Noticias - Arquitectura

El arquitecto Francisco Rodríguez-Suárez es exaltado como ”Fellow” del American Institute of Architects (AIA)

Por: Jomar José Rivera Cedeño| jomar.rivera@gfrmedia.com

Como una forma de honrar su aportación a la investigación, su contribución en el campo académico y la práctica de la profesión, el American Institute of Architects (AIA), anunció la exaltación del arquitecto Francisco Javier Rodríguez-Suárez a la categoría de “Fellow”. La más alta distinción que un arquitecto miembro del AIA pueda recibir. 

“A nivel personal es un honor, pero a la vez es un reconocimiento al equipo de trabajo de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Puerto Rico (UPR), cuyo norte de excelencia resultó en un período de importantes logros colectivos tanto para la institución como para su comunidad académica”, dijo Rodríguez. “A nivel profesional es testamento del buen trabajo arquitectónico que se hace en nuestra isla, especialmente para quienes hemos enmarcado la disciplina en diferentes quehaceres y escalas desde el diseño gráfico e industrial hasta el urbanismo... Hay muchos compañeros que han sido partícipes de proyectos, publicaciones, ideas, simposios, debates, jurados, tertulias y reuniones, a quienes tengo que dar las gracias, tanto en la UPR como en ACSA y el AIA. A ellos, mi más sincero agradecimiento”, mencionó el director de Rsvp Architects en San Juan. 

SI TE INTERESA: Un jardín flotante en Reino Unido

Por su parte, el arquitecto Víctor Díaz Paunetto, presidente del Capítulo de Puerto Rico de la AIA, aseguró que “esta distinción sirve de ejemplo sobre la excelencia y el alto calibre de los arquitectos que produce nuestro país”. 

Rodríguez ha sido profesor de la Escuela de Arquitectura de la UPR de Río Piedras, donde fue decano del 2007 al 2016. También ha sido profesor en universidades de Europa, América Latina y Asia, así como editor de (in)forma, y autor de varios libros: Alma Máter, Aula Magna, De Buena Tinta y Cronología de una pedagogía arquitectónica y arquitectura contemporánea en Puerto Rico (1992-2010). Este último esfuerzo en conjunto con la AIA.

Sobre qué necesita la educación de la arquitectura en Puerto Rico, Rodríguez- Suárez manifestó que “a diferencia de otras carreras universitarias, las cuales responden directamente al mundo de las ciencias y la tecnología, o al arte y las humanidades, la arquitectura aspira a un paradigma unificador de esos dos mundos, a un balance calibrado que nos permite desempeñarnos en un marco amplio a la hora de hacer una diferencia en nuestro entorno. Uno de los grandes retos es que los arquitectos entiendan que pueden y deben ocupar un puesto en la mesa donde se toman las decisiones importantes que afectan a nuestra sociedad”. Por ejemplo, “recientemente, como presidente de la Association of Collegiate Schools of Architecture (ACSA), nos comprometimos con abogar porque la arquitectura fuera incluida como una disciplina STEM (un enfoque científico integrado de los cuatro campos de la Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, en el que la innovación es fundamental), lo cual se logró reconociendo a nuestra profesión como uno de los componentes que diseñarán el mundo que estaremos ocupando en el futuro. Además, es vital resaltar las virtudes de la vida urbana, algo que están fomentando interdisciplinariamente desde CIDUDAS, el Centro Interdisciplinario de Urbanismo, Diseño Ambiental y Desarrollo, adscrito a la Escuela de Arquitectura de la UPR”.

SI TE INTERESA: Premian la perfección en cemento

El arquitecto reveló que cada vez que llega a la Escuela de Arquitectura del recinto riopedrense de la UPR, tiene el privilegio de disfrutar de edificios diseñados por fellows como Henry Klumb, Osvaldo Toro, Miguel Ferrer, Thom Marvel, Segundo Cardona y JR Coleman-Davis “o el honor de compartir el espacio de la cátedra” con otros fellows como Fernando Abruña, Jorge Rigau o Andrés Mignucci, “a quienes admiro y respeto enormemente. Al final, espero poder llevar el botón que le toca a mi generación y entregárselo a la próxima con el mismo compromiso y dedicación de quienes vinieron antes”.

Rodríguez Suárez realizó estudios en Georgia Tech y obtuvo una maestría en arquitectura del Graduate School of Design de la Universidad de Harvard, de donde se graduó con honores al lograr la Medalla Escolar del American Institute of Architects (AIA), así como una beca Fullbright.

¿Qué significa ser "Fellow del AIA? 

FAIA es un título honorífico que concede el American Institute of Architects (AIA) a arquitectos eminentes que han sido electos al College of Fellows del Instituto. Dicho honor reconoce a arquitectos que han hecho contribuciones significativas a la profesión de arquitectura en tres categorías específicas de nominación:

SI TE INTERESA: De Puerto Rico la nueva directora regional asociada del AIA, Florida

1. Excelencia en diseño

2. Contribuciones a la academia y la educación en la arquitectura

3. Servicio público

El primer Fellow nombrado en Puerto Rico fue Henry Klumb (arquitecto alemán que vivió y murió en la isla), distinción que se le otorgó en 1979. Le siguió el puertorriqueño Santiago Iglesias Jr., quien recibió dicho reconocimiento póstumo. En total, ya son 9 puertorriqueños en recibir esta distinción.