Noticias - Hogar y Decoración

Inspiración en tonos azules

Por: Jomar José Rivera Cedeño| jomar.rivera@gfrmedia.com

Desde tiempos antiguos, el azul ha estado vinculado con el verano, el estilo navy y la naturaleza. Pero, lo cierto es que, no tenemos que introducirlo al hogar exclusivamente a través de detalles náuticos y elementos relacionados al mar. Existen diversas maneras de hacerlo: con muebles, en las paredes, por medio de elementos decorativos o estampados florales. 

El azul es un color frío que, dependiendo su tonalidad, puede infundir calma y tranquilidad. “Hay que tener mucho cuidado con esta gama porque si se utilizan tonos demasiado fuertes, podrían saturar el espacio”, revela la diseñadora de interiores Milandra Ramírez de Arellano Class. De hecho, el sistema filosófico chino “feng shui”, asocia los azules claros con el agua y lo utilizan para fomentar el pensamiento positivo. Descubre dónde y cómo introducirlo en tu casa. 

Dominante en el baño y en el dormitorio 

Al estar relacionado con el agua, el azul se emplea con bastante frecuencia en los cuartos de baño, en especial, en los azulejos del suelo y las losas de la pared. “Con las tendencias recientes, los más atrevidos se han arriesgado a introducirlo en la bañera e inodoro. Para esto hay que velar que sea del mismo tono y que sean claros para que abrumen, dice la experta. 

SI TE INTERESA: Una nueva luz

Otro de los espacios del hogar en el que el azul se acopla perfectamente es el dormitorio, en especial cuando es pequeño. Al combinarse con blanco, completan la fórmula ideal para ganar espacio. Gracias a su fuerza relajante, facilita a las personas conciliar el sueño. “El azul solo se adapta a estas dos partes de la casa, también luce muy bien en espacios exteriores y corporativos”. 

Formas de combinarlo

Según Ramíres de Arellano, “se están utilizando mucho los azules intensos, pero el que predomina en la mayoría de las decoraciones es el teal. Este funciona muy bien con mostaza y oros tostados”. El azul marino, sin embargo, va muy bien con el blanco, tonalidades rosas y amarillos. Cada hogar es un mundo y son diferentes, a continuación una guía de consejos: 

1. Para un ambiente alegre y balanceado, añade elementos decorativos en rosa, gris o beige. También puedes apostar por el turquesa y el malva. 

2. Si utilizas el azul en las paredes, procura aplicar pintura blanca en los techos y molduras que las acompañan para crear sensación de amplitud. 

SI TE INTERESA: Primeless Zero de Enco, la pintura ideal para interiores

3. De igual manera, no se recomienda utilizar el color en todas las paredes para evitar la opacidad. Mejor introdúcelo con franjas y suelos claros. 

4. Si eres fanático del azul, evita utilizarlo en la cocina y el comedor. Al ser un color frío puede quitar el apetito. Para estar áreas del hogar, opta por colores cálidos como naranjas, rojos y amarillos. ¡Son mucho más adecuados para estas estancias! 

Para comunicarte con Milandra Ramíres de Arellano Class, llama al 787-630-2336 o escribe a konceptobymila@hotmail.com.