Noticias - Opinion

Soluciones para condóminos

Por: Dr. Fernando Abruña Charneco| dialogandoverde@gmail.com

Luego del paso de María se ha levantado una conciencia nacional sobre las fuentes de energía renovable nunca vista en el País. Ya todos hablan de sistemas fotovoltaicos, ¿por qué es necesario un sistema de almacenamiento con baterías? y lo que es un kilovatio-hora. Se discute en la palestra pública la importancia de la Comisión de Energía ante el clima de cambio que se avecina en la manera en que energizamos el país y las micro-redes como el futuro inmediato de nuestro escenario energético nacional. También he notado una frustración en aquellos que residen en condominios multipisos y su sentido de impotencia con relación a las fuentes renovables, en especial con los sistemas fotovoltaicos. Hoy les ofrezco el "botiquín María” con los medicamentos necesarios para curar tu decepción.

¿Qué podemos hacer si el techo de nuestro condominio es parte del área comunal? ¿Puedo instalar un sistema fotovoltaico para mi apartamento?

El nivel de consumo actual, las eficiencias obtenibles de equipos y enseres y el estándar de confort al que estamos acostumbrados, permite atender las necesidades energéticas de los residentes con sistemas fotovoltaicos en una huella de techo compartida, en condominios que no excedan tres pisos en altura. En los restantes escenarios se puede implantar un sistema fotovoltaico que atienda las necesidades comunales del condominio incluyendo la iluminación de pasillos, escaleras, vestíbulos, entradas, estacionamientos y patios, y quizás un ascensor durante las horas más activas de uso reduciendo, presumiblemente, los gastos de mantenimiento de cada uno de los condominios. Una estrategia que se populariza cada vez más es el recurso de marquesinas fotovoltaicas para guarecer las áreas de estacionamiento y a la vez aumentar el área disponible para instalar módulos fotovoltaicos adicionales que puedan atender otras necesidades comunales.

SI TE INTERESA: Tus obras, mis obras, las nuestras

¿Qué puedo hacer para atender mis necesidades energéticas en mi apartamento?

Si tu apartamento tiene un balcón con orientación: sureste, sur o suroeste, puedes instalar paneles fotovoltaicos en las paredes o en atriles removibles para captar la energía solar durante gran parte del día y del año, con sus respectivos inversores, controladores de carga y banco de baterías para cuando se presente una emergencia. En ausencia de balcones en estas orientaciones puedes exponer a la radicación solar disponible, multiplicidad de dispositivos (“gadgets”) solares incluyendo luces fotovoltaicas que incorporan un panel, batería y lámpara en una sola unidad. También abanicos fotovoltaicos con la misma capacidad. Se cargan durante el día con energía solar y se operan en la noche con la energía acumulada en sus baterías.

Mi apartamento no tiene balcón. ¿Tengo alguna otra opción?

Existen también lámparas, radios y abanicos de cuerda y de gatillos que se oprimen por cortos períodos de tiempo para cargar las baterías utilizando la fuerza muscular. Mi favorito en esta familia de dispositivos son las lámparas de gravedad (“gravity lights”) Esta lámpara colgante portátil es fácil de instalar y proporciona luz instantánea en cualquier espacio no electrificado. Produce iluminación instantánea (sin precarga), durante tantas horas como sea necesario, siempre que un contrapeso colgante se mantenga sobre el piso. Se tira de un cable para elevar un peso, creando de 20 a 30 minutos de luz en su descenso.

SI TE INTERESA: Segunda parte: Todo sobre seguros en condominios y urbanizaciones

¿Y para conservar productos y comestibles refrigerados?

Una estrategia es la creación de un refugio en el mismo edificio. Puede ser un apartamento (preferiblemente en el segundo nivel para mitigar el riesgo de inundación) dedicado a mantener varias neveras y congeladores comunales, radios convencionales y de onda corta, luces, abanicos y cargadores de equipos electrónicos donde todos los condóminos puedan compartir su uso. Este refugio puede atender emergencias médicas y ser energizado con un sistema fotovoltaico comunal en la azotea del edificio, con su respectivo banco de baterías.

¿Qué podemos hacer para atender las necesidades de consumo de agua?

Más allá del uso de cisternas alimentadas por la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados, recomiendo el uso de cisternas inteligentes. Una cisterna inteligente cosecha aguas de lluvia que caen sobre la azotea; se coloca justo debajo de esta pero en el piso más alto disponible. Un condominio de seis pisos de altura, por ejemplo, estará dotada de una cisterna inteligente en el quinto piso. Esto se hace para que los pisos inferiores puedan recibir agua utilizando la fuerza de gravedad, sin necesidad de bombas eléctricas.

SI TE INTERESA: Todo sobre seguros en condominios y urbanizaciones

¿Qué podemos hacer para atender nuestras necesidades de agua potable?

Existen purificadores de agua por gravedad que tampoco requieren electricidad. Consisten de dos receptáculos (típicamente de plástico o acero inoxidable) uno sobre otro. En el superior se vierte el agua contaminada o de dudosa limpieza y se deja pasar por unos filtros de cerámica (instalados en su interior). El agua que pasa por estos filtros se deposita en el receptáculo inferior y es apta para consumo humano.

Utilizando buenas prácticas de conservación de recursos energéticos e hídricos, y nuestra imaginación, podremos prepararnos mejor y mitigar los daños e inconveniencias que pueda presentar el próximo evento de huracán.

El autor es arquitecto practicante, catedrático retirado de la Escuela de Arquitectura de la UPR, “fellow” del American Institute of Architects, fundador y pasado presidente del US Green Building Council del Caribe y la autoridad reconocida sobre el tema en Puerto Rico.