Noticias - Opinion

Captura el paisaje en tu casa de campo

Por: Sylvia Villafañe | info@petrusgallery.com

Los colores que el campo nos regala son inolvidables. Quizás por eso quisiéramos que invadieran las ventanas de nuestra residencia campestre y se confundieran entre los espacios que habitamos como la sala, el comedor, los cuartos y hasta la cocina. Si te guías por esa referencia visual, harás una efectiva selección de piezas que aporten a la ambientación de tu rincón rodeado de verdor.

Primero quiero dejar algo claro. Nunca pienses que una segunda residencia no merece exhibir obras de arte porque no pernoctes allí todo el año. Cualquier espacio que habites debe tener tu huella y nada describe mejor a un inquilino que las piezas de arte con las que escoge convivir.  

En tu casa de campo, las paredes pueden tener lienzos, dípticos o trípticos con imágenes de la flora y la fauna propia de la zona, como un homenaje a tus vecinos. Esta recomendación puede crecer dependiendo de tus gustos; los interesados en la botánica dedican especial atención a plantas y flores que protagonizan obras de arte al igual que los fanáticos de algún animal buscan retratos o esculturas que aludan a sus formas.

SI TE INTERESA: ¿Y si se va el agua? Recupera resilientemente tu operación diaria luego de los estragos de un huracán

El personaje del jíbaro puertorriqueño abre la puerta a múltiples interpretaciones que son apropiadas para tu residencia campestre. Puedes escoger el retrato tradicional o experimentaciones modernas que también exaltan dicha figura. Además, considera estampas usuales del lugar como sería el trabajo en la tierra, el recogido de cosecha o los amaneceres y atardeceres desde privilegiados puntos.

Se estila además el uso de imágenes en los que algún mapa de la región o de nuestra isla, son el punto de partida para propuestas abstractas y figurativas.

El estilo de decoración ecléctico invita a considerar los retratos en estos espacios. Muchas veces, las casas de campo son estructuras heredadas de generación a generación por lo que se recuerda a quienes les precedieron con retratos al óleo, fotografías artísticas o “collages” de arte contemporáneo que integran fotos casuales de los integrantes de la familia. No te limites. Si una de tus mascotas es considerada familia y merece ocupar un lugar prominente en la casa, considera fotos, pinturas o esculturas que la inmortalicen. 

SI TE INTERESA: Los techos como parte de la decoración del hogar

Deja también que la historia te dirija. Algún suceso o personaje que impactó el área puede revivir en tus paredes como sería la imagen de una antigua hacienda azucarera, de algún carnaval desaparecido, un paisaje que no sobrevivió el desarrollo o hasta una talla del santo patrón del pueblo.

Si eres fanático declarado de la pintura abstracta, ¡bienvenida sea! Este tipo de obra puede aportar textura, además de belleza, a paredes rústicas o muy sencillas. 

La diversión no acaba con las alternativas que te mencioné. Algunos artistas se olvidan del canvas y trabajan imágenes en superficies comunes en el área como troncos de madera, hojas de plantas o planchas de zinc como las que aquí incluimos, que volaron durante el huracán María y fueron intervenidas con íconos de Puerto Rico por el fotógrafo Abey Charrón. Toma el ejemplo de esta obra que te presentamos.

Busca con calma hasta que conectes con la pieza de arte idónea para tu casa de campo. Así es como el arte se convierte en ese aliado silente que siempre deja saber cómo eres.