Noticias - Actualidad

¿Tormenteras de malla?

Por: Jomar José Rivera Cedeño| jomar.rivera@gfrmedia.com

Con más de 12 años en el mercado, y tras haber revolucionado los Estados Unidos, México, Australia y Japón, llega a Puerto Rico una innovadora tecnología en protección contra huracanes. 

“Había descubierto las tormenteras de malla hace un tiempo en un viaje de negocios durante el pico de la Temporada de Huracanes 2017 en el estado de la Florida”, cuenta el ingeniero David Mora, presidente de San Miguel Windows. “Justo cuando estábamos preparándonos para el lanzamiento en el 2017, vino el huracán María y nos retrasó los planes”, abundaba al añadir que lo que llamó su atención del producto fueron los espacios donde estaban instaladas, “eran áreas donde no se puede colocar otro tipo de tormenteras”. 

Con una versatilidad incomparable, gracias a su composición de tela híbrida patentada de alta resistencia y nylon cubierto de resina de polipropileno que provee protección total contra vientos, agua y objetos transportados por el viento, ahora podrás proteger tu propiedad con este producto que resiste huracanes categoría cinco, sin el extenuante trabajo y tiempo de instalación que requieren las tormenteras tradicionales. 

SI TE INTERESA: Ibérica celebra su "grand opening"

“Es extremadamente fuerte. Utiliza el mismo material de los chalecos antibalas. Además, resiste fenómenos atmosféricos de la magnitud del huracán María y sobrepasa las 1,200 libras de presión. Otra de sus fortalezas es que es impermeable y no permite el paso directo del agua”, asegura. 

Según Mora, la instalación de las tormenteras de malla es “sencilla”, solo necesitas un destornillador y en solo minutos puedes tener todo el sistema instalado.  

Tras el paso del huracán María, la necesidad de la Isla provocó una escasez de materiales de construcción y de emergencia, atrasando la entrega de tormenteras, entre otros productos y materiales. Para ello, Mora informó que San Miguel cuenta "con material de 'stock'. Debido al alto volumen en producción, los tiempos de instalación pueden variar, comenzando en 8 a 10 semanas. Una vez se normalice la situación, esperamos poder entregar en solo dos semanas”.