Noticias - Arquitectura

El puertorriqueño Eduardo Egea llega hasta Abu Dabi con su arquitectura hospitalaria

Por: Jomar José Rivera Cedeño| jomar.rivera@gfrmedia.com

Las clínicas frías y feas enfocadas en las enfermedades y no en el paciente y su proceso curativo, son cosa del pasado. Al menos en los países donde el cuidado de la salud es prioritario y de avanzada. Allí los pacientes dejan de ser tratados como enfermos y se convierten en huéspedes, rodeados de espacios diseñados. De esto trata la arquitectura hospitalaria.  

Sus inicios datan de principios del siglo XX, cuando los arquitectos de la época utilizaron la luz natural y la ventilación para tratar a pacientes con enfermedades respiratorias como la tuberculosis. Un ejemplo es el sanatorio de Paimio en Finlandia, obra del arquitecto finlandés Alvar Aalto. Desde entonces, maestros del diseño se han dedicado a la creación de centros hospitalarios humanizantes y costoeficientes. Como lo hace el arquitecto puertorriqueño Eduardo Egea, cuyo trabajo lo ha llevado por el mundo y actualmente trabaja en un ambicioso proyecto hospitalario en Abu Dabi. 

“Gracias al arquitecto Federico Montilla López ingresé a Clemson University en Carolina del Sur y cuando estaba estudiando recibí la llamada de mi mamá para darme la noticia de que había sido diagnosticada con cáncer. Pensé que tenía que salirme de ese departamento y hacer algo para ayudarla”, contó Egea quien, desde la vicepresidencia de la firma Leo A Daily en Miami, realiza desarrollos en Florida, el Caribe, América del Sur y Central.  

SI TE INTERESA: Estos son los ganadores de la XV Bienal de Arquitectura y Arquitectura Paisajista del CAAPPR

Entre conversaciones con colegas, descubrió que no tenía que renunciar a la arquitectura para mejorar la calidad de vida de quienes atravesaban la misma situación que su madre, su fuente de inspiración. Con un poco de investigación y motivado por la sanación de “uno de los seres más importantes” de su vida, cursó estudios de maestría en Arquitectura para la salud. 

“Las maquetas de los hospitales parecían hoteles sofisticados con la más alta tecnología y pensé que si conseguía aprender a diseñar algo altamente funcional, operacional y bonito, que a la vez fuera una arquitectura que otorgara saneamiento y alivio a personas como mami, eso me iba a dar propósito de ser y un empuje a mi carrera”, dijo.

Y eso hizo. Con casi 25 años como líder en la práctica arquitectónica, el boricua ha dirigido más de siete millones de pies cuadrados de proyectos de diseño. Su trabajo de planificación incluye proyectos clave en el Hospital Cathedral Hill en San Francisco, el Hospital de la Ciudad de Guaynabo en Puerto Rico y el Centro Médico Mount Sinai en Miami Beach.

SI TE INTERESA: La casa que se mueve con el sol

“El proyecto de Guaynabo es particularmente especial porque es el primero diseñado con los códigos actuales del diseño de hospitales que publica el Facility Guidelines Institute cada cuatro años. Y una de las cosas que más enfatiza es cómo -a través de la estructura- se logra minimizar el riesgo de infecciones y cómo proveer mejor flexibilidad en la gerencia operacional del hospital”, detalló. 

Egea, incluso, ha contribuido para que en Clemson University la arquitectura tome un nuevo enfoque junto a equipos de investigadores que aportan al desarrollo de nuevos espacios a través de talleres con los usuarios y trabajadores del hospital. Además, ha colaborado en diseño de atención médica, con la Healthcare Design Magazine, Architect Magazine, Architectural Record y Design Intelligence, entre otras publicaciones. También preside el Instituto Americano de Arquitectos (AIA), Academia de Arquitectura para la Salud - Capítulo de Miami, ha sido ponente en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Miami- Programa de postgrado en Arquitectura + Salud de la Universidad de Clemson; la Federación Internacional de Hospitales; la Academia de Arquitectura para la Salud de la AIA y FitCity Miami  de AIA Miami.

SI TE INTERESA: Premian la excelencia en la arquitectura

Sobre los retos que enfrenta la arquitectura hospitalaria a nivel mundial, el experto mencionó que se trata de una industria que ha cobrado mucho auge no solamente en los Estados Unidos, sino, a nivel mundial.  “Hay grupos especializados donde se está dando mucho intercambio de información y experiencias como el Center for Health Disign que es un centro que se fundó en el 1993 con el fin de recopilar todo tipo de investigación que arroja datos para justificar el tamaño, uso y programas operativos de espacios específicos de un hospital”.

Egea, quien recientemente estuvo de visita en la isla para exponer la charla “Universal Design for Healthcare” en la cuadragésima tercera convención del Colegio de Diseñadores-Decoradores de Interiores de Puerto Rico (CODDI), añadió que el costo de los servicios de salud agrava el avance de este tipo de edificaciones. “El costo de la salud es un negocio y aunque sea un modelo privado o público, todos necesitamos tener una vida saludable. Sanarse es primordial".

SI TE INTERESA: Apartamento flotante

El concepto con drones

Hoy en día los hospitales tienen que atender más exigencias e incluso, lidiar con aseguradoras que pagan menos, y al mismo tiempo, los pacientes requieren mejor calidad y servicio. "Continuamente vemos cómo podemos vencer esos retos a través del diseño".

Por ejemplo, con el huracán María se duplicó el desafío. "Los hospitales quedaron incomunicados, no había medicamentos, ni comida, ni servicios esenciales. Eso se combinó con la necesidad de los clientes y clínicos de que los pacientes tuvieran una conexión con opciones saludables fuera del hospital. De ahí surgió la idea del diseño con drones. Por ejemplo, que puedas comunicarte por una aplicación y pedir que te entreguen algo directo a la habitación. Una ventaja de este diseño, es que ayuda a reducir áreas del hospital como la cocina y el espacio en las habitaciones. El servicio se suple a través de una central de distribución, un supermercado o un restaurante que esté en alianza con el hospital y de esa forma, el paciente tiene una mejor experiencia hospitalaria", abunda Egea. "Ahora que el seguro paga menos y el paciente aporta más, puedes escoger el hospital donde vayas a tener mejor control sobre tu experiencia. Como elegir un hospital con paneles fotovoltaicos para captar energía solar, tanque de reserva para agua fluvial, reciclaje de basura para transformarla en energía. Todas estas son ideas de un conglomerado dentro de la firma en la que estamos trabajando", explica. "Estas son las cosas que diferenciarán un hospital de otro y la tecnología con drones puede implementarse en cualquier país, incluyendo a Puerto Rico". 

SI TE INTERESA: Ofrecerán recorrido arquitectónico en el Coliseo José Miguel Agrelot