Noticias - Actualidad

"Soy mujer y ferretera"

Muchas culturas definen a las féminas como delicadas, ingenuas e inexpertas en áreas laborales dominadas por varones. Debemos de comprender que esto es parte de una construcción social, la cual ha progresado gradualmente gracias al esfuerzo, valentía e independencia de la mujer moderna.

Las ferreteras han adquirido un rol necesario en la industria al lograr una fusión entre la construcción y la toma de decisiones en las mejoras del hogar. Los clientes las buscan porque van más allá de su necesidad. Analizan su problema o situación y lo solucionan con productos prácticos y beneficiosos para el cliente. Es decir, van al grano. Como ferreterías locales de la comunidad no venden por vender; escuchan al cliente, ejecutan y le resuelven pensando en calidad y costo. 

Hoy día la sociedad vive un ritmo de vida acelerado. Muchas de estas empresarias no solo son ferreteras, sino que también son madres, esposas y administradoras del hogar. 

"La ferretería es mi musa, mi pasión, llegar y resolver al cliente que seleccionó mi ferretería me motiva a buscarle la mejor alternativa para que esté satisfecho y regrese. A veces los días se complican. Por ejemplo, si mi hijo no tiene clases, tengo que llevármelo al negocio. Gracias a Dios tengo el privilegio de poder hacerlo, pero llega el momento en el que una no sabe cómo dividirse. Ahí tenemos que "convertirnos en pulpo" y resolver como sea”, expresa Valerie Hernández de Ferretería Valerie en Bayamón.

SI TE INTERESA: El ascensor multidireccional

Asimismo, Yareliz Nevárez, de Ferretería Corozal, dice que, "ha sido un reto desarrollar la ferretería, y otros proyectos, y criar adolescentes en este tiempo. Luego que distribuya el tiempo y esté presente en los momentos importantes de mis hijos, no hay límites". Me encanta estar día a día con mis clientes que son mi motivación y me los gozo a  cada momento". 

De igual manera, Nelly Alvarado, de Levittown Plumb Electric & Rental en Toa Baja, mafifestó que, “actualmente mis clientes, empleados, amistades y familiares reconocen la dedicación, esfuerzo y perseverancia que invertí en mi negocio. Inicié en este ámbito con el apoyo de mi hermano, su pasión hacia esta ocupación me inspiró a fundar mi propio negocio. Comencé sin ningún tipo de conocimiento, gradualmente me fui familiarizando con plomería, electricidad y materiales de construcción. No fue fácil, pues me encontraba en un entorno repleto de prejuicios por ser mujer. Siempre existirán prejuicios, sin embargo, esto no me detuvo para alcanzar mi meta. Me apasiona lo que hago y seguiré ofreciendo servicios de alta calidad”. 

SI TE INTERESA: Inauguran SealMaster en Puerto Rico

Finalmente, Veradis Pagán, de Ferretería Pagán & Sons, Inc. en Canóvanas, sostuvo que, se crio en la ferretería mirando el esfuerzo de sus padres y hermanos. “De ellos aprendí parte de lo que es el negocio. Me encanta servir a los clientes y más aún llegar a mi casa y atenderla. Suena complicado pero se puede si amas lo que haces, con Dios por delante que me da las fuerza todos los días", apuntó.  

Las empresarias coincidieron en que, cuando conversan con la gran mayoría de sus clientas estas manifiestan que en la construcción y coordinación de los servicios se encargan sus maridos, padres o hermanos; pero en el diseño, la distribución de los espacios, y las mejoras, ellas son las capitanas. Esto también aplica para detalles de color, ubicación de los accesorios y selección de muebles de baño y cocina.  

Ferreterías D' Aquí se enorgullece de tener un grupo con muchos líderes que trabajan en equipo y que están a favor de la igualdad. Para más información acceda www.ferreteriasdaqui.com