Noticias - Banca Hipotecaria

Obsolescencias y deficiencias

Por: Ricardo Domenech | VP Retail Banking

Al momento de pensar en ampliar tu residencia debes considerar no solo tus necesidades de espacio, sino también la razonabilidad y funcionalidad de estas. 

En ocasiones nos ponemos a tumbar y construir sin realmente haber hecho un análisis detenido del resultado de dicha construcción. Se nos ocurre cerrar la marquesina y convertirla en un “family room” pero no nos damos cuenta de que estamos eliminando ventilación de un baño u otro cuarto. También podemos estar cerrando la circulación de acceso a una habitación o condicionando a entrar por otra parte a ese “laundry” o almacén que construimos por detrás de la casa. Las obsolescencias pudieran ser funcionales o estructurales y las dos afectan de diferentes maneras la condición de mejor uso o su valor.

No debemos confundir obsolescencia con deficiencia. Cuando hablamos de obsolescencia nos referimos a la que creamos en base a cambios o alteraciones de la funcionalidad lógica de una estructura residencial curable o no curable. Al hablar de deficiencias estamos señalando la necesidad de añadir, quitar, acondicionar o completar algo en la estructura que nos permita hacer uso pleno de la facilidad. Una obsolescencia sería que la escalera que comunica el primer piso de la residencia con las habitaciones dormitorio esté por afuera de la estructura. Una deficiencia es que, aunque se construyó por dentro de la estructura, el pasamano es más pequeño, no está bien anclado y probablemente los materiales no están en las condiciones adecuadas.

SI TE INTERESA: Financiamiento hipotecario con préstamos convencionales conformes y no conformes

Hay obsolescencias curables e incurables. Las curables son las que se pueden resolver, como por ejemplo colocar un ventilador mecánico en el baño donde la ventilación quedó obstruida, abrir huecos para ventanas en habitaciones según sea el caso, derrumbar una pared que impide la circulación lógica entre las habitaciones sin tener que salir por afuera de la casa u otras habitaciones añadidas. Sin embargo, las siguientes obsolescencias -ya sea por razones estructurales o costos- son incurables: tener que derrumbar el área ampliada para permitir acceso a ventilación a habitaciones que quedaron atrapadas dentro del espacio sin salida, atravesar una habitación para acceder a otra, múltiples unidades con una sola toma de energía eléctrica o de agua.

Las obsolescencias pueden ser determinantes al momento de solicitar un financiamiento hipotecario. Recordemos que las condiciones de la propiedad que se está hipotecando son determinantes y fundamentales. Si la propiedad evidencia obsolescencias y dependiendo de si son curables o no pudieran condicionar y hasta limitar su valor y la cualificación como colateral del préstamo.

SI TE INTERESA: ¿Comprar con un crédito imperfecto?

Para obtener más información, comunícate con nuestro Centro de contacto al 787-622-2022.