Noticias - Actualidad

Una década de cambios para la industria inmobiliaria

Por: Alfredo Rivera Pizarro, MSPR | Dr. Properties

Entre los años 2010 al 2019 la industria inmueble nos ha dejado una serie de enseñanzas que no podemos olvidar en Puerto Rico. Al cerrar una década, tenemos muchos retos y oportunidades que analizar para continuar con la recuperación de tan vital industria. No podemos olvidar que todos somos consumidores inmobiliarios.

Entre las lecciones que hemos aprendido están: 

1. En Puerto Rico una propiedad vale lo que un comprador está dispuesto a pagar por ella.

2. Muchas veces la primera oferta de compra que se presenta para una propiedad es la primera, la última y la mejor que se recibe.

3. Con el precio de las propiedades no se juega. La falta de transparencia impide y retrasa las transacciones inmobiliarias.

4. El poder de negociación estriba principalmente en los compradores y arrendatarios de un bien inmueble.

5. En nada vale la pena mentir en un proceso de financiamiento hipotecario. Además de ser fraude federal, puede ser el comienzo de una errónea transacción inmobiliaria y muchos tropiezos legales y financieros a corto y largo plazo.

SI TE INTERESA: Estrenan herramienta digital

6. No todos los mercados se recuperan gradualmente. Todavía hay mercados que van a seguir devaluando como otros que por su naturaleza única seguirán apreciando su valor.

7. En Puerto Rico no deben existir 78 Centros de Recaudación de Ingresos Municipales.

8. No se le debe imponer impuestos a las transacciones inmobiliarias. Esto va en contra de los consumidores y la recuperación paulatina del mercado.

9. El Gobierno Central, la Legislatura y los municipios deben prestar más atención a la solución de los múltiples problemas inmobiliarios que nos afectan. 

10. El Censo de E.U. estimó en el 2017 en más de 344,000 el número de unidades residenciales vacías. Esto representa un 22% del universo de 1.5 millones de unidades aproximados que existen en la isla.

11. De las 1,222,606 casas ocupadas en Puerto Rico, 837,529 (68.5%) la viven los propietarios y 385,077 (31.5%) están ocupadas por inquilinos. 

12. Entre los años 2010 al 2018 perdimos un 14% de la población.

SI TE INTERESA: El Colegio de Arquitectos y Arquitectos Paisajistas de Puerto Rico elegirá nueva Junta de Gobierno

13. Mientras la industria y el Gobierno no trabajen juntos en algún modelo cooperativo tipo “cluster”, se hará más lenta y difícil la recuperación inmobiliaria de Puerto Rico.

14. De 1.6 millones de unidades residenciales que existían en Puerto Rico hace 10 años, para el 2019, 100,000 unidades han desaparecido debido al vandalismo desmedido al que fueron sometidas.

15. Los estorbos públicos seguirán en aumento y representan una seria amenaza de seguridad y valoración para las comunidades.

16. Casi el 60% del valor de las unidades residenciales en Puerto Rico está por debajo de los $150,000.

17. El 40% de las unidades residenciales están con algún tipo de gravamen hipotecario.

18. El 55% de las unidades arrendadas en Puerto Rico paga un canon de renta menor a los $500.00 mensuales.

19. Los consumidores han aprovechado los ciclos de intereses bajos para comprar, refinanciar para bajar la tasa de interés anual o realizar un “streamline” en las unidades aseguradas o garantizadas por las agencias federales.

SI TE INTERESA: Celebrarán debate enfocado en la reconstrucción de Puerto Rico

20. Puerto Rico sigue siendo la jurisdicción americana con precios más bajos y atractivos, oportunidad que la diáspora no debe desperdiciar.

Con esta información invito a que cada puertorriqueño reflexione sobre los retos y oportunidades que los cambios del mercado representan. Los cambios favorecen y perjudican tanto a los dueños de propiedades como a los arrendadores. 

Aquellos que están en la búsqueda de una residencia principal es el momento de dar el paso y comprar. Los precios favorables en muchas áreas y las bajas tasa de interés permiten hacer una mejor adquisición que hace una década.

Les invito a que se asesoren con su profesional de confianza para que puedan tomar la mejor decisión según las condiciones del mercado. 

El primer paso que siempre procede es una precalificación hipotecaria completa con su originador hipotecario de confianza (MLO).

El autor es corredor y profesor de bienes raíces en Puerto Rico y Florida y originador de hipotecas en Puerto Rico afiliado a Equity Mortgage. Para más información, puedes llamar al 787-587-7600.