas tengan un mejor futuro. Estar en la Pontificia ha sido una experiencia que me ha llenado de esperanza, porque mientras el resto del mundo mira al futuro con pesimismo, en la Pontificia reconocemos que hay que trabajar duro, pero hay una confianza de que lo mejor está por venir”.  

SI TE INTERESA: Dos boricuas estarán a cargo de un monumento en Nueva York dedicado a las víctimas de María

Los hijos también estan abrazados a la arquitectura como tema de estudio y profesión. Francisco, el mayor, dice que “vivir con arquitectos te deja ver como es el orden del universo. Crecí viéndolos trabajar, uno va aprendiendo, observando. Iba con mi mamá a los proyectos, miraba las mesas de dibujo desde abajo”, y aunque dice que no influyó de manera directa en su decisión de hacer estudios en arquitectura, asegura que “al graduarme de escuela superior no sabía bien qué quería hacer. Entre en un taller de verano en la Universidad Politécnica, me interesó, y seguí la carrera de manera natural”.

Al graduarse en el 2012, entró a trabajar en la oficina de sus padres. Sin embargo, no descarta tener la oportunidad de ver cómo se hacen las cosas en otra oficina de arquitectos. “Como jefes, mis papás son exigentes. Son complicados, pero se maneja. Cualquiera que trabaje con familia te dice que no es fácil, pero estoy aprendiendo mucho y en estos tiempos de grandes retos, uno tiene que saber hacer de todo, eso te hace más valioso donde quiera que vayas en el futuro”.

SI TE INTERESA: Colegio de Ingenieros y Agrimensores de Puerto Rico toma acciones afirmativas contra el COVID-19

Amante de la cocina y experto en mofongo, Francisco dice que aprendió a cocinar viendo a su madre hacerlo. “Mi mamá trabajaba y a mí me daba hambre, así que aprendí solo a cocinar”. Ahora la cocina junto a la música es uno de sus pasatiempos. Guitarrista, tiene una banda de rock con otros jóvenes profesionales, llamada “Fabuloso Desastre” y se presenta en  el Viejo San Juan y Santurce.

Excelente dibujante desde niño, Pilarín asegura que Francisco es el mejor de la familia en esta disciplina. De hecho, uno de sus dibujos adorna la sala de la residencia, al igual que otra pieza de Gonzalo, el menor, con 26 años, quien este verano se gradúa de maestría   en arquitectura de la reconocida Rhode Island School of Design, donde presentará su tesis sobre la tipología del hogar puertorriqueño.

Gonzalo, por su parte, dice que su familia esta  constituida por gente bien creativa. “Siempre estábamos pintado mi hermano y yo, hacíamos comics y los pintábamos y nuestros padres nos tenían disponibles materiales como crayolas, maletitas con artículos de dibujo, herramientas y otras cosas”. Describe a sus padres como "ordenados, serios y responsables”, dice que no lo influenciaron a que siguiera estudios en arquitectura. Sin embargo, con un bachillerato en arte  “y naturalmente, viniendo de una familia de arquitectos, la profesión se dio de forma natural”. Aunque aún no sabe cuál será su destino profesional una vez concluya sus estudios, “creo que al principio de mi carrera sería beneficioso trabajar en otra compañía para ver cómo se hacen las cosas”, dijo. 

Una de las maneras predilectas de celebrar para esta amilia es haciendo barbacoas los fines de semana, cuando aprovechan para usa las especies y vegetales que Pilarín cultiva en su huerto casero.

¿Desea recibir nuestro boletín informativo? Regístrese: http://gfrmedia.formstack.com/forms/construccion