Noticias - Actualidad

Servidora, restauradora y voluntaria

Por: Perla Sofía Curbelo Santiago/ Especial Para Construcción
Lisa Spickers Sepúlveda (Foto por Rosario Fernández)

Una goma vacía a altas horas de la noche en el Viejo San Juan no detendría a la entonces adolescente Lisa Spickers Sepúlveda para salir airosa de la situación, sobre todo porque el conocimiento estaba de su lado, y sentarse a esperar junto a su amiga no era parte del plan. En ese momento agradeció que su padre le haya enseñado a ella y a sus hermanas a cambiar neumáticos. 

La fascinación por el conocimiento en combinación con una crianza donde las tareas eran asignadas por necesidad y no por género ha sido clave en el desarrollo profesional y personal de Lisa. “En mi casa nunca hubo distinción de tareas por género”, recordó la perito electricista, sobre cómo sus padres, profesionales en el área de salud, educaron a sus cuatro hijas. “Incluso, en la línea de trabajo donde me he desarrollado por los pasados 17 años ha sido porque había una necesidad”, dijo la contratista de servicios eléctricos y de remediación de estructuras.

Su empresa Humidity Control Solutions (HCS), asiste a clientes con problemas de humedad que afectan la calidad del aire, causando el desarrollo de hongos y afectando la productividad de las empresas. El objetivo es reestablecer el ambiente interior de las estructuras comerciales o residenciales hasta llevarlas a un uso razonable. Además, ofrece servicios eléctricos.

SI TE INTERESA: Enfocados en una nueva dirección

Precisamente, Lisa es una de las casi 40 mujeres licenciadas como perito electricista de los 6,000 que hay en la Isla. Uno de sus roles como miembro activa del Colegio de Peritos es seguir fomentando la práctica y alentar a aquellos que estén como ayudante de perito a que continúen preparándose para licenciarse. Asimismo, contribuir a que las mujeres que están estudiando la profesión se sientan en la libertad de hacerlo, libres de presiones sobre lo que puedan opinar de ellas. “El apoyo de la gente (Colegio) ha sido bien alentador para que haya inclusión”, destacó. 

Esta reconoció que todavía tiene que lidiar con las impresiones de sorpresa de la gente cuando le preguntan sobre su profesión. Incluso cuando está en medio de una obra. “Los que más se sorprenden son los clientes en la calle”, comentó. En ocasiones cuando va con su ayudante a realizar algún trabajo eléctrico, primero se dirigen a él pensando que es el perito. 

SI TE INTERESA: Sun West adopta niños para el “back to school”

Para Lisa es esencial continuar educándose y contribuyendo a través de las organizaciones profesionales que participa, sobre todo para mantener al día la vigencia y los servicios de su empresa. “Siempre he sido una persona orientada a contribuir en las asociaciones profesionales de las que soy parte, como la Cámara de Comercio de Puerto Rico, y ahora que estoy activa en el Colegio de Peritos Electricistas. Y para eso tienes que mantenerte al día”, destacó, quien cuenta con un sinnúmero de certificaciones profesionales que van desde la preparación en el área de investigación de fuegos y explosiones, limpieza y restauración de estructuras hasta instalación de placas fotovoltáicas.  

Entre sus clientes  figuran reconocidas empresas. Sin embargo, se ha ido moviendo cada vez más a ofrecer servicios a residencias.  

Para la perito, sus días de trabajo pueden comenzar a las 7:00 a.m. y, dependiendo del proyecto, pueden terminar temprano o tarde en la noche. A veces está en la oficina los sábados y domingos para atender el trabajo administrativo.

SI TE INTERESA: MBA reconoce figuras destacadas de la banca hipotecaria

En su tiempo libre disfruta del tenis, la salsa y la lectura. El servicio a otros le apasiona. En el 2014, Lisa participó como voluntaria de un viaje misionero a Kenya, experiencia que según expresó, le cambió la vida. “Hasta que tu no vas a un país como ese, no te das cuenta de cuan bendecido eres”, destacó la madre de tres hijos. La perito, junto a otros colegas y misioneros, pasó alrededor de un mes en el país africano realizando trabajos eléctricos para el orfanato Hogar niños de Dios, una obra del Dr. Jesús Hernández.  

Para estar al corriente con las últimas tendencias en su industria, trabaja en una aplicación móvil para que sus clientes puedan seguir el progreso de cada proyecto contratado. Según la perito, permitirá compartir información con mayor facilidad.

“Me encanta lo que yo hago. Mientras más cosas nuevas más me fascina, sobre todo en la parte de eficiencia energética. Le digo a la gente que cuando vaya a escoger alguna profesión, que lo prueben y si eso es lo que te emociona al final del día, vete por ahí”, acotó.