Noticias - Opinion

Ley del Derecho a la Protección del Hogar Principal y Familiar

Por: Lcdo. Francisco Charles/ Especial para Construcción
El propósito de esta ley es proteger la vivienda (propiedad) de quien tenga el derecho, de una ejecución de sentencia, embargo o sentencia para el pago de todas las deudas, excepto las excepciones expresadas en la Ley. (Shutterstock.com)

El 13 de septiembre de 2011 se convirtió en ley la “Ley de Derecho a la Protección del Hogar Principal y el Hogar Familiar”, Ley Núm. 195-2011. En la Exposición de Motivos de dicha Ley se establece   el alto interés social de proteger la familia puertorriqueña y fomentar la adquisición de una vivienda adecuada y segura por cada una de ellas. Asimismo el 15 de septiembre de 2012 se aprobó la Ley Núm. 257 para incorporar una importante enmienda a los fines de aclarar el inciso (d) del Artículo 4 de la Ley Núm. 195-2011. La enmienda incorporada en dicha ley ya ha sido incorporada como parte de este artículo para el beneficio de los lectores.

La Ley 195-2011 dispone que “todo individuo o jefe de familia, domiciliado en Puerto Rico, tendrá derecho a poseer y disfrutar, en concepto de hogar seguro, una finca consistente en un predio de terreno y la estructura enclavada en el mismo, o una residencia bajo el régimen de la Ley de Condominios que le pertenezca o posea legalmente, y estuviere ocupado por este o por su familia exclusivamente como residencia principal”.

SI TE INTERESA: Estables los arrendamientos residenciales pese al decrecimiento poblacional

El propósito de esta ley es proteger la vivienda (propiedad) de quien tenga el derecho, de una ejecución de sentencia, embargo o sentencia para el pago de todas las deudas, excepto las excepciones expresadas en la Ley. 

A partir de la vigencia de la Ley Núm. 195, las escrituras de compraventa de propiedades que se utilizarán como residencias principales deben incluir una declaración de que la propiedad es un Hogar Seguro. Por otro lado, la Ley 195 establece que en aquel caso en que su hogar haya sido inscrito antes de la aprobación de dicha ley, o sea antes del 13 de septiembre de 2011, el propietario que pueda reclamar la protección puede acudir ante un notario para que este otorgue un Acta Notarial con el propósito de que se inscriba su propiedad como Hogar Seguro en el Registro de la Propiedad para efectos de la protección explicada anteriormente. Toda presentación o inscripción en el Registro de la Propiedad estará exenta en su totalidad del pago de sellos y comprobantes.

SI TE INTERESA: Lleva el diseño industrial a tu hogar

La Ley establece que el derecho de hogar seguro es irrenunciable y cualquier pacto en contrario se declarará nulo. No obstante el derecho de hogar seguro se entenderá renunciado en las siguientes circunstancias: 

  • En todos los casos donde se obtenga una hipoteca que grava la propiedad protegida; 
  • En los casos de cobro de contribuciones estatales y federales; 
  • En los casos donde se le deban pagos a contratistas para reparaciones de la propiedad protegida; 
  • En los casos donde la persona que reclame o haya reclamado, previamente elderecho que se reconoce a tenor con esta Ley, prefiera reclamar, en una Petición bajo el Código de Quiebras Federal, las exenciones bajo la Sección 522(b)(2), de dicho Código, en vez de las exenciones locales y la de hogar seguro que permite el Código de Quiebras bajo la Sección 522(b)(3).

En todos los casos de pre?stamos, hipotecas, contratos refaccionarios y pagare?s constituidos a favor de o asegurados u otorgados por la Puerto Rico Production Credit Association, Small Business Administration, la Autoridad para el Financiamiento de la Vivienda de Puerto Rico, la Administracio?n Federal de Hogares de Agricultores, la Federal Home Administration (FHA), la Administracio?n de Veteranos de Estados Unidos y el Departamento de Desarrollo Econó?mico y Comercio de Puerto Rico; y las entidades sucesoras de los antes mencionados, así? como a favor de cualquier otra agencia o entidad estatal o federal que garantice preéstamos hipotecarios que se aseguran y se venden en el mercado secundario. 

SI TE INTERESA: Una nueva Ley de Condominios

Si le interesa más información sobre cómo puede proteger su propiedad, escriba a fcharleslaw@gmail.com o llame al 787-662-0178.