Noticias - Actualidad

2019: un año clave en la reconstrucción de Puerto Rico

Por: Larissa Vázquez Zapata| larissa.vazquez@gfrmedia.com

Al finalizar el primer trimestre de 2019 -y en el marco del 45 aniversario de Diseño y Construcción- te presentamos la visión de algunos de los protagonistas de la industria de la banca hipotecaria, los bienes raíces y la construcción en Puerto Rico, quienes analizan la situación actual, en seguimiento al ejercicio que inició esta revista el año pasado. 

En 2018, un grupo de expertos concordó en que habría una recuperación económica lenta y a largo plazo durante el 2019, en un panorama completamente distinto. Esto tras el desastre del huracán María, porque tanto la población como el perfil general del comprador cambió. En consecuencia, había que entenderse primero qué construir y para quién. 

Ya es de todos sabido que ni la compensación de las compañías de seguros, ni las ayudas prometidas por el Gobierno Federal han llegado al tiempo en que se esperaban. Por ende, el aumento en la actividad económica de la industria está todavía por verse. Hay que sumar el incremento en propiedades reposeídas por la culminación de moratorias y el aumento en delincuencias de pago, que ya era significativo, aún antes de María. 

SI TE INTERESA: Unen esfuerzos para promover reválidas de ingeniería

También, en aquella ocasión, nuestros expertos destacaron la reducción en volumen general del mercado debido a que los refinanciamientos habían disminuido y los intereses ya empezaban a subir de forma gradual. Así que al día de hoy, el sentir de los representantes de la industria puede definirse como un positivismo discreto a la hora de evaluar oportunidades que aporten al bienestar y la comodidad financiera de los consumidores. 

¿Qué otros factores hay que considerar ahora? 

Primero, que el precio de los materiales de construcción ha encarecido, segundo, que el aumento en el salario mínimo del trabajador de la construcción ya fue aprobado, aun cuando la Junta de Planificación advirtió que adoptar dicha política pública podría aumentar el desempleo y contraer la economía. Tercero, que los bancos y las instituciones financieras cada vez exigen más a la hora de aprobar préstamos para la compra de hogares, lo cual parecería desalentar la construcción de vivienda nueva. En todo caso, el dilema, desde el punto de vista del consumidor, estará mayormente entre si comprar una propiedad reposeída -que todo el mundo no quiere, ni está preparado para asumir un proceso de remodelación- o una "turn key", lista para ser ocupada y con las amenidades deseadas.

SI TE INTERESA: Puerto Rico persigue la expansión de desarrollo hotelero

A continuación, influyentes, actores de la industria y colaboradores de nuestra revista, revelan lo bueno y los retos que nos esperan en 2019.

Silvio López

Primer vicepresidente de Popular Mortgage

Las proyecciones para el año próximo serán similares a las que hicimos para el año pasado. No obstante, veremos un elemento importante que es un impacto positivo en el mercado creado por el dinero federal que está entrando a la isla como resultado de los fondos otorgados por el huracán María. Es importante señalar que este impacto lo debemos ver para fin de año, cuando continuarán predominado las transacciones de compraventa. A principios de año se experimentará un alza de intereses en el mercado. Esto significa que a los clientes se les hará más difícil cualificar para préstamos. No obstante, a fin de año el mercado se recuperará.  Afortunadamente, la delincuencia se ha ido estabilizando y lentamente se ha ido reduciendo de forma consistente.

SI TE INTERESA: El Instituto de Ingenieros Ambientales se prepara para su evento cumbre

Ingeniero Emilio Colón Zavala

Presidente de la Asociación de Constructores de Puerto Rico

La burocracia requerida para la reconstrucción luego de los huracanes del 2017 ha sido un gran reto. Llegamos al 2019 retrasados en lo que veíamos venir hace un año. Mejoramos en la compraventa de vivienda nueva en comunidades planificadas. Algunos sectores de la construcción aumentaron. Las cifras de empleo mejoraron.Hemos podido sentar bases para el reto inmenso de reconstruir de manera holística y resiliente.  Para el 2019 esperamos que la construcción y compraventa de vivienda nueva aumente.  Programas gubernamentales, como los financiados a través de CDBG-DR, deben comenzar el primer trimestre del año.  Estos comienzos serán escalonados por lo que el impacto en nuestra infraestructura se verá para la segunda mitad del año. Veremos el comienzo de iniciativas desde el sector privado tales como el adiestramiento de nuestra fuerza laboral de modo que la construcción se haga en cumplimiento con los códigos y nuestro ordenamiento.

SI TE INTERESA: "Un tiesto a la vez": Taller para aprender a seleccionar las plantas para tu hogar

Arquitecto Ricardo Álvarez-Díaz

CEO de Álvarez-Díaz & Villalón- Architecture and Interior Design y Miembro de Invest PR

El 2019 es el año en el cual los fondos federales empezarían a distribuirse dentro de un plan de reconstrucción definido. Sin embargo, la inflación falsa creada por el aumento en costo de materiales y labores es un tema que hay que ver con mucho cuidado ya que está afectando la inversión privada necesaria en una economía sostenible que no dependa solo de fondos federales. Añadido a esto, hay un nivel de incertidumbre en cómo se van a implementar estos programas y cuán rápido empiecen a dar frutos. Lo que será clave en la credibilidad para inversionistas y compañías locales, nacionales e internacionales que quieran ser parte de la  histórica revitalización de nuestra isla. Hay que atender con optimismo cauteloso el potencial que tiene la legislación federal de Zonas de Oportunidad para Puerto Rico. Tema de suma importancia en relación a la necesidad significativa de inversión externa en la isla,  la cual ha sido casi inexistente por los últimos doce años. 

SI TE INTERESA: La ACPR hace un llamado a la Asamblea Legislativa

Lcda. Luzmarie Vélez-Miró

Primera vicepresidenta y Directora de Administración de Hipotecas FirstMortgage

2018 fue un año  de muy poca recuperación para la industria hipotecaria, siendo impactada por el alza de intereses y el retraso en el desembolso de fondos federales. Los productos 203H y 203K estaban disponibles, no obstante, no fueron la mayor opción para la compra y mejoras de propiedades. Para 2019, esperamos ver los frutos de la inversión de los fondos federales, lo cual acelerará el proceso de recuperación de la industria hipotecaria. Dichos fondos proveerán asistencia para compra de hogares e incentivos al desarrollo de proyectos nuevos y rehabilitación de propiedades existentes. No anticipamos un incremento en el mercado de hipotecas, pero sí un poco de estabilidad en el sector. Dado al aumento en inventario de propiedades para la venta, 2019 brindará la oportunidad de enfocarnos en la población que busca hacerse de su primer hogar o quienes buscan invertir, como familias nuevas y millenials.

SI TE INTERESA: Conoce a la directora ejecutiva de la Asociación de Contratistas Generales

Roberto "Coqui"Echevarría

Vicepresidente de RE Advertising

El 2018 tuvo un crecimiento notable en la industria de construcción de hogares por el insumo de dinero luego del huracán y una baja en los “refis” resultado del aumento en los intereses hipotecarios. Las preventas de proyectos nuevos, especialmente en pueblos como Guaynabo y Juncos, han sobrepasado las expectativas. Señal de la necesidad existente para vivienda nueva y de lo que debemos ver en el primer semestre del 2019. En 2019  veremos un crecimiento en la industria de construcción en general, incluyendo proyectos nuevos, viviendas unifamiliares y vivienda para los adultos de la tercera edad, resultado de la inyección de dinero extranjero que debemos recibir antes del verano. Esperamos que el Banco Central no sea tan agresivo en los aumentos de las tasas de interés hipotecario para que localmente los bancos puedan seguir prestando a intereses atractivos.  

SI TE INTERESA: Vivienda para estudiantes

Licenciado Israel O. Alicea Luciano

Durante el 2018 estuvimos atentos a la venta de la cartera de deudas del CRIM y al aumento en propiedades abandonadas. Los alcaldes han presentado propuestas para tener mayor injerencia en el proceso de cobro de las deudas del CRIM. Mas no hemos visto propuestas sobre cómo detener un aumento en propiedades abandonadas. En 2019: no se han recibido las compensaciones por reclamos a los seguros por María; los costos de materiales de construcción incrementarán por la guerra de tarifas entre China y Estados Unidos; los costos de construcción aumentarán debido a la falta de trabajadores en el área de la construcción y la alta demanda en estos servicios; continúa el éxodo de personas; los fondos federales de reconstrucción no han llegado; las tasas de interés continúan aumentando; la Ley PROMESA afecta la efectividad del Gobierno; y la reforma contributiva incrementará los costos administrativos de los condominios y urbanizaciones.

SI TE INTERESA: Realizan monitoreo de calor intra-urbano

Arquitecto Nataniel DDe, AIA Fúster-Félix

En el 2019 parece haber un auge en proyectos a gran escala de índole comercial en gran parte producto de inversiones exentas de millonarios especuladores. Por otra parte, lamentablemente escasea la obra pública de carácter cívico e institucional en lo que aparenta ser un claro indicio de los efectos de los recortes presupuestarios de la Junta de Control Fiscal. 

También queda por ver si la anunciada inversión federal en el tema de la vivienda redundará en estimular nuevos enfoques. Diseños en los que no se vuelvan a repetir los errores del pasado integrándose con convicción temas de sostenibilidad y cumpliendo a cabalidad con los requisitos de los nuevos códigos de construcción, entre otras consideraciones.