Noticias - Actualidad

Álvaro Siza, gana Premio Nacional de Arquitectura de España

El arquitecto portugués Álvaro Siza, ha sido galardonado con el Premio Nacional de Arquitectura 2019 -dotado con 60,000 euros- promovido por el Ministerio de Fomento de España.

Nacido en Matosinhos en 1933, estudió Arquitectura en la Escuela Superior de Bellas Artes de Oporto entre 1949 y 1955. 

En España ha construido entre otros muchos edificios el Centro Meteorológico de la Villa Olímpica en Barcelona; Las Viviendas Sociales de Cádiz; la Facultad de Ciencias de la Información de Santiago de Compostela; el Rectorado de la Universidad de Alicante; o el Edificio Zaida en Granada.

Entre sus Premios y Distinciones caben destacar el Premio de Arquitectura de la Asociación Internacional de Críticos de Arte (1982), el Premio de Arquitectura de la Asociación de Arquitectos Portugueses (1987), la Medalla de Oro de Arquitectura del Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (1988), el Premio Mies van der Rohe o el Pritzker de la Fundación Hyatt de Chicago por el conjunto de su obra (1992).

SI TE INTERESA: Alternativas para energizar el hogar

No será un premio exento de polémica, aunque Siza, de 86 años, es considerado como un maestro por varias generaciones de arquitectos españoles y portugueses. No obstante, Siza es el primer extranjero en ganar el Premio. 

Las obras de Siza se caracterizan por la concordancia con el entorno natural y cultural y por un estilo que conjuga elementos del racionalismo y del organicismo. 

Siza -que originalmente pensó que iba a convertirse en escultor- se destaca por su arquitectura que mantiene una calidad escultórica. Su transición a la arquitectura  se llevó a cabo a principios de su carrera, después de experimentar la obra del catalán, Antoni Gaudí durante un viaje a Barcelona.  

“Al comenzar mis estudios no tenía un verdadero conocimiento de la arquitectura”, reveló Siza en una entrevista. “Recuerdo que una vez le enseñé uno de mis primeros dibujos a Carlos Ramos, que era mi profesor, y él me dijo: 'Se ve que usted no tiene ninguna información sobre arquitectura. No ha leído jamás un libro de arquitectura. Vaya y cómprese unas revistas de arquitectura'. Lo que dijo era verdad, y ese consejo fue muy importante para mí porque le hice caso. Esa misma tarde, fui a una librería y compré cuatro revistas de arquitectura. Una no era muy buena, pero, de las otras tres, una era sobre Richard Neutra, otra sobre Walter Gropius y la otra sobre Alvar Aalto... el aprendizaje de la arquitectura se basa en ver. En ver obras. Y así es como penetran las influencias”.

SI TE INTERESA: El CIAPR convoca a reunión para uniformar esfuerzos