Noticias - Opinion

La importancia del confort en el hogar y área de trabajo

Por: Ing. Guillermo Álvarez Cartañá| atscements@gmail.com

El entorno y las condiciones físicas del hogar y área de trabajo tienen un efecto directo en la salud y el estado de ánimo de cada individuo que lo habita y/o visita. 

Cuando pensamos en el tiempo que pasamos en estos espacios, una de las principales aspiraciones debe ser sentirnos cómodos en ellos. Esto, lejos de ser un lujo, es una búsqueda de alivio o un estado de relajamiento para descargar todo el estrés y preocupaciones que se suman en la vida cotidiana.

En este afán de lograr que los espacios sean placenteros es donde los arquitectos y diseñadores de interiores marcan la gran diferencia entre estilo y utilidad, siempre contemplando las necesidades de los que habitarán la propiedad de manera permanente o pasajera. 

Son ellos quienes tienen la responsabilidad de poder alcanzar con su trabajo la calidad máxima termal, visual, de aire y, muy importante, la ambientación que permita un estado de ánimo saludable. Además de saber usar el espacio, los colores y la fusión del entorno natural con la estructura.

SI TE INTERESA: Estables los arrendamientos residenciales pese al decrecimiento poblacional

En los estudios más recientes realizados en la industria del desarrollo urbano, se ha determinado que la mayoría de la población mundial vivirá en ciudades para la tercera parte del siglo XXI.  De esta población, que mayormente va envejeciendo como nunca, un 80 por ciento se mantendrá en espacios cerrados.

Es por esto que el espacio interior toma gran importancia en este siglo.  Los arquitectos y diseñadores deben de hacer un mayor esfuerzo en escoger materiales que sean resilientes, duraderos y que aporten a la salud física y mental de sus clientes.

Además, la responsabilidad se extiende a seleccionar piezas y equipos que vayan más allá del valor estético y  que puedan ofrecer áreas donde abunde el confort visual, térmico, acústico, calidad de aire y antibacterial. 

Un ejemplo podría ser la selección de materiales en los pisos y paredes.

En los pisos estamos observando un gran crecimiento en los acabados de cemento pulido que por su alta densidad, no permite el alojamiento de bacterias y microorganismos como ocurre con las alfombras y algunos pisos de baldosas en donde existe la posibilidad de alojamiento de microorganismos en sus cavidades o entre las juntas.

SI TE INTERESA: Lleva el diseño industrial a tu hogar

El piso de cemento pulido ha evolucionado a tal grado que, en el presente, sus niveles de reflectividad y posibilidades de colores no ofrecen limitaciones al diseño. 

Sus ventajas son innumerables: mejor control de limpieza y menores gastos en detergentes, ningún costo de reemplazo, larga durabilidad y por su reflectividad, podrías lograr la fusión de entrada de luz natural al espacio interior. Además de que puedes reducir la cantidad de luces eléctricas logrando un  menor consumo energético 

En paredes y techos, se puede alcanzar un grado de acabado extra suave logrando superficies libres de cavidades. Estas  se logran con cementos finos que aceptan color integral, selladores de concretos o pinturas “breathables” que permiten que la humedad salga de las estructuras sin desprender las pinturas.

Para lograr un acabado suave

Con el uso de “microtoppings” y “overlays” que aceptan múltiples técnicas de color y ofrecen acabados integrales, podrías lograr múltiples acabados de piso para espacios interiores o exteriores. Todas estas técnicas de cementos pulidos, empañetados extra suaves, “microtoppings” y “overlays” pueden ser realizados con colores integrales, “acid stains” y “color dye” que  estimulan sensaciones de tranquilidad, paz y confort visual.

SI TE INTERESA: Una nueva Ley de Condominios

Los selladores para superficies porosas tales como baldosas sintéticas o de piedras naturales, (como para superficies de concreto) son  necesarios en este ambiente  tropical que  siempre está  expuesto a la lluvia y a la  humedad de subsuelo así como a  sombras por la vegetación y material orgánico que está en nuestro ambiente. Todos son los componentes necesarios para la propagación de los hongos.

Barrera y comodidad

Cuando de protección se trata, los materiales de sellado en los marcos de las puertas y ventanas toman un protagonismo en la línea de defensa para evitar la entrada de aire contaminado al interior. De lograr acceso, podrían esparcirse por los sistemas de aire acondicionado al resto del espacio.

En el interior también se debe tomar en consideración   el confort del aire. Una temperatura agradable deberá estar entre 66 F a 76 F para poder mantener la mejor calidad de aire en nuestro ambiente tropical. 

La temperatura alta de 90 F o más exacerba las partículas orgánicas volátiles en el aire y pudieran  crear problemas respiratorios.

SI TE INTERESA: Oda a la vida doméstica

Calidad auditiva

Por último, pero no menos importante, hablemos del confort acústico que se logra al  incorporar materiales que permitan aislar los sonidos exteriores del espacio interior, o incluso, los sonidos interiores de un espacio aledaño. Una alternativa es el uso de buenos selladores de marcos de puertas y ventanas que contribuyan a silenciar sonidos indeseados. También colocar  mantas acústicas entre pisos para evitar la transmisión del sonido de un piso a otro.

Recuerda que el confort en nuestro hogar o espacio de trabajo es mucho más que el aspecto de nuestros muebles, lámparas y accesorios. En el siglo XXI se mide más por el bienestar de nuestra salud y disfrute del espacio.