Noticias - Arquitectura

Por las calles del Viejo San Juan (Primero de una serie)

Por: Jomar José Rivera Cedeño / jomar.rivera@gfrmedia.com

Este es el primero de una serie de tres artículos que van más allá de las calles estrechas, adoquines, garitas y rica cultura que distinguen al Viejo San Juan. Esta secuencia de escritos le ayudará a apreciar más de cerca la composición arquitectónica de la Capital de Puerto Rico.

“San Juan tiene mucho que ofrecer. Es una ciudad viva, interesante, sencilla y sobre todo exquisita. No es opulenta, ni arrogante; es tal y como somos los puertorriqueños. San Juan se comporta como nos comportamos nosotros”, de esta manera, el arquitecto Eliot Santos, inicia el recorrido arquitectónico por las calles del Viejo San Juan.

Complementado con la experiencia del preservacionista Carlos Villamil, el trayecto brinda la oportunidad de hacer un recorrido atípico que otorga conocimiento sobre la rica arquitectura que posee la Ciudad Capital. “Puerto Rico tiene un potencial arquitectónico basto y es meritorio comenzar esta serie de recorridos en el Viejo San Juan dado a que es el área que más turistas recibe. Esto es una oportunidad para que la arquitectura de la Isla trascienda más allá de los mares”, manifiesta el arquitecto Ricardo Álvarez Díaz, presidente de la Fundación por la Arquitectura.

SI TE INTERESA: Fresco e innovador

Revista Construcción, junto a la Fundación por la Arquitectura y la Compañía de Turismo de Puerto Rico les presentan un viaje por las vías más reconocidas de San Juan y que revelan secretos inimaginables de los edificios icónicos de la Ciudad Amurallada.

Plaza de la Rogativa

Para el   1797 la corona británica decidió atacar una vez más a Puerto Rico. Fue ese motivo el que movió a las mujeres y niños de la ciudad encabezados por el obispo a celebrar una rogativa para la liberación del pueblo. Fueron tantas las antorchas encendidas aquella noche, que los ingleses rechazaron el plan de bombardear la capital con miedo a que los españoles tuvieran refuerzos.

Gracias a la disposición y valentía que tuvieron aquellas mujeres y niños, hoy apreciamos La Rogativa: una escultura emblemática del Viejo San Juan. Se rumora que dentro de este monumento se encuentran juguetes de esos pequeños guerreros en honor al acto heroico de proteger el territorio. 

SI TE INTERESA: Apuesta histórica y contemporánea en el casco urbano de Ponce

Según Eliot Santos, “este es un lugar sensacional y encierra una magia particular”. Gracias a su altura se puede contemplar la naturaleza para describir muchas de las áreas que forman parte de la historia y el trayecto. “Para nosotros San Juan es un tanto diferente. El puerto ocurre en otro lugar. Si nos imaginamos por un momento la bahía, la forma y la secuencia en que la gente llegaba; podemos confirmar porqué besaban hasta el piso al llegar a Isla”, explica.  

Una forma de construcción particular

De cara a La Fortaleza se encuentra la residencia de la familia del primer gobernador de Puerto Rico, Juan Ponce de León. La estructura es considerada como el primer asentamiento residencial que ocurre en el Viejo San Juan. Desde la calle principal se puede observar la muralla o muro de protección a la propiedad. Las almedas, junto con el cordón de la parte superior es el área más medieval del muro y se puede ver su forma de construcción en las partes donde no tiene el empañetado.

SI TE INTERESA: Nominados a Premio Obras CEMEX 2017

La estructura no fue así desde un principio dado a que se siguió adaptando a las necesidades de la familia. Actualmente, la residencia está amueblada a la usanza de la época pero no son los muebles originales de los familiares de Juan Ponce de León.

La muralla protectora fue creada con el propósito de imposibilitar la entrada. Para la directora de la Fundación por la Arquitectura, Carola Ballester, “es curioso ver los boquetes en la pared, ya que eso responde a que los andamios de madera que utilizaban se empotraban en esos agujeros. Con el tiempo, la madera desapareció y dejan esa evidencia. Hoy día muchos piensan que fueron creados como un tipo de desagüe, pero realmente no lo es”.

Escuela de Artes Plásticas 

El Morro está catalogado como el principal castillo de defensa de San Juan y frente a él se encuentra el antiguo asilo o escuela para pacientes mentales. El edificio es la casa de la Escuela de Artes Plásticas de Puerto Rico. Más allá de estas funciones, la importancia de esta estructura radica en que fue la última que construyó la Corona en la Isla. Además, es la primera en su tipología, con un patio en forma de “E” y dos patios interiores que se abren a la puerta de El Morro.

SI TE INTERESA: Con nueva estatuilla la edición local de Premio Obras Cemex

El edificio estaba dividido en dos segmentos: un lado para los hombres y otro para mujeres. También estaba segregado por la intensidad de demencia de los pacientes. Los casos más severos estaban ubicados  arriba mientras que los  menos severos, abajo. Al observar las ventanas, se puede apreciar que las de abajo eran más pequeñas y podían restringir la vista de los pacientes. En la parte de atrás del edificio hay otro patio que se utilizaba para las personas que ya estaban más estables. Es una estructura que responde a las necesidades que tenían los pacientes y de mucho valor en su momento.

  “Tratándose de un hogar para este tipo de pacientes, comparado a esos tiempos era una estructura bastante avanzada. En efecto, la Escuela de Artes Plásticas queda en las afueras de la Ciudad. Aunque para nosotros es cercano, en aquellos tiempos, se consideraba un edificio lejano a la Isla y libre de peligro”. añadió Santos.

SI TE INTERESA: Ivonne María Marcial Vega: un año “con las botas puestas”

Iglesia San José: en constante evolución 

Desde la Plaza San José se aprecia la fachada de diversas volumetrías que distingue la icónica iglesia San José.  Esta estructura contiene muchos elementos medievales dado a que fue construida en diferentes etapas y cada intervención representa el período en que se construyó. 

Según Ballester, “hace 15  años la Iglesia se encuentra bajo restauración. Los proyectos     liderados por el arquitecto Jorge Rigau junto a la Universidad Politécnica en su laboratorio de materiales han logrado rescatar muchas de las mezclas originales  y llevar la obra a su esplendor original. Como resultado de estos estudios se ha llegado a las mezclas más fidedignas que se utilizaron en las diferentes épocas”.  

Seguramente se preguntará por qué el proceso de restauración ha tomado tanto tiempo. La respuesta es simple: cada mezcla es diferente y se tienen que aplicar en el área correcta, no en cualquier lugar como se hace en la construcción moderna donde se utiliza la misma mezcla para la construcción de la estructura en su totalidad. 

SI TE INTERESA: "Se vende casa por dueño..."¿O lo hago con un agente?

Por su parte, el arquitecto Ricardo Álvarez-Díaz  expresó que, “un detalle interesante de esto es que el procedimiento se está llevando localmente con compañías privadas de la Isla que están aportando. Se ha aprendido tanto con este proceso que diferentes partes de Europa, que en su momento estaban construyendo de la misma forma, están usando estos recursos en Puerto Rico para la educación”.

Esta iglesia ha tenido tres órdenes religiosas distintas. La primera fueron los padres dominicos, quienes fueron los fundadores; a estos se les debe el espacio de la iglesia central porque su versión de cómo se evangeliza es a través de la Palabra, por lo que necesitan espacio para atraer y aglomerar a la gente. 

Luego, la iglesia pasa a manos de la orden jesuita, quienes tenían un término diferente de evangelizar el cual era a través de las artes como una manifestación de lo que Dios hace. Ejemplo de ello son los frescos en los techos, mármol en el  piso, las esculturas y pinturas en su interior. “Era una cosa espectacular en ese sentido”, exclamó el  Santos, guía del recorrido. 

SI TE INTERESA: The Ritz-Carlton de San Juan XX años de arquitectura excepcional

Más adelante la toman los padres paules que se distinguen por su labor de evangelización hacia los pobres. Todos sus ingresos no iban a la iglesia sino hacia los menos afortunados. Aunque sí invertían en la iglesia para mantenerla, sostenerla y prevenir una decadencia mayor. 

La casa "estrecha"

La zona histórica de San Juan se caracteriza por poseer las más importantes estructuras que reflejan la identidad del puertorriqueños. Lo que quizás no sepa es que allí también se encuentra una de las casas más estrechas del mundo. 

La casita, construida en la Calle Tetuán, posee el récord mundial de la casa más estrecha en el Hemisferio Occidental. Y es que la residencia se encuentra en lo que una vez fue un pasillo que daba acceso a un patio interior de la comunidad. Una vez el espacio dejó de cumplir   su función, su propietario, Antonio Álvarez le colocó una fachada y un techo para formar el edificio  que tiene la vista más amplia hacia la Bahía de San Juan. Todo esto siguiendo el estilo histórico de construcción de las calles del Viejo San Juan. 

Actualmente la casa funge como galería con obras de artistas puertorriqueños y espera abrir eventualmente al público.  

En el próximo artículo revelamos  secretos sobre la Capilla Gótica, la famosa “Puerta de San Juan” y la Catedral, así como de la Plaza de Armas y Plaza de La Barandilla.  

Para participar de  recorridos  por el Viejo San Juan llame al 787-725-7733 o escriba a arquitecturafxa@gmail.com

Videos