Noticias - Arquitectura

Una oda a la naturaleza en la cima coameña

Por: Perla Sofía Muñiz Puig / Especial para Construcción

Esta estancia de hormigón expuesto es un oasis paradisiaco de 1,400 pies cuadrados, dedicado al esparcimiento. Desde el tope de una montaña del barrio Pulguillas en Coamo, los propietarios, una pareja de profesionales, respiran la naturaleza en todo su esplendor.  

Este proyecto se concibió para ser como “otras rocas más” que reposan en el paisaje. “Diseñamos tres volúmenes principales en hormigón expuesto, acomodados en la topografía de la montaña. El primero define las zonas públicas de la casa (sala, comedor, cocina, y terraza) y abre a los tres lados utilizables del punto del solar, desde donde se aprecian las vistas hacia la costa sur de Puerto Rico”, explica el arquitecto Miguel Calzada, cuya firma Miguel Calzada Arquitectos, estuvo a cargo del diseño.

El segundo volumen, viene a ser uno de apoyo que incluye la zona de descanso, servicios, dos dormitorios, baños y lavandería. Estos volúmenes están colocados uno al lado del otro para formar un patrón entre sí que da paso al paisaje y al aire libree.

SI TE INTERESA: Estos son los ganadores de la XV Bienal de Arquitectura y Arquitectura Paisajista del CAAPPR

Hay un tercer volumen  que está a unos seis metros adicionales de altura en la montaña. Aquí se encuentra la cabaña de huéspedes, con una habitación, baño y cocineta. Desde un balcón y patio que dan hacia el oeste,  también se aprecia una vista sin igual.  

“Lo más importante para nosotros como firma fue lograr un espacio de descanso e integrar el diseño como una parte más de la montaña. Lo que nos caracteriza como diseñadores es que preferimos y utilizamos los materiales en su estado natural”, afirma Calzada. Los arquitectos capitalizaron en la relación directa y de apertura entre el diseño y la naturaleza.  Todos los espacios abren en su totalidad a los patios y a la montaña.

“Los techos de tres aguas tipo catedral y su longitud fueron un reto de construcción, en el sentido de no tener estructura intermedia que permitiera el flujo continuo del espacio interior”, admite el arquitecto.

SI TE INTERESA: La casa que se mueve con el sol

Los materiales se utilizaron, en su mayoría, en su estado natural: hormigones expuestos al interior y exterior, plafones en madera sellada (tabloncillo), puertas interiores forradas en madera con su color natural y piedra blanca en los topes de baños y cocina. Todas las puertas y ventanas de la periferia son en celosía de aluminio “para permitir la ventilación continua del espacio interior. En los patios, las zonas con piso duro son en piedra de laja”.

La casa se integra totalmente a la naturaleza con una fluidez precisa entre los espacios exteriores de la terraza, el balcón y los patios (tanto el lateral como el inferior). Estas áreas se relacionan completamente al interior a través del uso de puertas plegadizas.

“La propiedad se pensó en términos de minimizar el uso de infraestructura externa, por tanto se diseñó pensando en lograr ventilación cruzada de todos los espacios, uso de cisterna y el aprovechamiento completo de los patios y áreas verdes alrededor de la misma; además de un control absoluto de la entrada de luz solar a través de las celosías, voladizo y terrazas”, confirma el experto.

SI TE INTERESA: Premian la excelencia en la arquitectura

Sobre Miguel Calzada Arquitectos

Calzada y Arquitectos es una firma laureada dedicada a brindar soluciones de arquitectura, interiorismo, gerencia de construcción, urbanismo, planificación, remodelaciones y permisología. Con oficina en Condado, su equipo de profesionales cuenta con una cartera extensa de clientes a nivel residencial, comercial e institucional. Información: Facebook Miguel Calzada Arquitectos; 787-272-8202.