Noticias - Opinion

Una nueva Ley de Condominios

Por: Alfredo Martínez-Álvarez Jr.| Vicepresidente de la Asociación de Constructores de Puerto Rico

Si bien es cierto que el invertir en bienes raíces es una de las mejores decisiones que una persona puede tomar, también es cierto que conlleva una serie de responsabilidades que hay que conocer antes de dar el paso. Esto requiere que conozcamos bien las leyes y reglamentos vigentes en Puerto Rico y dentro de los condominios para una buena convivencia. 

Actualmente, en Puerto Rico se está discutiendo el Proyecto de la Cámara de Representantes 1874 que crearía una nueva Ley de Condominios. La ley vigente data del 1958 y las últimas enmiendas se aprobaron hace 15 años. Esta iniciativa legislativa podría impactar hasta 250 mil dueños de apartamentos en todo Puerto Rico.

La Asociación de Constructores de Puerto Rico -que representa a desarrolladores de proyectos de vivienda, comerciales, industriales y hoteles desde el 1951- apoya la iniciativa legislativa de actualizar la Ley de Condominios. Del mismo modo, favorecemos que se apruebe una ley que asegure los mejores intereses y el bienestar de los propietarios.

SI TE INTERESA: Filtraciones en mi apartamento, ¿ahora qué?

Entendemos que esta iniciativa de la Legislatura de Puerto Rico debe perseguir mayor activismo vecinal, es decir fomentar la participación de los miembros de la comunidad, la cual generalmente se concentra en unos pocos. También apoyamos la eliminación del requisito de unanimidad de los titulares para llevar a cabo obras necesarias para mantener y mejorar la propiedad. Estas mejoras, que deben ser evaluadas conforme a la diversidad de la comunidad para lograr un balance, son necesarias para mantener el valor de la propiedad del inmueble, o sea la inversión de los condóminos. Las obras para mantener y modernizar los condominios crean actividad económica y empleos, mientras ayudan a preservar la belleza, los valores en el mercado y el atractivo de los vecindarios y las comunidades donde ubican. 

Las inversiones en bienes raíces son un componente importante de nuestra economía. No solo en términos de compras y ventas, si no de alquileres a largo y a corto plazo, los cuales crean actividad económica más allá de los límites de los condominios. Estos alquileres, sobre todo aquellos a corto plazo, fomentan el turismo, sirven a los estudiantes y facilitan el intercambio cultural y comercial. Por lo tanto, es importante abrir espacio para que el consejo de titulares de cada condominio pueda regular el asunto de los arrendamientos y que los requisitos estén disponibles para el conocimiento de los dueños y potenciales inversionistas. 

SI TE INTERESA: Aclara tus dudas sobre el reciclaje en los condominios

Hacemos un llamado a la Legislatura a perseguir una legislación clara y precisa que sirva las necesidades colectivas de los propietarios y fomente la inversión. Una legislación que garantice los mejores intereses y el bienestar de los individuos dentro de sus comunidades, y que contribuya a crear actividad económica y a mantener el atractivo de nuestros barrios y vecindarios.