El "Open House": una corta historia

Por: Nory W. Rivera

Una de las herramientas más poderosas que se han utilizado en el proceso de venta de una propiedad es el "Open House" o como dirían en Castilla la Vieja, las "casas abiertas". 

Estas actividades se han convertido en todo un evento y en ocasiones los desarrolladores o dueños de una propiedad tiran literalmente la casa por la venta. 

En Estados Unidos, durante el mes de abril comienza lo que se ha denominado la "época de los Open Houses", porque muchos consumidores aprovechan precisamente estos meses de camino al verano para visitar propiedades y tomar la decisión de mudarse antes que esta estación concluya.

Usted posiblemente pensará que los "Open Houses" son cosas de la época moderna. Sin embargo, se sorprendería al saber que estos comenzaron a celebrarse a principios del siglo pasado. Cuenta la historia que a principios de la década de 1900 durante la era del "Wild West" cualquiera podría declararse un experto en bienes raíces y vender tierras y propiedades.

Ante este resurgir inmobiliario estos comerciantes de propiedades luchaban por acaparar la atención de los prospectos compradores. Aquellos con las mejores estrategias de ventas y de persuasión acaparaban la atención de los dueños de las propiedades y como resultado, el acceso a ellas.

Así, los agentes inmobiliarios comenzaron a abrir las propiedades para que los consumidores pudieran apreciar la distribución de espacios o la integración de nueva tecnología como la electricidad. Esto se denominaba "Open for inspections".

Para la década de 1950, el término cambió a como lo conocemos hoy día y se celebraban principalmente durante los fines de semana. Se obsequiaban a los visitantes con refrigerios y hasta con automóviles a quienes optaban por comprar una de esas propiedades en exhibición.

 Con el pasar de los años los adelantos tecnológicos han invadido nuestra vida y hoy puede hacer una visita virtual a cualquier propiedad en prácticamente cualquier parte del mundo.

 Sin embargo, nada sustituye esa experiencia personal de visitar una propiedad, recorrer sus espacios y experimentar si realmente es el lugar donde queremos pasar gran parte de nuestra vida. 

Los "Open Houses" siguen siendo tan valiosos y efectivos como aquellos que se celebraron a principios del siglo 20 y se estima que el 44% de los compradores sigue utilizando esta oportunidad como medio informativo antes de tomar la decisión de comprar.

Así que si está en busca de una propiedad, aproveche esas oportunidades que le ofrece el mercado. Visite cuantos proyectos pueda, haga preguntas y recorra el vecindario. Eso muy bien valdrá el esfuerzo.

Hablando de "Open Houses" hoy nuestra edición tiene información de varios eventos de este tipo que se estarán ofreciendo en proyectos en diversos lugares de la Isla. Si busca una propiedad aproveche esta oportunidad para conocer de primera mano lo que ofrecen.