Noticias - Banca Hipotecaria

Se transforma el mercado de los bienes raíces en la Isla

Por: Nory W. Rivera

Hay nichos y áreas de oportunidades en el mercado de los bienes raíces en la Isla, a pesar de que este sector ha experimentado en los últimos años una profunda crisis. Así lo indica el economista Vicente Feliciano en su análisis “Transformación del Mercado de bienes raíces en Puerto Rico”, que se encuentra en la última edición de Progreso Económico, una publicación digital de Banco Popular que discute temas económicos relevantes y sensibles para el País. 

Feliciano junto a Silvio López, primer vicepresidente de Banca Hipotecaria de Popular, aprovecharon la publicación de Progreso Económico para discutir en una mesa redonda algunos de los factores que están contribuyendo a la transformación de este mercado y que redundan en oportunidades.

“Esto no es un problema de ‘real estate’ ni de hipotecas”

Según López, la situación por la que atraviesa el mercado, “no es un problema de ‘real estate’ ni de hipoteca; este es un problema macroeconómico de Puerto Rico, por lo que hay que enfocarse en qué es lo que podemos hacer para desarrollar la economía de Puerto Rico, para detener la emigración masiva”.  

SI TE INTERESA: Una línea de crédito segura para el retiro

Sin embargo, el ejecutivo de Popular recordó que, aunque en los últimos ocho años se han ejecutado alrededor de 30 mil propiedades (en la Isla), por otro lado, se han salvado 174 mil, mediante programas de “loss mitigation”. “El enfoque del gobierno debe ser en cómo creamos empleos adicionales y logramos que los puertorriqueños no se vayan del País”.  

“Es un momento crítico. Cuando miras las ejecuciones, el año pasado hubo 5,400 ejecuciones, la cifra más alta. Sin embargo, las unidades en proceso de ejecución han bajado y la delincuencia (en el pago de hipotecas) también ha bajado significativamente. Las cosas se están alineando y todo va a depender de lo que esté pasando con el gobierno y de qué áreas de desarrollo económico se puedan crear”, sostuvo López.

Entre los factores que, según el banquero, contribuyen a la baja en la delincuencia está el hecho que las personas están siendo más cuidadosas en cuanto al tipo de vivienda al que pueden aspirar. “Ahora estás viendo a personas más conscientes de cuál va a ser su proyección futura”. También destacó que la calidad de los préstamos hipotecarios que se originan en la Isla ha mejorado significativamente en los últimos años y eso aporta a esa reducción. 

SI TE INTERESA: FirstMortgage te orienta: el proceso de evaluación de un préstamo

Al hablar de oportunidades, los ejecutivos resaltaron los intereses hipotecarios, que han alcanzado bajas históricas, lo que hace posible que más personas puedan tener acceso a una vivienda. 

Los centros urbanos

Otra oportunidad la ven en los centros urbanos. “Tenemos que volver a los centros urbanos. La juventud lo que quiere es vivir cerca del trabajo, caminar al trabajo; la idea de vivir en los suburbios ya no es”, dijo López, añadiendo que “hay una mentalidad un poco distinta a la que había un tiempo atrás”. Puso como ejemplo áreas como Santurce, donde se ha desarrollado una nueva comunidad alrededor de desarrollos como Ciudadela, el cual le ha impartido nueva vida a la zona y ha fomentado el establecimiento de nuevos negocios para suplir las necesidades de esa comunidad renovada.

“Hay que ver cómo podemos replicar lo que está pasando en Santurce en otros sectores”, indicó López haciendo referencia al centro urbano de Río Piedras como “un natural” para desarrollar proyectos de vivienda. López también hizo referencia a otros centros urbanos en Estados Unidos que han hecho florecer lugares que hasta hace muy poco estuvieron abandonados, como Detroit, Chicago y Austin, donde se han construido proyectos de vivienda lo que permite a las personas vivir a pasos de sus trabajos. 

SI TE INTERESA: Alternativa hipotecaria para el retiro

Inversionistas residentes

Feliciano también menciona en Progreso Económico como factor que contribuye a la transformación del mercado la llegada a la Isla de inversionistas residentes producto de la Ley 22 de 17 de enero de 2017. Esta ley, conocida como la Ley para incentivar el traslado de individuos inversionistas a Puerto Rico, ha impactado positivamente el mercado, según indica, ya que ha dado paso a que mercados de lujo como Dorado, Condado y Palmas del Mar estén experimentando alzas significativas en los valores de sus propiedades. 

Según Feliciano, hasta el 2016, el valor total de propiedades adquiridas por este grupo de inversionistas residentes en el mercado hipotecario (residencial y comercial) en la Isla ascendía a $330 millones, con un valor promedio de $2.3 millones por propiedad (datos del Departamento de Desarrollo Económico).

López, indica por su parte, que estos ciudadanos del exterior vienen atraídos por los incentivos contributivos, pero cuando llegan a la Isla encuentran mucho más: excelentes escuelas, servicios médicos de primera, profesionales de alto calibre y las bellezas naturales que solo esta Isla ofrece.

Para más información accede a www.popular.com/progreso