Noticias - Hogar y Decoración

Prima la personalización

Por: Redacción Diseño y Construcción

Cuando los días se acortan y el ambiente festivo comienza a sentirse, nuestro mayor deseo es salir de la rutina y disfrutar de la comodidad del hogar en su máxima expresión. Decorar la casa es lo primero que nos viene a la cabeza y en este otoño-invierno el estilo ecléctico engalanará cada rincón.

Aquí se combinan diferentes épocas: objetos clásicos con muebles modernos, diversas texturas y todo tipo de materiales. ¡No existen reglas! Esto abre paso a crear espacios más personalizados y a gusto. “Se trata de un estilo rebuscado y cargado”, dice Roberto Lucena Zabala, CODDI. 

“A este se le suman el estilo industrial moderno y el escandinavo. Ambas expresiones son de líneas rectas y sencillas”, añadió el interiorista.

Con ciertos guiños retro y vintage, el estilo industrial moderno -también conocido como urbano- tiene su origen en la arquitectura industrial, sin mucha opulencia, pero de sumo atractivo visual. 

El acero, la madera, el aluminio y el hierro serán tus mejores aliados a la hora de ambientar. Tales materiales son característicos de este estilo y se encuentra en mesas, sillas, lámparas y todo tipo de accesorios. En el caso de la madera, se recomienda utilizarla al natural o en tonos mate para aportar calidez. 

SI TE INTERESA: Un modelo de vivienda inclusiva abre sus puertas en el Viejo San Juan

De hecho, Lucena adelantó que “los materiales que predominarán en esta temporada son la madera en sus formas rústicas, las pieles y materia natural. 

Sobre el estilo escandinavo -o nórdico- la sencillez y la funcionalidad se juntan para los amantes del minimalismo y para aquellos que no les gusta llenar los espacios de piezas. 

Originario de Noruega, Suecia y Dinamarca, lo nórdico se distingue por el uso continuo del blanco en combinación con el gris y el beige. De igual forma, estamos acostumbrados a verlo acentuado con detalles anaranjados, azul turquesa, verde manzana y amarillo. Siempre y cuando la superficie sea blanca.

Como elementos básicos, encontramos los portarretratos y los cuadros dado a que aportan color e interactividad a las paredes. Al ser un estilo que proviene de países fríos, los textiles y la naturaleza juegan un papel esencial en la decoración.

Sal en busca de cortinas, alfombras y mantas que aporten al confort y a la relajación. “Los papeles decorativos u otros tratamientos de pared derivados del vinilo en su forma de fotografía pueden ser muy atractivos”, aconsejó el experto.

SI TE INTERESA: Arkitektura presenta lo más reciente en colores y materiales para el baño

Colores que rompen con lo tradicional 

“Con todo lo que está pasando en el mundo, se requiere traer la calidez a los espacios, así que estaremos viendo el amarillo mostaza como color predominante”, dijo. 

Este tono aporta energía, hospitalidad y positivismo a cualquier espacio. Asimismo, el amarillo mostaza tiene la cualidad de agrandar visualmente el espacio. “A este color lo acompañarán los azules añiles y en segundo plano, los grises y verdes”.

Para el 2018, el diseñador de interiores prevé que muchos experimentarán con lo natural, lo sencillo y lo rústico, sin ostentación.