Noticias - Opinion

Un material no corrosivo para reforzar el concreto

Por: Ing. Guillermo Álvarez Cartañá | atscements@gmail.com

No se sabe con precisión quién descubrió o utilizó por primera vez el hormigón. Lo que sí se reconoce es que el hormigón se empleaba en Asia y en Egipto desde hace miles de años. Que en Grecia existieron acueductos y depósitos de agua hechos con este material, cuyos vestigios aún se conservan. Además, existen indicios que permiten afirmar que utilizaron caliza calcinada que mezclaron con arcilla cocida y agua. Por otro lado, los romanos lo emplearon en sus grandes obras públicas y extendieron su uso por todo el imperio.

Muchos se preguntan cómo es posible que los hormigones romanos todavía se mantengan en pie, cuando en la actualidad observamos estructuras de hormigón que han sufrido serios deterioros con un periodo de existencia muchísimo menor. ¿Será que los hormigones de los romanos eran mejores que los hormigones modernos? La respuesta es no. Sus hormigones no estaban reforzados con acero.

De entre las principales propiedades del concreto está su alta capacidad para soportar diversas cargas de compresión. Las cargas a las que se someten los elementos estructurales generan sobre ellos esfuerzos diversos como la compresión. 

SI TE INTERESA: Todo sobre las fianzas en proyectos de construcción

En construcción, compresión se refiere al estado tensional provocado en un elemento por dos fuerzas opuestas aplicadas en sentido axial y que tienden a acortarlo. Y las estructuras de los romanos trabajaban fundamentalmente a compresión, por eso usaron tanto el arco y la bóveda, los elementos de hormigón no tenían acero de refuerzo, en consecuencia, no se da el deterioro de la corrosión, que sería el responsable de hasta un 70% de los problemas estructurales en el hormigón.

La construcción del siglo XXI

Los retos de la construcción moderna, el recurso humano, los costos de los materiales, así como los costos del financiamiento de las obras, nos exigen ser más eficientes en la ejecución. Además, el desarrollo sostenible se ha convertido en uno de los principales debates del mundo contemporáneo. 

Se suma a la ecuación los temas de durabilidad y resiliencia, como factores determinantes en la selección de materiales para asegurar que el producto final tenga un ciclo de servicio más largo que lo que se experimentó en el siglo 20. Puesto que existe un llamado contundente para la construcción de estructuras más resilientes con capacidad de soportar el embate del calentamiento global y el cambio climático que ya son problemas de carácter mundial.

SI TE INTERESA: Consideraciones al remodelar tu apartamento

Sin duda, todos los días, a todas horas, en algún lugar, se está construyendo un piso o pavimento de hormigón sobre tierra o sobre en un “metal deck” , típicamente con gruesos de 4”a 6” para recibir tráfico vehicular o peatonal. Y en nuestros dibujos de construcción casi siempre vemos un refuerzo de acero como “wire mesh” , varilla #3 o #4 y esto requiere comprar el acero e instalarlo. ¿Te imaginas no tener que hacerlo y aún así lograr una mejor calidad de pavimento o piso, hacerlo en menos tiempo y de una manera más económica? Eso puede lograrse con la fibra de hormigón estructural Forta Ferro, un producto cuyo nombre literalmente significa “tan fuerte como el hierro”. 

Ahora se están utilizando fibras como material de refuerzo para aumentar la resistencia del hormigón. Es más barato que el acero, al mismo tiempo induce una gran resistencia y durabilidad en el concreto. También, este material ha demostrado ser una alternativa perfecta al refuerzo de acero, lo que ayuda a reducir el costo de construcción de varias estructuras en losa sobre “slab”, o rasante.

SI TE INTERESA: Vitrales: Un regalo de luz y color

Recuerda que los materiales los tenemos que importar, que todo lo importado cuesta más por su peso (y el acero es muy pesado), además que siempre está sujeto a fluctuaciones de precio dramáticas parecidas a las del petróleo y ante eso, no tenemos defensa. 

Por lo tanto, en la manera en que podamos reemplazar el acero de refuerzo de nuestras construcciones, ganaremos mayor eficiencia y ahorraremos tiempo y dinero.

Al reemplazar el acero de refuerzo por Forta Ferro ya no ocurrirá el deterioro de tu hormigón de piso por corrosión de acero y lograrás un refuerzo tridimensional, algo que jamás se podría lograr con el acero de refuerzo. 

Ten en cuenta que el hormigón es un material que trabaja de manera excelente en compresión pero es muy flojo en tensión, por lo tanto, es la fibra de Forta Ferro la que sirve para trabajar la tensión de manera tridimensional. 

¿Recuerdas a las construcciones de los romanos que mencioné al principio? Si insertas miles de partículas de acero en tu hormigón, el peligro del deterioro por corrosión siempre estará latente. En contraste, Forta Ferro es una fibra de material sinténtico que nunca se descompondrá. En otras palabras, no se corroerá.

SI TE INTERESA: Herencias en condominios y urbanizaciones

Beneficios la fibra 

1. Nuestro equipo de ingeniería diseña la dosificación que se adapta a las condiciones de tu obra.

2. Es muy fácil de echar al camión de hormigón  en obra.

3. Mezcla de manera uniforme en el hormigón, sin crear pelotas de fibras.

4. No ofrece resistencia en la superficie al pasar las flotas.

5. Excelente acabado de cepillo sin exposición de fibras.

6. Puedes extender los espacios entre juntas de expansión, lo cualresulta en ahorros importantes.

En resumen, en todo lo que sea pisos de hormigón sobre tierra, podrías reemplazarle el acero de refuerzo por un producto como Forta Ferro, con un ahorro sustancial en el costo inicial. Pero estamos hablando de mucho más a largo plazo, cuando eliminas por completo la causa principal o el origen del desarrollo del deterioro en el hormigón por corrosión: el acero de refuerzo.

Hace unos días trascendió en prensa escrita las pésimas condiciones de la infraestructura pública, pero lamentablemente, una mirada a la infraestructura privada revela que la misma no está en mejores condiciones tampoco. ¿Tiene arreglo? Yo digo que la respuesta está en manos de nuestros diseñadores, en el compromiso de nuestros constructores y en la voluntad de los dueños de los proyectos. 

SI TE INTERESA: Limitaciones a la contratación de parientes y titulares en condominios

En el siglo XXI sí es posible construir con tecnología que extiende la vida útil y el ciclo de servicio de nuestras estructuras, para que nuestras inversiones capitales -públicas o privadas- represente el mejor uso posible de cada centavo y cada recurso económico. 

Esta y muchas otras tecnologías avanzadas para construir, reparar, preservar y proteger el hormigón en nuestro entorno tropical solo lo encuentras en Álvarez Trading /ATS Cements donde nos especializamos en conocer tus necesidades y proveerte las opciones que se ajusten a tu presupuesto y tiempo disponible, siempre con la meta de ofrecerte soluciones concretas, de larga durabilidad. Comunícate con el Ing. Guillermo Álvarez Cartañá y su equipo técnico a través del 787-727-1663 también en su correo electrónico: atscements@gmail.com.