Noticias - Hogar y Decoración

Para una piscina libre de parásitos y microbios

Por: Jomar José Rivera Cedeño| jomar.rivera@gfrmedia.com

El Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) alertó sobre el aumento de casos de Cryptosporidium en los Estados Unidos, incluyendo a Puerto Rico. El “crypto” es un parásito fecal que podría transmitirse a través del agua de las piscinas y que se asocia con la enfermedad denominada “Criptosporidiosis” en los seres humanos. ¿Cómo podemos prevenir un brote de este y otros microbios? Alex Rivera, propietario de Professional Pool Designers & Supply mencionó varios factores. 

Primero, y de acuerdo con el portal del CDC, es importante que ningún niño ni adulto se meta a una piscina si tiene diarrea o si la ha tenido en las últimas dos semanas. De igual manera, “esto puede evitarse manteniendo la piscina con el nivel de cloro adecuado”, aconsejó el experto. “El cloro es el desinfectante más común en el mantenimiento del agua de las piscinas. Una vez  tenemos el nivel de pH controlado y conocemos el tipo de cloro ideal para nuestra piscina, estamos seguros”. El nivel sugerido de cloro en el agua es de  7.8. 

SI TE INTERESA: ¿Es posible refrescar una estancia sin aire acondicionado?

Otras recomendaciones 

1. Obtén un clorador. Es uno de los sistemas más tradiciones y efectivos para el tratamiento desinfectante de agua. “Esteriliza y desinfecta el agua mediante el uso de cloro o compuestos clorados. Su acción erradica las bacterias, mohos y algas; y con ello eliminamos las enfermedades transferidas por el agua”, dijo Rivera. 

2. Automatiza tu piscina. Se automatizan todas las funciones de trabajo intenso, como la sanitización, el equilibrio del pH, la limpieza y el filtrado. “La automatización puede ayudar a ahorrar hasta un 70 por ciento del presupuesto de mantenimiento”. 

3. Balancea el pH. La gama de Ph aconsejado es de 7.2 a 7.6. Para funcionar al 100 por ciento, el pH deberá estar alrededor de 5, pero a ese nivel no es posible darse un chapuzón. “Si el pH se desajusta hacia arriba -es normal- el cloro no hará su función por mucho que le eches. Si a esto le añades un robot que suba paredes, tendrás una piscina  segura”, 

SI TE INTERESA: Cuatro plantas que ayudan a mitigar el calor

4. Ojo con las losas, azulejos y mosaicos. Si alguno de estos elementos está deteriorado, o le faltan pedazos, automáticamente se convierte en un almacén de bacterias. “Requiere acción inmediata. Primero, lava el área con máquina de presión y un cepillo. No es una limpieza superficial. Repara la rotura con pega y lechada".