Noticias - Actualidad

“Those Pedro houses”

Por: Sofía Muñoz Puig

Las cerca de 40 propiedades vacacionales, de entre 2 mil a 6 mil pies cuadrados, que ha diseñado y construido el arquitecto y desarrollador puertorriqueño Pedro Rodríguez Flores en la isla municipio de Culebra, permanecen intactas estructuralmente tras los huracanes Irma y María. 

¿Por qué estas estructuras, construidas en los últimos 30 años, resistieron dos fenómenos climatológicos cuyas ráfagas de vientos sobrepasaron las 150 millas por hora? 

Podría decirse que la manera de diseñar y construir del “Arquitecto de Culebra”, como le llaman al socio del National Trust for Historic Preservation y miembro del Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico, es un modelo a seguir.  

“Those Pedro houses”, así solía referirse sobre las casas del arquitecto, una americana dueña de propiedades vacacionales en Culebra. Su comentario, cargado de sarcasmo, nacía de lo impecable que estaban construidas las residencias. 

“Una buena construcción comienza desde los cimientos, especialmente si se trata de una estructura de madera. Hay que conectar las columnas a ese cimiento, en vez de usar placas conectadas a las columnas por tornillos. Es imperativo usar en vez algo que sea fuerte. Por ejemplo, para conectar las columnas a los cimientos de las casas de Culebra, usamos “straps” de acero galvanizado en zona costera -algo bastante común- pero más costoso que las placas comerciales más livianas”, indica Rodríguez Flores. 

SI TE INTERESA: Derek Jeter mantiene en venta su Castillo en Nueva York

Pero, ojo, esta alternativa conlleva “precaución y precisión” para integrarlo adecuadamente antes del fundido del hormigón. “Se debe anclar la estructura compuesta por los “straps” hasta unas 18” de profundidad al cimiento. Es crucial que el cimiento en su refuerzo tenga los aros de acero para que la estructura sea capaz de resistir los esfuerzos y no explote. Muchos de los postes que explotaron por estos dos huracanes en Puerto Rico, es porque no tenían el acero adecuado”. 

Estructuras de dos pisos

Cuando se trata de estructuras de dos pisos, el arquitecto enfatiza en el uso de una columna íntegra que vaya de un piso a otro y cuya medida debe ser mínimo de 4” x 4” por el largo necesario de un nivel a otro. “Algo similar a la construcción común norteamericana donde se usa lo que se conoce como el "Balloon Framing", que incorpora piezas mucho más livianas (2x4). Pero esta técnica, que también se usa aquí, en casas todas de madera, no provee la rigidez estructural de una columna de madera 4x4. Al vivir en una isla tropical expuesta a vientos huracanados y movimientos sísmicos, hay que tener una pieza de madera sustancial continua, desde los cimientos al techo”. 

SI TE INTERESA: Estrena la primera pantalla 3D Cinema LED

Techos en aguas 

El elemento común de la mayoría de estas estructuras es que están hechas en hormigón con bloque, pero con techos de madera mayormente en cuatro aguas. Precisamente uno de sus sellos distintivos es diseñar techos de dos o cuatro aguas, tratando de recrear la nostalgia caribeña, como se observa en la isla de San Bartolomé por reglamento de edificación. Pero este tipo de techo no solo cumple con lo estético y ambiental, sino que su forma triangular lo hace mucho más fuerte. “¿Cómo deformas una pirámide? El techo de cuatro aguas no es otra cosa que una pirámide y, si lo anclas debidamente, no va para ningún lado. Si hiciéramos el techo en dos aguas, entonces requeriría el uso de tensores para que no se abra, cosa que puede suceder por los vientos extremos”, afirma. 

Los techos de las residencias culebrenses están fabricados en una composición de tres capas de madera, comenzando con una primera de madera tratada machihembrada. Encima va “plywood” de ¾” para proveer rigidez estructural en el caso de torsión, luego va la capa de la impermeabilización y, encima, una plancha de metal corrugado para crear una barrera térmica. Esta última se manda a hacer del largo completo del techo, en una sola pieza, lo que hace una diferencia estructural extraordinaria. 

SI TE INTERESA: Usarán capacete rosado por el cáncer de seno

“El truco es atornillar estas planchas de metal corrugado a 6” en todas las orillas y a 12” en el resto, para mejor resistencia a los vientos de un huracán”.  

Aleros y conexiones

Se les ha atribuido a los aleros el hecho de que los techos se levanten, “pero me confirmó mi ingeniero estructural que esto no es cierto, que lo que causa que se levanten es si hay una falla en las conexiones. 

Y claro, si la casa tiene una falla en una ventana o puerta, se mete el viento adentro y se presuriza la estructura y entonces el techo, sin anclajes adecuados, se puede levantar. Algunos techos con aleros cogidos con dos clavitos, definitivamente pueden sufrir daños si hay una fuerza provocada en ese borde por una fuerte ráfaga”. 

“Son las conexiones estructurales adecuadas que proveen continuidad a una estructura para transmitir las cargas (como del techo a la viga y sus conectores correctos, por ejemplo). Las malas conexiones y/o la falta de conexiones adecuadas es lo que permitiría que se levante el techo”, explica. 

SI TE INTERESA: Alejandro Abrams, presidente de la Asociación de Contratistas Generales-PR 2019

Anclajes y continuidad de diseño

Un anclaje típico de estas residencias lleva una viga doble para reforzar el factor de seguridad en el punto de la columna donde las dos vigas se conectan al anclaje. El experto, advierte considerar en el presupuesto de construcción clavos de acero inoxidable para asegurar aún más el ensamblaje. 

Para Rodríguez Flores el elemento más importante en un diseño es comenzar con un orden estructural y la continuidad de los componentes mediante conexiones adecuadas, lo que se logra con anclajes comerciales, según diseñado por el ingeniero estructural. 

La casa de madera que diseñó en el sector Punta Aloe ha resistido huracanes, desde Hugo hasta los más recientes. Esta construcción posee una magistral continuidad estructural. “Incluso, estuve allí cuando hubo un terremoto y aunque se sintió el impacto, no le sucedió nada a la estructura”.