Noticias - Opinion

Reconstrucción insuficiente

Por: Dr. Fernando Abruña

En Puerto Rico la discusión sobre la sostenibilidad y resiliencia es importante, pero igual o más importante es el concepto de mantenimiento. Sirva como ejemplo el caso de la Escuela Ecológica de Culebra, la primera Eco-Escuela pública de Puerto Rico, inaugurada en 2006 a través de la Autoridad de Edificios Públicos y el Departamento de Educación. La escuela fue premiada como la Obra de Construcción más importante del año por el Colegio de Ingenieros y Agrimensores de PR. Fue, además, premiada por la EPA (Environmental Protection Agency) con el más alto honor que esta agencia otorga, el Environmental Quality Award. Entre sus muchos logros, fue la primera en tener una micro red energética, incluir un sistema de cosechas de aguas de lluvia y generar parte de su electricidad por medio de placas fotovoltaicas. 

La Eco-Escuela fue diseñada con un sistema eléctrico de doble redundancia, que incluye la conexión convencional a la Autoridad de Energía Eléctrica. En caso de que esta fallara, entraría a operar el sistema fotovoltaico con baterías. En caso de que este se dañara, la opción sería una planta de emergencia de diésel. ¿Qué sucedió durante el huracán? La escuela se quedó sin servicio por falta de mantenimiento a los sistemas de redundancia para resiliencia que se diseñaron y construyeron en la escuela. Para poder utilizarla como refugio hubo que trasladar una planta de emergencia desde la isla grande a esta.

SI TE INTERESA: Dialogando verde: Sostenibilidad post Navidad

Lo mismo sucedió con el sistema de agua. Además de la conexión al sistema de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados, la escuela está dotada con un sistema de cosechas de aguas de lluvia con una capacidad de más de 30,000 galones. Al fallar los tres sistemas eléctricos, las bombas para impulsar el agua en las cisternas quedaron desprovistas de energía. 

¿Moraleja? Cualquier discusión, asignación de fondos, políticas públicas para la reconstrucción de Puerto Rico deberá tener como condición "sine qua non", la inclusión de fondos recurrentes para el mantenimiento de cualesquiera obras de sostenibilidad o resiliencia.

El autor es arquitecto practicante, catedrático retirado de la Escuela de Arquitectura de la UPR, "fellow" del American Institute of Architects, fundador y pasado presidente del US Green Building Council del Caribe y la autoridad reconocida sobre el tema en Puerto Rico.