Noticias - Banca Hipotecaria

Mitos sobre el préstamo veterano

El préstamo garantizado por el Departamento de Asuntos al Veterano, mejor conocido como el préstamo “VA”, es un beneficio adquirido para aquellos veteranos que cualifiquen, no tan solo para el Certificado de Elegibilidad, sino para los requisitos de ingreso y crédito del préstamo. A pesar de que este préstamo es un compromiso del Congreso de los Estados Unidos para facilitar al veterano la adquisición de su residencia principal, el mismo está rodeado por una serie de mitos, lo cual dificulta y en ocasiones desalienta al veterano de su beneficio.

Le clarificamos los mitos más comunes: 

Mito- El beneficio solo se puede usar una vez.

Falso. El beneficio (“garantía”) es un instrumento reusable. Hay varias maneras para que el veterano pueda restaurar su beneficio (“garantía”). La manera más básica es mediante la disposición de la propiedad. Con la evidencia que la propiedad con la que se usó la “garantía” se vendió y el préstamo se canceló, se puede solicitar la restauración de la “garantía”, la cual puede hacer uso de inmediato con otra propiedad. Existen otras maneras para la restauración de la “garantía”.

SI TE INTERESA: Programa de ayuda financiera en tres pasos

Mito– El préstamo veterano tiene una tasa de interés más baja o especial, que los demás préstamos.

Falso. Este es uno de los mitos que más afecta y en ocasiones desaliente al veterano. La tasa de interés hipotecario para el préstamo veterano generalmente se maneja similar a los otros préstamos de financiamiento federal, entiéndase, los préstamos asegurados por FHA y los garantizados por USDA (Rural). En otras palabras, el interés hipotecario es negociable. El mercado no reconoce un interés hipotecario “especial” por el solo hecho de que sea un préstamo garantizado por “VA”.  

Como regla general, la tasa de interés hipotecario es una función de los intereses prevalecientes en el mercado y la cualificación de ingresos y crédito al momento del préstamo. Mientras mejor sea su capacidad de crédito, podrá negociar una mejor tasa de interés.

Mito– El préstamo veterano es más difícil para cualificar y se tarda mucho.

SI TE INTERESA: Anuncian primer cierre hipotecario después de María

Falso. El préstamo veterano es tan rápido de procesar y más fácil de cualificar en comparación con los otros préstamos hipotecarios, en especial los préstamos federales. El préstamo veterano está diseñado para que sea el banco quien tenga todo el control del mismo. Desde la originación del préstamo, solicitud y revisión de la tasación, hasta la decisión final están bajo el completo control del banco. Por lo tanto, la rapidez con la que se procesa el préstamo veterano depende directamente de dos elementos; los niveles de autorización que tenga el banco para manejar el préstamo, y el conocimiento y la experiencia del banco para trabajar el préstamo veterano.

Mito– El préstamo veterano no paga gastos de cierre.

Falso. Como regla general, todos los préstamos hipotecarios pagan “gastos de cierre”, incluyendo el préstamo veterano. Lo que el préstamo veterano no paga es “pronto”. Los términos “gastos de cierre y “pronto” no son lo mismo. Lo que muy a menudo acurre es que los “gastos de cierre”, en el préstamo veterano, son cubiertos por algún programa de incentivos, o se incluyen como parte del financiamiento, en los casos en que así se negocia. Los veteranos entonces se quedan con la percepción de que como el dinero para pagar los “gastos” no salieron de su bolsillo, entonces es que el préstamo no paga “gastos de cierre”.

SI TE INTERESA: Alternativa hipotecaria para víctimas del huracán

En resumen, estos son quizás los mitos que más afectan o confunden a los veteranos al momento de solicitar su beneficio de los préstamos garantizados por veterano. 

Para más información, llame a Preferred Mortgage al 787-903-0103 y permita que le orienten y precualifiquen. Todo en la misma llamada.