Noticias - Opinion

Hormigón con valor arquitectónico

Por: Guillermo Álvarez Cartañá

Cuando evaluamos la industria de la construcción y la arquitectura, es inevitable toparnos con grandes obras fabricadas con hormigones arquitectónicos, tanto en Puerto Rico como en cualquier ciudad del planeta.

El hormigón arquitectónico es ideal para este siglo pues es totalmente representativo de una construcción sustentable. Sin embargo, un hormigón arquitectónico no es lo mismo que un hormigón de construcción común. 

El arquitecto es responsable de producir planos con el mayor grado de detalles, entender las posibilidades y limitaciones del material y coordinar sus dibujos con suplidores del hormigón, constructores experimentados, suplidores de formaleta y otros materiales especializados. 

Por otra parte, el constructor es responsable de velar por la calidad y consistencia del hormigón durante el tiempo de ejecución de la obra y asegurarse de tener un equipo de formaleta que garantice la calidad del producto final. Debe considerar siempre que todo hormigón arquitectónico tiene que ser sellado, pues de lo contrario, no está acabado.

SI TE INTERESA: Consejos al comprar un apartamento residencial en Puerto Rico

Le toca al dueño de la obra saber lo que está comprando, visitar obras con hormigones arquitectónicos y evaluar esta selección con todo su equipo de trabajo. Además, comprender que el producto final es el resultado de la producción y colocación de un material puramente natural sujeto a elementos como la temperatura y la brisa y que esto puede tener un efecto en sus tonalidades. Nunca esperar una superficie monocromática. Por ello se hace un “mock up” que debe ser evaluado por todas las partes.

En el hormigón arquitectónico la calidad es clave y actualmente existe un aditivo de fibra de celulosa que al dosificarlo 1.5 libras por yarda cúbica logra el curado interno creando un hormigón casi impermeable, con un control de hasta 85% de desarrollo de grietas por encogimiento plástico. Esto también aumenta la resistencia de deformación por incendio hasta por 2 horas y protegerá el acero de refuerzo de tu estructura de por vida. Indispensable en construcciones en el Caribe y el trópico.

SI TE INTERESA: Captura el paisaje en tu casa de campo

Además, esta fibra de celulosa es la única en el mundo que absorbe 100% cualquier técnica de color y es invisible al ojo humano, condiciones especialmente importantes del hormigón arquitectónico.