Noticias - Opinion

“Networking” es la base de cualquier negocio

Por: Arq. Ricardo Álvarez-Díaz
Arq. Ricardo Álvarez-Díaz (Archivo GFR Media)

Ningún plan de negocios -ni siquiera en el mundo de la arquitectura y la construcción- estaría completo sin una estrategia de “networking”. Es decir, el establecimiento de redes de influencia para el futuro crecimiento de la empresa. Los beneficios de estas redes incluyen aumentar la visibilidad de la compañía dentro de su industria, establecer canales de flujo de información y fomentar conexiones interpersonales que ayudarán a propulsar tu negocio hacia el éxito. 

Aquí detallo algunos consejos que te ayudarán a establecer y expandir tus redes de influencia profesional.

6 estrategias ganadoras para establecer redes de influencia 

1. Encuentra tu lugar correcto. Dónde decides establecer tu red es tan importante como la manera en que lo haces. Como dice el refrán: “para llegar al éxito, hay que estar en el sitio correcto, en el momento correcto y en compañía de las personas correctas”. Antes de lanzarte al vacío, identifica los tipos de personas o grupos con los cuales te gustaría conectarte. Analiza cuáles serían beneficiosos para tu negocio. Entonces sumérgete entre ellos. 

SI TE INTERESA: Revolución renovable

2. Identifica conectores. Explora tus redes e identifica quiénes son los conectores dentro de esos grupos, o sea, aquellos que naturalmente (y casi por instinto), van conectando a distintos grupos de personas, bien sea a nivel personal o profesional. Ellos son el ingrediente secreto para empezar a expandir tu red de influencia. ¡Reclútalos! 

3. Utiliza la red para expandir tu red. Las redes sociales son herramientas poderosas para iniciar la interacción. Hoy puedes llegar a millones de personas a través de las distintas redes sociales como LinkedIn, Facebook y Twitter. Utilízalas sabiamente. Sé visible. Deja que tú  y tu negocio se den a conocer. Actualmente, si tu negocio no está en el Internet, no existe.

4. Sé tú el conector. Considera lo que puedes hacer por los demás. No solo lo que otros pueden hacer por ti. Comparte  información, ideas útiles y la cosecha de tu  propia experiencia. Conecta a personas que pueden beneficiarse entre sí (por ejemplo, posibles compradores de un producto o servicio, con el vendedor de ese mismo producto o servicio). A medida que tu red se vaya fortaleciendo, tú también te harás más fuerte.

SI TE INTERESA: “Networking” es la base de cualquier negocio

5. Sal de tu zona de confort. Comienza localmente pero no te limites al patio. Viaja al exterior. Millones de personas asisten diariamente a un sinnúmero de convenciones, ferias comerciales y conferencias con el deseo de conectarse, intercambiar información y establecer nuevas oportunidades de negocios. Ellos te  están buscando de la misma forma que tú a ellos. Investiga los grupos dedicados a diversos intereses personales y profesionales en meetup.com u otros sitios relacionados. Hazte socio de una liga deportiva, toma una clase, asiste a un taller. Involúcrate. 

6. Forja una buena reputación. Los empresarios, por lo general, prefieren relacionarse a nivel comercial con personas que consideran confiables. Crear una reputación por ser honesto, dispuesto, talentoso y trabajador vale más que todo el dinero del mundo. Sé generoso al compartir tus experiencias a través de los medios sociales, los blogs y las conversaciones profesionales.

SI TE INTERESA: El divorcio en los bienes raíces

Ricardo Álvarez-Díaz es arquitecto licenciado, escritor y profesor. También es socio principal de la firma de arquitectura y diseño de interiores Álvarez-Díaz & Villalon | Architecture & Interior Design. Para más información, accede www.alvarezdiazvillalon.com