Noticias - Hogar y Decoración

Una “baticueva” exclusiva para súper papá

Por: Sofía Muñoz Puig

Dedicar un espacio exclusivamente para que el rey de la casa disfrute de sus actividades preferidas, es un sueño para cualquier papá. Este “man cave”, un proyecto por la arquitecta y diseñadora de interiores Edwina González, de la firma E.go Design Studio, y el Ing. Onix Ruiz, propietario de Smart Automation, es gran inspiración para crearle su propia “baticueva” al hombre del hogar. 

Un “man cave” es un refugio donde el usuario puede aislarse literalmente a realizar aquello que más le gusta sin ser interrumpido o simplemente, a su manera. De acuerdo al ingeniero, cuya firma estuvo a cargo de sincronizar el diseño del espacio con los elementos tecnológicos, “los 'man caves'se han vuelto cada vez más comunes entre nuestros clientes”.

Su compañía diseña sistemas de audio y vídeo, control de iluminación, cortinas motorizadas y automatización en colaboración con arquitectos e interioristas para asegurar que los espacios cumplan las expectativas en cuanto a tecnología se refiere. 

SI TE INTERESA: Puertas y ventanas de resistencia inigualable

“Normalmente hay cuatro exigencias que piden los clientes para incorporar a estos espacios: un sistema de 'home theater' con proyección, un sistema de estéreo de dos canales para escuchar música, control de iluminación y cortinas motorizadas”, reconoce. 

En este caso, el propietario pidió un requisito: “Quería un espacio multiuso donde pudiera tener una película 4K o un juego de fútbol corriendo a la vez y que, al mismo tiempo, se pudiera jugar billar”. 

El reto mayor a nivel tecnológico fue “lograr que pudiera haber un vídeo de alta definición mientras las luces están encendidas para jugar billar. Usando el control de iluminación y cortinas motorizadas Lutron, junto a un proyector Sim2 Super Lumis de 5,000 lumens, conseguimos crear el balance correcto”.

Un "man cave" a la carta

“En los proyectos residenciales que hemos intervenido”, dice la arquitecta e interiorista Edwina González, “a todos los hombres les gustaría tener un 'man cave' aunque no todos tienen espacio para tenerlo. Por esto, el salón familiar se convierte en un punto medio”. En este caso se volvió una misión cuando, en plena construcción, el cliente decidió que deseaba un 'man cave' en un área que se había designado como espacio de juego para niños. “Fue un reto cómo hacer de este espacio -que no tiene las dimensiones ideales para el uso que le daría- uno para incluir un teatro con barra y área de juegos de adultos. Además, que cumpliera con todos los requisitos tecnológicos y funcionales para el cliente y estéticos para la esposa. Trabajamos con los materiales y colores darle el aire varonil siguiendo la congruencia del proyecto”. 

SI TE INTERESA: Cojines que devuelven esperanza

A la hora de diseñar este tipo de espacio, la acústica es imperativa. “Como en Puerto Rico hay tanta humedad y el piso es en mármol, no quisimos instalar una alfombra fija para que no se quedara atrapada la humedad. Preferimos tratar la acústica en las paredes”, explica González, al agregar que esta “se controló con fascias, cortinas y paneles acústicos”.  

“El reto con los 'home theaters' es la distancia que se necesita desde el espectador,  la pantalla y el sonido, que va a depender del ancho del área de proyección. Esto tipo de espacio requiere mobiliario que permita estar relajado y que supere la experiencia del cine como tradicionalmente le conocemos. Los cines comerciales hoy día se están orientando hacia la experiencia más personal”, menciona González. 

Por otra parte, “una solución para incluir la barra y el área de juego, fue conseguir una mesa multiuso ("fussion table") con topes intercambiables para convertirla en mesa de comer y de jugar póker, ajedrez, ruleta… y si le remueves el tope, se convierte en una mesa de billar”.  

SI TE INTERESA: Integración perfecta

En este soberbio "man cave" se puede estar jugando un partido de cartas o ajedrez con amigos, a la vez que se proyecta una película, un juego de pelota o mientras los niños disfrutan de vídeo juegos… todo al mismo tiempo y con la atmósfera perfecta. ¡Qué más se puede pedir!