Noticias - Hogar y Decoración

Mucho más que donde descansas

Por: Inmaculada Tapia| EFE Reportajes

El dormitorio es un templo de intimidad donde el relax es prioritario para desconectar del día a día. Su distribución es fundamental para conseguir un lugar cómodo, confortable y sereno, que se pueda convertir en un espacio multifuncional, donde exista un rincón como refugio personal.

Se trata de un espacio que se divide en tres áreas muy marcadas: zona de descanso, un vestidor abierto y un baño spa. 

Juan Pablo Naranjo, cofundador y director creativo de Tediber (www.tediber.com), asegura que una de las cosas que influyen en nuestro descanso es la organización de nuestra habitación. “Los espacios pueden mejorar dependiendo de los elementos que lo integran, pero lo fundamental es poder encontrar la paz y la tranquilidad para poder sentirte despejado y relajado y, de esa manera, conciliar mejor el sueño”, apuntan, señalando a la filosofía del feng-shui para conseguir un descanso reparador.

Eje de la cama

Una filosofía que concentra en la colocación de la cama un eje vital para el descanso, por lo que se debe buscar un lugar armonioso. “Esto quiere decir que tenemos que colocar la cama en un lugar lo más alejado posible de puertas y ventanas o elementos exteriores que puedan molestarnos”, indica Naranjo.

SI TE INTERESA: ELLA, la nueva colección de muebles de Piet Boon

Según la tradición oriental, si dormimos con la cabeza hacia el oeste nos despertaremos con más energía, y si lo hacemos hacia el este, nos levantaremos mucho más relajados. Pero también recomiendan prestar especial atención al colchón que es, sin duda, otra de las razones que marca el descanso. De ahí que la firma recomiende cambiarlo cada diez años para mantener la calidad en el reposo nocturno. 

La simetría en el dormitorio también será relevante a la hora de descansar. Si nuestro dormitorio tiende a ser simétrico en cuanto al mobiliario se refiere, dará equilibrio a las personas que descansan en él y por lo tanto será más fácil dormirse. 

En busca del equilibrio 

Para conseguir este equilibrio, es conveniente “utilizar el mobiliario del mismo tamaño y color, así como los cojines que normalmente ponemos sobre la cama para respetar el orden de la habitación”, señala Naranjo. Además, debemos evitar sobrecargas en la decoración. 

SI TE INTERESA: Diseños elegantes y tecnología inteligente para tu cocina

Mantener una luz cálida e indirecta justo antes de irnos a reposar es más recomendable que tener todas las luminarias encendidas, una manera de entrar ya en una zona de estar cálida y en equilibrio. 

También debemos tener muy en cuenta el poder de los colores, pues tienen un gran poder para influir sobre  nuestro bienestar, comentan estos expertos. 

Para ellos, los tonos suaves ayudan a conciliar el sueño de manera más fácil y los más recomendados son los pastel, como el beige, azul o arena, mientras que conviene evitar colores agresivos como el rojo, el naranja o, incluso, los amarillos intensos.

Una de las piezas que, a menudo, pasa desapercibida es el cabecero. Encontrar el más cómodo para nuestras necesidades y estilo no siempre es fácil.

Decidirse por los prácticos que incluyen cajones o estanterías laterales o por los más exóticos, o clásicos y mullidos, no solo es una cuestión decorativa, marca mucho el estilo y el espacio.