Noticias - Banca Hipotecaria

Señales positivas en la banca hipotecaria

Por: Jomar José Rivera Cedeño| jomar.rivera@gfrmedia.com

Miles de familias sin hogar, ejecuciones hipotecarias y estructuras vulneradas, fueron el resultado del paso del huracán María por la isla el 20 de septiembre de 2017. Dos años después de que el 100 por ciento de la isla quedara a oscuras, la industria de la banca hipotecaria comienza a ver la luz. 

“La situación hipotecaria en Puerto Rico, como muchos otros sectores enfrenta retos. Sin embargo, veo grandes oportunidades y me siento optimista por eso”, comenzó diciendo el –por segunda ocasión- presidente de la Mortgage Bankers Association of Puerto Rico, Silvio López. “Cuando miramos números pre María y los comparamos con los de hoy, sin duda, hay señales positivas. Yo creo que también vemos un sector más activo. Siempre he dicho que no podemos depender de que el gobierno venga a salvarnos porque se pierden un poco las esperanzas. Nos toca a nosotros, las diferentes asociaciones, poner nuestro grano de arena y no solo asegurarnos y preocuparnos por los temas exclusivos de la industria hipotecaria, sino por todo lo que guarda relación con la isla, su desarrollo económico y los problemas sociales que enfrentamos hoy”, añadió. 

SI TE INTERESA: FirstMortgage te orienta sobre las ventajas del refinanciamiento

“Cuando María nos golpeó se atendió un número significativo de moratorias. Pero alrededor del 80 por ciento de los clientes (Popular Mortgage) que se acogieron a las diferentes alternativas de moratorias lograron reinstalarse. Al principio nos costó un poco de trabajo porque los bancos no estábamos preparados para atender esa ola de clientes que entraron en problemas y crisis económica, pero estoy convencido de que se han hecho esfuerzos enormes, la situación se ha estabilizado y se ha logrado bastante”, precisó el también gerente de la división de Popular Mortgage. 

Asimismo, el ejecutivo detalló que en cuanto a las delincuencias de 90 días o más, todavía se encuentran por encima de lo que estaban previo al fenómeno atmosférico, pero ese número se ha ido reduciendo. “Llegaron a estar en un 25 por ciento, ahora están con un 18 y estoy seguro de que en unos meses más vamos a estar en mejores niveles. La delincuencia de 30 días o más ahora está por debajo de como estaba antes de María. Así que ahí hemos visto una recuperación bastante buena”, dijo. 

SI TE INTERESA: Moratorias versus refinanciamiento

Desde el 2018 se vaticinaron tiempos de grandes oportunidades para la banca hipotecaria, tiempos de crecimiento en la actividad económica de la industria de la construcción (a pesar de que siempre se habló de una recuperación lenta), ¿eso se ha materializado? 

“Eso no se ha materializado porque gran parte iba a depender de dos fuentes de capital adicionales. Primero íbamos a ver los pagos de las compañías de seguros por reclamaciones después del huracán y también de esos ocho millones de dólares que se le habían asignado a Puerto Rico. Esto no solamente iba a mejorar la industria de la vivienda. También iba a generar una cantidad de empleos significativa”, respondió. 

Aún así, López aclaró que “esto no es un problema de la industria hipotecaria, es un problema de Puerto Rico y no podemos pretender que un negocio como el de los bienes raíces crezca en una economía que se está achicando. Se espera que esos fondos que van a entrar creen un movimiento económico y creen una oportunidad para la construcción de proyectos nuevos. Eso hasta ahora no lo hemos visto, pero la data que estamos recuperando nos da esperanza y positivismo”. 

SI TE INTERESA: FirstMortgage orienta sobre moratorias automáticas para sus préstamos

“El puertorriqueño quiere tener su casa”

Seguro de que el mercado “está y seguirá en plena recuperación”, López mencionó que, a pesar de que los préstamos cerrados se encuentran por debajo de la cifra del 2016, el 2018 fue el año con más ventas de unidades existentes desde el 2013. 

“Para ese año (2016) existían una serie de programas, incluyendo los bonos de ‘Mi Casa Propia’. Hoy día, el mercado está compuesto de 80 por ciento compraventas. Es decir, ha habido un incremento en el interés de adquirir una casa propia. Por eso, en Popular Mortgage hemos desarrollado la iniciativa de “Prepárate y compra” para educar y orientar al pueblo en el proceso”, sostuvo. Además, “con los fondos que van a llegar, habrá un crecimiento económico y una reacción”, agregó. 

Otro tema que genera mucho interés es el del valor de las propiedades. Sobre esto, el ejecutivo dijo que la institución bancaria ha realizado un estudio con las tasaciones recientes y este arrojó que los valores se han ido estabilizando. “Hemos llegado a un nivel de estabilización y si todo continúa en el camino que vamos, pues tendremos un mercado de incremento y mejoramiento”. 

SI TE INTERESA: FirstBank y Habitat for Humanity of Puerto Rico transforman un hogar en Loíza

Son precisamente estas pequeñas señales de estabilidad las que han llevado a los puertorriqueños a tomar una decisión en cuanto a adquirir un hogar propio. 

“Llevamos 13 años de recesión en Puerto Rico. Muchas personas optaban por alquilar en vez de comprar, quizás por miedo a invertir en un mercado donde los precios continuaban reduciéndose. Sin embargo, en los últimos años hemos visto un poquito más de confianza. El puertorriqueño quiere tener su casa y está evidenciado. El ‘homeownership rate’ en la isla es de 68.5 por ciento. Es más alto que todos los Estados Unidos y Europa”, apuntó. 

Intereses atractivos 

“El momento de comprar es ahora”, propuso el presidente. Según las comunicaciones más recientes del Sistema de la Reserva Federal, los intereses de las propiedades han bajado significativamente. “Por ahora están sumamente atractivos y deben quedarse así por lo que resta de año”, abundó. 

SI TE INTERESA: FirstBank anuncia plan de alivio económico ante el coronovirus

Sobre la construcción de proyectos nuevos en la isla, el banquero reiteró que “los más recientes han tenido buena aceptación. Sin embargo, nos hemos sentado con algunos desarrolladores auscultando la posibilidad de construir más proyectos y no creen que sea viable. Los cambios y acontecimientos que hemos tenido últimamente en el gobierno han creado un poco de ansiedad entre los inversionistas. Ahora solo resta ver qué pasará con todos esos fondos que deberían llegar y que Puerto Rico necesita”.

Como parte de la Junta de Directores de los Constructores de Puerto Rico, López dijo que eso es un gran reto porque luego del huracán María la gente tomó más conciencia de que hay que vivir en una estructura adecuada para la isla que constantemente se encuentra amenazada por el azote de un fenómeno atmosférico.  

“Tenemos que asegurarnos de mover a las personas que así lo necesiten a propiedades libres de construcciones informales y que no están preparadas para un evento atmosférico de la magnitud del que vivimos hace dos años”. 

En cuanto a la visión como presidente de la Mortgage Bankers Association, indicó que, al igual que la de muchos profesionales que conforman la industria, es trabajar para un mercado que cada vez se vea más sólido, relevante y viable. “A la misma vez, que nos preocupemos por nuestros clientes y buscar alternativas para proveerles un hogar propio”, concluyó.