Noticias - Actualidad

Tu lista de cotejo para una casa segura

Por: Jomar José Rivera Cedeño| jomar.rivera@gfrmedia.com

Tras la amenza del huracán Dorian de tocar nuestra zona y en plena temporada alta de huracanes, se hace imperativo mirar a tu alrededor, tu casa, tu vecindario, y reforzar aquellas áreas susceptibles. 

“En mi opinión, el huracán María (2017) nos dio una lección de lo que resiste y lo que no resiste”, dice el ingeniero Héctor J. Cruzado de Jackland, compañía especializada en servicios de ingeniería civil e ingeniería estructural. “Las residencias de hormigón resistieron en su inmensa mayoría. Sin embargo, hay que reconocer que  todo el mundo no puede pagar una casa de concreto ni pueden pagar un ingeniero, que le diseñe y le supervise la construcción de su casa”. 

Por otro lado, “las propiedades más vulnerables son las casas de madera y en su mayoría, el punto más débil es el techo. Sin duda, el momento de haber actuado fue durante la etapa de construcción. Tal vez haber usado más tornillos o haber usado arandelas más grandes. Así el techo sería más resistente. Pero no es algo que pueda saberse a simple vista. Mi recomendación es que no pasen huracanes en casas de madera. Aún cuando una casa de madera haya resistido el huracán María, es posible que otro huracán más débil someta esa casa a vientos más fuertes. Pues entran en juego otros factores, como por ejemplo, la ubicación de la residencia con respecto al ojo del huracán. Por lo tanto, no se confíe en que su residencia pasó María”, añade. 

SI TE INTERESA: En la gala de la AGC-PR

Qué hacer ante la amenaza de un fenómeno atmosférico 

_ Lo primero es saber si vives en una zona inundable e identifica las rutas de desalojo en tu zona. 

_ Verifica si las puertas y ventanas de tu residencia están aptas para el embate de los vientos. De no estarlo, refuérzalas con tormenteras. Las ventanas de tu casa deben estar fijas con tornillos de 3'' a 4'' de largo y que no falte ninguno. Sus lamas deben cerrar herméticamente. Durante el huracán todas las ventanas deben estar cerradas.

_ Poda los árboles y arbustos que representen peligro.

_ Recoge todo artefacto a la intemperie que pueda convertirse en un proyectil con los fuertes vientos.

_ Limpia los desagües y canales. Usa una tela metálica en la boca del desagüe que permite que el agua drene pero que no se llene de basura.

_ Revisa tu póliza de seguro.

_ Vigila en todo momento el nivel del agua cercana a tu casa.

_ En condominios, establezcan un plan de preparación comunal. Inspeccionen las condiciones estructurales del edificio, su sistema eléctrico, filtraciones, cisternas y elevadores. Establezcan un registro de las personas que permanecerán en el condominio.

SI TE INTERESA: Regresa “La Subasta”

_ Amarra cualquier equipo que tengas en el techo o en los alrededores, incluyendo árboles grandes con cables forrados de goma y ánclalos a tierra.

_ Habitación segura. Ante una advertencia o vigilancia de huracán, organiza la habitación segura en el lugar menos expuesto al exterior preparado con tormenteras y suministros, o escoge un área con pocas ventanas como pasillos y baños, en donde toda la familia pasará el fenómeno.

_ Conexiones estructurales. Revisa con tiempo las conexiones estructurales de tu casa de madera. El techo, paredes, piso y cimientos deben estar unidos por anclajes de metal que se consiguen en las ferreterías con sus catálogos de cómo utilizarlos. Hay anclajes para cada conexión. Los techos de madera a cuatro o dos aguas, son resistentes a la succión del viento.

_ Deslizamientos de tierra. Ante el paso de un huracán, los terrenos se saturan. Comunícate con la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y desaloja el lugar en caso de deslizamientos. Los vecindarios deben organizarse con un plan de preparación contra huracanes para funcionar sin ayuda por lo menos durante tres días. 

SI TE INTERESA: Así fue la celebración de Premio Obras Cemex 2019