Noticias - Actualidad

“Puerto Rico se reconstruirá con manos y mentes de aquí”

Por: Jomar José Rivera Cedeño| jomar.rivera@gfrmedia.com

Con la reconstrucción de Puerto Rico y la modernización de la infraestructura como enfoque principal, el presidente de la Asociación de Contratistas Generales, Capítulo de Puerto Rico (AGC-PR), ingeniero Alejandro J. Abrams se prepara para celebrar la 46ta. Convención Anual y Expo Construcción del 22 al 25 de agosto en el Wyndham Grand Rio Mar Beach Resort & Spa. 

“Este año, los temas más relevantes son los fondos federales, el itinerario de obras, condiciones uniformes de contratación y contratación local. Los socios de la AGC-PR tienen la experiencia, capacidad y el conocimiento para llevar a cabo las obras de infraestructura que están en agenda. Lo hemos hecho desde el 1963 y lo continuaremos haciendo”, precisó el ingeniero. 

Por otra parte, Abrams demandó que el estatus de la asignación de fondos y desembolso de fondos federales para la reconstrucción de la isla se ha visto afectado por los eventos de las pasadas semanas. “Esperamos que una vez las aguas lleguen a su nivel, se reanuden los procesos para liberar el bloque de fondos CBDG-DR y los fondos de FEMA que darán paso a obras de construcción pertinente. En este momento histórico en el que nos encontramos, el gobierno y el sector privado tienen la responsabilidad de procurar un ambiente de negocios donde reinen la certeza de los procesos y la transparencia. Solo así, podremos lograr fortalecer el nombre de Puerto Rico en las esferas federales, modernizar la infraestructura, reactivar la economía, crear empleos y construir una isla de progreso, con oportunidades para todos”, aseguró.  

SI TE INTERESA: En la gala de la AGC-PR

Y esa es precisamente una de las alternativas que propone una de las principales voces de la industria de la construcción en la isla: maximizar los fondos federales asignados a Puerto Rico. Según la AGC-PR, esto permitirá brindarle a la ciudadanía servicios esenciales confiables a un costo competitivo, incluyendo las áreas de carreteras, vivienda, agua potable y alcantarillados y energía eléctrica, entre otras. Además, esta nueva infraestructura hará una isla más fuerte para enfrentar desastres naturales y permitirá un crecimiento socioeconómico. De igual manera, Abrams entiende que los esfuerzos de privatización, mediante P3s, son parte esencial de la ecuación porque dará paso a que empresas privadas se interesen en trabajar con el gobierno para que este cumpla con su responsabilidad de garantizar servicios de primera. 

“El desarrollo económico a través de la construcción tiene características muy peculiares. En primer lugar, el impacto de un dólar invertido en la construcción es inmediato. Alrededor de los proyectos de construcción se crean microeconomías que constan de pequeños empresarios que le brindan servicios y productos directamente a ese proyecto. El impacto de la inversión también se siente a través de todos los sectores de la economía, desde consumo al detal hasta los suplidores de materiales y servicios de construcción, trasportación, finanzas, seguros y manufactureros de puertas y ventanas. La inversión en construcción resulta en obra permanente que da paso a crecimiento económico y poblacional. Es decir, para lograr actividad y desarrollo económico sostenible, es necesario invertir en obras de construcción que nos conviertan en un destino atractivo para vivir, visitar y hacer negocios”, aseveró.

SI TE INTERESA: Regresa “La Subasta”

Sobre las oportunidades de empleo en la construcción y hacia quiénes van dirigidas, el experto manifestó que han ido aumentando a medida que los fondos federales han ido entrando y las obras de construcción han comenzado. “Durante el pico de la inversión del programa Tu Hogar Renace, para reparaciones temporeras en las viviendas afectadas por los huracanes Irma y María, se estimó que el empleo en la construcción pudo haber llegado a 50 mil plazas. A medida que esos proyectos han ido terminando, el empleo se ha estabilizado en unas 30 mil plazas”. 

De hecho, según Abrams las proyecciones indican que a medida que los fondos federales continúen llegando, los puestos de trabajo en la construcción podrían llegar hasta 100 mil. Ahora que la entrada de fondos se proyecta sea más paulatina, y no “de cantazo”, como describe el presidente, la industria estará más capacitada para satisfacer la demanda sin tener que hacer esfuerzos extraordinarios. 

SI TE INTERESA: Así fue la celebración de Premio Obras Cemex 2019

La AGC-PR ha entrado en acuerdos colaborativos con instituciones académicas y el Departamento de Educación para adiestrar a hombres y mujeres que quieran ser parte de la industria de la construcción y de la transformación de Puerto Rico. “Al final del día es una satisfacción tremenda saber que uno fue parte de una obra que servirá a la población y aportará a una mejor calidad de vida por muchos años. “Puerto Rico se reconstruirá con manos y mentes de aquí, ese es nuestro objetivo”, expresó Abrams. 

A pocos meses de concluir su término como presidente de la AGC-PR, Abrams define la oportunidad de dirigir la Asociación como “una experiencia de vida”.

“La oportunidad de trabajar por la industria en la que he crecido como persona y profesional, y de velar por la estabilidad de empleo de miles de personas que componen el sector de la construcción tiene un valor incalculable”. 

A modo de conclusión, el ingeniero hizo un llamado a contratistas generales y profesionales del sector  a “ continuar trabajando por Puerto Rico”, la Asociación, los empleados y la gente. “Tenemos el privilegio de dejar un legado muy importante de obras de infraestructura para el beneficio de nuestra población”.