Noticias - Hogar y Decoración

Cinco plantas que ayudan a purificar el aire en los espacios interiores

Por: Jomar José Rivera Cedeño| jomar.rivera@gfrmedia.com

Es una realidad. El aire de nuestras casas y trabajos se encuentra cada vez en peores condiciones. Pero, por fortuna, las plantas tienen la capacidad de convertir el dióxido de carbono en oxígeno y muchas de ellas ayudan a purificar el aire a través de la fotosíntesis. 

Según un estudio realizado por la NASA (1989) con el fin de determinar cuáles plantas eran las mejores para sanear el aire, los científicos descubrieron que los interiores están constantemente expuestos a partículas de compuestos orgánicos nocivos como el tricloroetileno, benceno y amoníaco. Para ello, los expertos recomiendan colocar de uno a dos tipos de plantas en cada espacio de la vivienda o la oficina. Estas pueden tener la suficiencia de purificar hasta el 85 por ciento de la contaminación del aire. 

Para conocer las ventajas de estas plantas, Pedro Luis Rodríguez, gerente del centro de jardinería Jardín Esmeralda en Guaynabo, enfatizó que “estas complementan el trabajo de los sistemas de ventilación. Aparte de decorar y crear un entorno agradable, absorben C02 y liberan oxígeno, reducen la temperatura ambiente y, entre muchas otras cualidades, limpian el aire de sustancias contaminantes”. 

SI TE INTERESA: ¿Es posible refrescar una estancia sin aire acondicionado?

En este jardín en Guaynabo, la gama de precios comienza en $2.99 hasta $150. “Es un rango bastante amigable’ al bolsillo y no tienes que incurrir en los gastos de un filtro eléctrico que a su vez aumenta el consumo de luz y requiere mantenimientos costosos”.

Rodríguez recomienda las siguientes plantas: 

Ficus Elastica o Árbol de Goma

“Esta planta lo tiene todo”, advirtió Rodríguez. Su apariencia es capaz de decorar el interior con la elegancia por sus hojas verdes. Por otro lado, los cuidados del árbol de goma son tan sencillos que lo hacen poco trabajoso. Esta planta -también conocida como Ficus Robusta- es una especie rústica, perfecta para quienes carecen de tiempo, pero gustan de la decoración natural. 

"El Ficus necesita mucha luz por eso tenemos que buscar un entorno luminoso en el que pueda sentirse cómodo y mantener crecimiento. De no ser así, perderá gran parte de sus hojas”, aconsejó. Si el espacio no cuenta con la luminosidad adecuada, puedes girar el tiesto regularmente para que todas las hojas reciban la misma cantidad de luz. “Estas plantas son buenas para eliminar el formaldehído y el benceno del aire”, continuó.  

SI TE INTERESA: Cuatro plantas que ayudan a mitigar el calor

Pilea Peperomioides o Planta del Misionero 

Procedente del sur de China, la Planta del Misionero o Planta China del Dinero fue introducida en Europa y América Latina por un misionero a mediados del siglo XX y se fue extendiendo rápidamente porque era costumbre regalarla a amigos y conocidos. 

“A esta planta le gustan los ambientes oscuros, frescos y húmedos y es muy resistente”, informó el estudiante de Agronomía de la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez. “De un pequeño ‘hijito’ (como se le conoce a los retoños de las plantas), podemos conseguir una planta preciosa muy fuerte”, añadió. 

La Pilea es una planta exclusivamente para interiores, muy decorativa y con un tamaño perfecto, incluso para espacios pequeños. Sus hojas son de un verde intenso y carnosas. De superficie lisa y contorno redondeado. 

“El mantenimiento es prácticamente cero y se están utilizando mucho en la arquitectura moderna”, reveló este apasionado de la naturaleza. No necesita demasiada luz solar directa y solo basta regarla una vez a la semana “para mantenerla contenta”. 

SI TE INTERESA: Cómo elegir la ventana ideal

A modo de consejo, Rodríguez dijo que, si conoces a alguien que tenga una Pilea peperomioides, le pidas un “hijito” y plántalo. “No solo continuarás con la tradición de regalarla, si no que conseguirás una planta fuerte y saludable en poco tiempo”.

Chamaedorea Elegans o Palma de Salón 

“Es una planta completamente de interior y el crecimiento es bien lento”, explicó sobre la palmera que se utiliza comúnmente en salones, hoteles y lugares donde no hay demasiada iluminación. Esta oriunda de México posee un tallo único del que salen hojas alargadas y estrechas. Crece lentamente, pero puede alcanzar casi los siete pies, todo depende del tiesto donde esté sembrada. 

Como a todas las plantas tropicales, le gusta la humedad. Para ello, el riego es necesario, aunque no debe ser muy abundante. Un exceso de agua puede provocar que la planta se pudra. “Esta purifica el dióxido de carbono, el formaldehído, el benceno y el amoníaco”, sostuvo. 

SI TE INTERESA: Weco introduce revolucionario mortero autonivelante

Spathiphyllum o Lirio de la Paz

El Spathiphyllum es una planta de interior originaria de la América Latina. Es elegante y vistosa y sus hojas modificadas blancas, en contraste con su follaje verde brillante, la convierten en un elemento decorativo de cualquier rincón de tu hogar. Dignas de mención también por su capacidad para eliminar los contaminantes acumulados y oxigenar el aire.

Por su hermoso aspecto, es ideal para adornar espacios interiores: como  centro de mesa, en una esquina o hasta en el baño.  

“Cuando cultivamos un Lirio de la Paz nos percatamos de que sus cuidados son sencillos, pero igual es necesario conocerlos porque algún error podría disminuir la vida de la planta”, manifestó. 

Con la Spathiphllum la iluminación no juega un papel obligatorio, es decir, puede excluirse. Sin embargo, esto causará falta de inflorescencias: un factor importante para su nacimiento. La temperatura de la zona debe ser cálida y donde abunde buena humedad y lo más sencillo, pero a la vez más beneficioso, sería pulverizar las hojas con agua tibia. 

SI TE INTERESA: La piscina, un pequeño paraíso en casa

Potus Neon

También llamada Hiedra del Diablo es una planta trepadora que produce abundante follaje de color amarillo-marmolado y es originaria de las Islas Salomón. Se conoce por crecer en troncos de árboles, enrollarse o llegar hasta  el suelo. Cuando se cultiva como planta interior, puede estirarse a través de la pared como una guirnalda o dejarse caer sobre un mueble alto. 

“Es una planta siempreverde (perenne), con hojas gruesas, lisas, verdes, en forma de corazón, con salpicaduras de amarillo. Los Pothos pueden trepar por medio de raíces aéreas o plantas silvestres o cultivadas al aire libre”, abundó. 

Mientras que estas plantas de jardín funcionan bien en una variedad de condiciones de luz, e incluso pueden tolerar poca luz, la luz interior moderada es la ideal. Al aire libre, se pueden cultivar en sombra parcial. Mantén la tierra húmeda, pero ten cuidado de no regar en exceso. Tampoco permitas que la planta Potus permanezca en el agua, a menos que se trate de un corte iniciado en el agua.